Inicio MEDIO ORIENTE Cuáles fueron las reacciones al acuerdo anunciado por Trump entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos

Cuáles fueron las reacciones al acuerdo anunciado por Trump entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos

Por Iton Gadol
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- El histórico anuncio del presidente estadounidense Donald Trump de haber logrado un acuerdo entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos, bajo el nombre de los Acuerdos de Abraham, generó reacciones de todo tipo en la política internacional. Desde la euforia de funcionarios israelíes y norteamericanos, pasando por el sorpresivo elogio por parte de Egipto, hasta el repudio por parte del Hamas y parte del mundo árabe, el mundo está intentando todavía comprender las implicancias que tendrá este acuerdo para la geopolítica de Medio Oriente.

Al anunciar el acuerdo, Trump escribió en Twitter: «Un GRAN avance hoy. Un acuerdo de paz histórico entre nuestros dos GRANDES amigos, Israel y los Emiratos Árabes Unidos!». Minutos después, el primer ministro Benjamin Netanyahu citó el mensaje de Trump, agregando el lema «Día Histórico».

Por su parte, el gobernante de facto de los EAU, el Jeque Mohammed bin Zayed Al Nahyan, emitió una declaración menos eufórica en Twitter, diciendo que se logró detener la «anexión israelí de los territorios palestinos, agregando que «también los EAU e Israel también acordaron cooperar y establecer una hoja de ruta hacia el establecimiento de una relación bilateral».

Sin embargo, el ministro de Relaciones Exteriores del país árabe fue más directo, reconociendo que «los Emiratos Árabes Unidos están empleando su decisión para las relaciones normales con Israel». Dijo que el país lo hacía «con valiente iniciativa, para preservar las posibilidades de una solución de dos estados», y añadió que la nación «pide la reanudación de las negociaciones entre los palestinos y los israelíes, y se compromete a trabajar con los amigos para establecer la seguridad y garantizar la estabilidad de la región».

A pesar del optimismo del acuerdo, que se abre negociaciones para un acuerdo de paz y relaciones diplomáticas formales, desde Abu Dhabi anunciaron que el país no considera establecer una embajada en Jerusalem.

El Secretario de Estado de EEUU Mike Pompeo lo describió como «un día histórico y un significativo paso adelante para la paz en el Medio Oriente». «Estados Unidos espera que este valiente paso sea el primero de una serie de acuerdos que pongan fin a 72 años de hostilidades en la región», agregó.

Hablando con los periodistas después del anuncio, Trump sugirió que se esperaban más avances diplomáticos entre Israel y sus vecinos musulmanes en la región. «Están sucediendo cosas de las que no puedo hablar», expresó.

Otro país que respondió rápido ante la noticia del acuerdo fue Egipto, país que mantiene relaciones con Israel desde 1979. El presidente egipcio Abdel Fattah al-Sisi celebró la negociación entre los dos países. «He seguido con interés y aprecio la declaración conjunta entre los Estados Unidos, los Emiratos Árabes Unidos e Israel para detener la anexión israelí de tierras palestinas y tomar medidas para lograr la paz en Oriente Medio», dijo Sisi en Twitter. «Valoro los esfuerzos de los encargados del acuerdo para lograr la prosperidad y la estabilidad de nuestra región», completó el mandatario.

Por su parte, el grupo terrorista Hamas, que controla la Franja de Gaza, llama al acuerdo de Abu Dhabi «una puñalada en la espalda de nuestro pueblo».

El movimiento terrorista de la Jihad Islámica también repudió el acuerdo: «Aquel que nunca ha apoyado a Palestina con una bala debería avergonzarse de sí mismo ya que se está sometiendo a la más baja de las criaturas. Nos entristece profundamente el acuerdo entre los Emiratos Árabes Unidos e Israel y afirmamos que la normalización es sumisión y no cambiará los hechos del conflicto».

Por el lado israelí, el canciller Gabi Akshanazi afirmó que «la estabilidad en Medio Oriente, reducir las amenazas a la seguridad y promover acuerdos con nuestros vecinos son los objetivos que me he planteado. El anuncio de la normalización con los Emiratos Árabes Unidos es importante y proporciona oportunidades para nuevos acuerdos». «Felicito al PM Netanyahu por el acuerdo. Agradezco al Presidente Trump y a mi colega Pompeo por sus esfuerzos. Celebro la decisión de poner fin a la anexión unilateral y me comprometo a examinar en detalle la Iniciativa de Paz Trump, plenamente equilibrada, con los países de la región», agregó.

Otro funcionario israelí que se expresó ante el acuerdo fue el presidente Reuven Rivlin. A través de su cuenta de Twitter, señaló que «el acuerdo entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos es un hito importante y estratégico para nuevas oportunidades en nuestra región». «Espero que este paso también conduzca al fortalecimiento de la confianza entre nosotros y los pueblos de la región, y a un entendimiento amplio y estable entre todos nosotros», concluyó.

Incluso desde la oposición al primer ministro Netanyahu se celebró el acuerdo. El líder del partido de ultraderecha Yamina, Naftali Bennett, celebró el acuerdo y felicitó al jeque Muhammad bin Zaid por su «liderazgo». «Israel tiene mucho que aportar a la región y es bueno que las relaciones entre los dos países ya no sean rehenes de la negativa palestina», expresó el exministro de Defensa israelí.

Al mismo tiempo, las autoridades israelíes afirmaron que la congelación de los planes de anexión de Cisjordania era sólo temporal, ante el rechazo de sectores que esperaban que se llevase adelante la aplicación de la soberanía en el corto plazo. «Israel sigue comprometido con la anexión de partes de Cisjordania», dijo un alto funcionario israelí. «La administración Trump pidió suspender temporalmente el anuncio [de aplicar la soberanía] para implementar primero el histórico acuerdo de paz con los Emiratos Árabes Unidos».

El jefe del Consejo Regional de Beit El, Shai Alon, dijo en respuesta que Netanyahu ha traicionado a los colonos judíos, ya que muchos esperan que el acuerdo de paz resulte en el retraso por parte de Israel de su plan de anexar. «Nos engañaron. Nuestro futuro está en Judea y Samaria y en la valiente decisión que deben tomar nuestros líderes, no en los acuerdos que se firman hoy y que no significarán nada mañana. Hemos sido traicionados», dijo Alon en una declaración.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat