Inicio LATINOAMERICA Presidente de la Comunidad Judía de Chile: “Queremos darle a Boric la oportunidad de que muestre su pensamiento”

Presidente de la Comunidad Judía de Chile: “Queremos darle a Boric la oportunidad de que muestre su pensamiento”

Por Iton Gadol
0 Comentario

En una entrevista con la Agencia AJN, Gerardo Gorodischer afirmó que están “trabajando desde hace mucho con el fin de poder abrir puentes y canales de comunicación, para que la comunidad pueda vivir tranquila su judaísmo en Chile”.

Agencia AJN.- El presidente de la Comunidad Judía de Chile, Gerardo Gorodischer, afirmó en diálogo con la Agencia AJN que desean darle al presidente electo Gabriel Boric “la oportunidad de que muestre efectivamente cuál es su pensamiento”.

Gorodischer se refirió a las opiniones de Boric manifestadas en el pasado con una visión crítica hacia el Estado de Israel y destacó: “La comunidad judía no está asustada, pero sí está preocupada respecto de cuál puede ser el futuro de la relación de Chile con Israel”.

Gorodischer consideró que cada vez que se genera la confusión entre el gobierno israelí y la comunidad judía local, “se levanta una ola de antisemitismo o situaciones contra los judíos”.

“Queremos que la comunidad judía en Chile, y que todos los miembros de ella, una comunidad que de por sí es diversa, porque hay personas de derecha y de izquierda, puedan vivir tranquilos”, pidió.

-¿Cómo están las cosas en Chile y qué se está viviendo desde lo comunitario?
-Estoy muy agradecido con toda la comunidad regional latinoamericana y la dirigencia, que han estado preocupados y muy cercanos a los acontecimientos que están pasando en Chile. Todos nos están mandando buenas vibras para poder construir y seguir avanzando en Chile de acuerdo a los nuevos escenarios. Desde la mirada realista, todavía no pasó nada en Chile, ya que el nuevo presidente asume el 11 de marzo, por lo que hoy en día son situaciones relacionadas con la especulación de posibles gabinetes. Pero desde el punto de vista comunitario, yo diría que estamos esperando y observando cuidadosamente. El anteriormente diputado y ahora presidente electo, el Sr. Boric, ha tenido manifestaciones bastantes duras con respecto al Estado de Israel. Y básicamente yo diría que se deben a que una arista de su manera de pensar o ver el movimiento en el cual está presente, que es bastante de izquierda y que estaba muy cercano al partido comunista y a partidos que son de la nueva izquierda chilena. Y también estaba muy cercano a la causa palestina, dado la influencia que han tenidos ahí miembros de la comunidad palestina cercana al partido comunista. Desde ese punto de vista, la Comunidad Judía no está asustada, pero sí está preocupada respecto de cuál puede ser el futuro de la relación de Chile con Israel. Nosotros como institución hemos tenido en su momento conversaciones con su comité, con su grupo más cercano, antes de ser electo, y claramente hay una disposición de entender, de conocer y de eventualmente, tal cual como lo hizo a través de todo su proceso de campaña, de ir aprendiendo y generando nuevas instancias de opinión para las cuales tal vez tenga algún grado de adaptación para su visión del tema del conflicto israelí-palestino, que es uno de los temas que a nosotros más nos preocupan. Lo que tengo que dejar en claro es que no se ha pensado por parte de su grupo más cercano de que se vaya a terminar la relación entre Chile e Israel, eso está dicho por gente muy cercana a él, que no está dentro de ningún plan por el momento.

-De hecho la embajadora de Israel en Chile, Marina Rosenberg, apenas se conocieron los resultados saludó al presidente electo, por lo que hay respuestas tratando de sortear las posibles dificultades, que pueden ser parte de una campaña….
-Yo creo que más que de una campaña, hay un tema de desconocimiento de algunas cosas de la historia, o de tener el conocimiento de un solo lado de la historia, de una cara de la moneda. Quizás no es culpa de él y a lo mejor es culpa nuestra, de no haberle explicado nuestra visión para que Boric pueda hacerse una opinión distinta. Pero yo creo que hay que ser realistas, la Comunidad Judía en Chile es sumamente pequeña en comparación a la población total. Es cierto que hemos tenido grandes aportes, lo que nos enorgullece, y hoy en día somos el 0,1% de la población de Chile, pero recientemente salieron en los diarios los aportes de los adultos mayores, y hay casi 9 judíos. Y es lo que decimos siempre, que la Comunidad Judía de Chile ha estado aportando a la sociedad. El mensaje de la embajadora y el que hicimos nosotros como comunidad, tiene que ver con que si bien hay diferencias y para nosotros es importante y tratar de entender las visiones, para nosotros hay mucho que aportar, desde el punto de vista de Israel hacia chile, desde la Comunidad Judía de Chile hacia la sociedad chilena, de la que somos parte. Y seguir construyendo en conjunto para poder avanzar y mostrar y opiniones distintas, y generando caras distintas para que el presidente se haga una mirada diferente de la que tiene. Y creo que es nuestra mirada en general es más positiva que negativa, en una relación en la que ambos países y gobiernos pueden trabajar de forma unida para el desarrollo social. No hay que olvidar que hoy en día Israel es un ejemplo de diversidad, aceptación, discusión y diálogo, cosa que el presidente electo en Chile también lo va a tener que aplicar.

-Imagino que se hace difícil separar las cosas, teniendo en cuenta que tal vez haya una cuestión ideológica en contra del Estado de Israel y ustedes, que son la comunidad judía local, sumado a la población palestina más importante afuera de Medio Oriente.
-Es uno de los temas que ha ocurrido acá, de hecho en septiembre, cuando empezaron las elecciones primarias, hubo algunos dichos de parte de Boric con respecto al Estado de Israel, en los que mezcló a la comunidad judía con los israelíes y los judíos, y un grupo de mujeres le mandaron una carta, eran más de 500 mujeres de la Comunidad Judía de Chile, y le dijeron que querían explicarle la situación. Y él las escuchó y entendió que hay una diferencia entre los judíos chilenos, con los israelíes y el gobierno de turno. Es decir, de fondo se hizo esa diferencia que a veces en la sociedad en general no se hace. Y en este tipo de cosas es importante diferenciar.

twit

-¿Existen canales de acercamiento y de diálogo con el presidente electo?
-Hay que ser súper transparentes en esto. Lo que Boric dijo ya está dicho y no se puede negar, el vínculo de nuestra comunidad con el Estado de Israel también es innegable y siempre vamos a defender al Estado de Israel. Aquí muchas veces depende con lo que pasa con el gobierno de turno y en ese sentido se genera y se produce la confusión. Pero cada vez que se genera esa confusión lo que ocurre es que se levanta una ola de antisemitismo o situaciones contra los judíos locales, por eso es muy importante que desde el punto de vista de un líder, que escuchó, aprendió y entendió la diferencia, por eso es muy importante no hacer comentarios sin medir ni calcular el efecto que pueden tener en la población chilena de origen judío. Yo creo que este es un proceso que hay que verlo, trabajarlo y darle la oportunidad de que muestre efectivamente cuál es su pensamiento. Yo creo que es un tema de falta de información y de no tener el otro lado de la mirada, que no quiero decir que nuestra mirada sea 100% verdad con respecto a lo que pasa, pero por lo menos va a poder tener la opción de comparar. Con respecto a tu pregunta te digo que sí, nosotros estamos trabajando desde hace mucho con el fin de poder abrir esos puentes y esos canales de comunicación para estar cerca del eventual poder, pero no para ejercerlo, sino para cuidar a la comunidad y para que pueda vivir tranquila su judaísmo en Chile. Eso es lo que a nosotros nos preocupa y es nuestro principal objetivo, que la comunidad judía en Chile, y que todos los miembros de ella, una comunidad que de por sí es diversa, porque hay personas de derecha y de izquierda, puedan vivir tranquilos. Los judíos podemos pensar diferente en el ámbito de la política y la sociedad chilena, y es absolutamente normal y natural que eso ocurra, lo que sí es muy importante es que nos mantengamos con respeto y sin polarización, porque eso nos puede pegar en la historia como nos ha pegado en Chile. Eso es lo que no podemos permitir.

-¿Pudo conversar con su pares regionales sobre este tema?
-Sí, yo estoy muy agradecido de los líderes regionales. Ayer tuve una reunión con el Congreso Judío Latinoamericano en pleno, liderado por su presidente, también estaba Claudio Epelman y los distintos miembros viendo cómo estábamos, querían saber los detalles, cómo lo veíamos, cómo se sentía la comunidad; en el fondo, estar cerca y ponerse a disposición y generar lazos. No hablar de apoyo, sino básicamente ponerse a disposición para saber que contamos los unos con los otros, y eso es sumamente importante y satisfactorio, y yo estoy muy agradecido de eso. También el Comité Judío Americano ha estado muy cerca nuestro en ese sentido. Hemos estado realmente apoyados.

-¿Cómo transcurrió el último año de la vida judía en Chile? ¿Hubo aliá (inmigración a Israel)?
-La vida judía en Chile es relativamente normal, Tenemos movimiento Masortí hasta movimiento Jabad, incluso hay reformistas, lo cual le da una gama importante a los miembros de nuestra comunidad, pueden practicar su judaísmo en forma tranquila. A partir de 19 de octubre de 2019 se empezó a poner un poco más compleja la situación en Chile. No solamente económica, sino también por un tema de violencia, por un tema de necesidades sociales, y donde se empezó a ver una insipiente alza en el tema aliá. En el año 2020, después con la pandemia tuvimos un incremento del cien por cien. En ese sentido hay que ser súper claro: de 25 personas pasamos a 50. Se calcula que el año va a terminar con 120 personas que hicieron aliá, de los cuales 50, en el mes de junio lo hicieron por ideología religiosa, porque esperaban poder practicar o ejercer su judaísmo de una forma más plena en Israel que en Chile.

-Pero en porcentaje creció con respecto a los dos últimos años…
-Sí, ha ido creciendo. Lo judíos no solamente se van a Israel, se van a otros lados también, a Estados Unidos, España, Francia, y en esto es igual que el resto de la sociedad chilena; mucha gente ha tomado la decisión básicamente por el futuro de sus hijos de emigrar a Estados Unidos, España, Francia. Y yo diría que en porcentajes más o menos es igual al porcentaje de la sociedad chilena.

-¿Cómo ha sido la vida judía en el último año?
-La vida judía en los últimos meses ha estado marcada básicamente por la guerra con Hamás en el mes de mayo. La señora Embajadora ha hecho un trabajo intenso, en términos de acercar a Israel, con la colaboración de Covid, aguas y un sin número de otras tecnologías, trayéndolas a al país para poder ayudar a Chile en algún sentido y viceversa, también transferir a Israel algunos conocimientos de lo que aquí ocurre en Chile en algunos aspectos, como la minería, entonces había un intercambio muy lindo y muy profundo. Yo diría que eso fue muy fuerte y se entendió muy bien hasta abril, Israel fue un faro de salud y de vida por el tema Covid. Después vino el tema del conflicto, donde claramente ahí nuevamente se recrudeció la imagen de Israel en la sociedad chilena. Y de ahí saltamos al tema la primaria que estaba Jadue contra Boric, donde se levantó mucho el tema del antisemitismo de Jadue y yo diría que comenzó a flotar un tema no menor, de anti-israelismo, donde si vamos a la definición de la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto, creció el anti-israelismo y eso genera mucha gente que no entiende la diferencia con los judíos. Así el antisemitismo ha subido en Chile.

-¿Frente a qué situación cree que estamos?
-Como chileno, estamos ante un escenario nuevo, un escenario del cual estamos viendo ahora: joven presidente electo, el cual está armando un gabinete en el cual pretende dar tranquilidad, donde está, de alguna manera, regulando o mesurando su forma de sus planteamientos y donde ha ido equilibrando y donde ha ido midiendo sus palabra de como él pretende hacer las transformaciones en Chile. Y yo quiero dejar algo en claro: son necesarias y muy necesarias, creo que el tema de la salud, el tema de la educación, el tema de las pensiones, son temas que se tienen que arreglar, que se tienen que solucionar porque son un tema real de la gente en Chile.

-Las expresiones que tuvo el presidente electo quedaron grabadas, pero desde la comunidad, ¿se puede pasar una hoja e ir adelante?
-Sí, yo creo que es difícil mirar la hoja y seguir para adelante. Pero de la dirigencia comunitaria, que estamos en el rubro político, debemos ponerle aceite, porque tenemos que entender que hay que darle la oportunidad a la gente de poder informarse y cambiar eventualmente de opinión, y poder trazar un nuevo camino conjunto, yo creo que eso es muy valioso. La comunidad está muy preocupada, pero yo creo que todos los chilenos están preocupados en ese sentido por un montón de escenarios que se vienen. La comunidad también es parte integrante de la sociedad chilena, por su distribución política diversa te diría que es igual a la chilena, pero con la connotación del Estado de Israel. En ese sentido yo creo que darle la oportunidad y nosotros darnos la oportunidad de tener la capacidad de explicar y dar nuestra visión y poder construir un país conjunto. Nosotros como comunidad judía chilena vamos a seguir trabajando por este país, y ayudando a nuestros hermanos chilenos que convivimos y es la misma sociedad en que vivimos y queremos hacer un mundo mejor. Los valores judaicos no van a cambiar por la persona que está arriba, sino que tenemos que tratar de trasmitir y hacerle creer que podemos construir en conjunto.

-“Pasar la hoja” significa que existan espacios para reparar lo ocurrido en base a un esfuerzo compartido, y que la comunidad realmente pueda tener la tranquilidad que debe tener cualquier ciudadano chileno…
-Yo creo que la comunidad judía de Chile tiene que estar tranquila pero atenta. No estoy diciendo no vamos a decir que las cosas están fáciles, son tiempos más complejos de lo normal… para los judíos cuándo han sido fáciles. Vamos a tratar nosotros como entidad techo de poder generar los espacios de conversación, diálogo, para poder asegurar la comunidad judía de Chile, y darle la seguridad de que cada uno puede ejercer su judaísmo o practicar su judaísmo con seguridad y tranquilidad, eso es lo que vamos a pretender.

Escuchá el podcast de la entrevista completa:
Anchor:
https://anchor.fm/daniel-berliner/episodes/Entrevista-al-presidente-de-la-Comunidad-Juda-de-Chile-e1c4g8k

Spotify:
https://open.spotify.com/episode/1GBlnAUx4YpmkzObESZxsw?si=LZjdqVN_T6-rhYSOYIW71A

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat