Inicio LATINOAMERICA Mensaje por Rosh Hashaná 5781 de la Embajadora Marina Rosenberg*

Mensaje por Rosh Hashaná 5781 de la Embajadora Marina Rosenberg*

Por Iton Gadol
0 Comentario

Estamos terminando el año 5780 y abriendo paso al año 5781, en una transición muy distinta a las que hemos vivido en el pasado, pero marcada por el espíritu de esperanza y fe que nos caracteriza.

Los últimos seis meses hemos debido cambiar nuestra forma de vida, reemplazando el contacto personal cara a cara, por una nueva forma de conectarnos, a través de la tecnología. Esta nueva realidad ha afectado también la vida judía, reemplazando los espacios físicos de encuentro por espacios virtuales.

Sin embargo, creo que las instituciones judías y cada uno de los miembros de la comunidad, han dado un ejemplo de que nuestra identidad va mucho más allá de nuestros edificios.

Pero esta capacidad de conectarnos a la distancia no es algo nuevo en la esencia judía, y bien lo saben los judíos que, desde Chile, o desde cualquier rincón del mundo se conectan a diario con Israel, y vibran a la distancia como si estuviesen en Jerusalén, Tel Aviv o Haifa.

Es por esto que en nombre del Estado de Israel quiero invitarlos a seguir conectados con la vida judía y con nuestra patria histórica, introduciéndonos en estas Altas Fiestas en un estado de reflexión que no tiene fronteras de tiempo o espacio.

En vísperas de este nuevo año, saludar a toda la comunidad judía y a todas las instituciones judías, deseándoles que tengan un año de progreso y de vida judía activa, y que el anhelo común de paz se haga realidad.

Este año 5780 está terminando con noticias promisorias para Israel y los judíos, tras anunciarse hace poco un acuerdo con Emiratos Árabes Unidos, para el desarrollo de relaciones diplomáticas plenas.

Esperamos que este acuerdo abra el camino para una nueva era de relaciones entre Israel y los países árabes moderados, aprovechando todas las potencialidades que ofrece la cooperación internacional.

Finalmente, los invito a seguir trabajando para fortalecer de nuestra identidad judeo-sionista, con un sentido de unidad y mutua colaboración, para seguir avanzando en nuestro permanente desafío de mejorar el mundo.

Shaná Tová umetuká, shnat SHALOM.

*Embajadora de Israel en Chile

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat