Inicio ISRAEL Unos 220 israelíes fueron advertidos sobre cuentas extranjeras no declaradas

Unos 220 israelíes fueron advertidos sobre cuentas extranjeras no declaradas

Por Iton Gadol
0 Comentario

Itongadol/AJN.- A principios de noviembre, 220 israelíes recibieron una carta de la Autoridad Tributaria informándoles que se les había abierto un expediente de impuesto sobre la renta tipo 93, como empleados asalariados con ingresos del extranjero.

Se pidió a los destinatarios de las cartas que presentaran declaraciones de impuestos que se remontan al año correspondiente para ellos. La carta terminaba: «Le deseamos suerte y esperamos que cooperen con nuestra oficina».

La buscada «cooperación» es en la práctica una demanda de la Autoridad Fiscal de Israel, encabezada por Eran Yaacov, a los israelíes que recibieron las cartas para revelar todos los ingresos que han ocultado hasta la fecha en cuentas bancarias en el extranjero. Cada carta tenía un año diferente del cual informar y una oficina de asesor fiscal diferente, adaptada individualmente de acuerdo con la información recibida. Pero el significado de cada carta era el mismo: la Autoridad Tributaria de Israel le dice a cada destinatario que han sido atrapados en sus cuentas bancarias en el extranjero y ahora tienen la oportunidad de informarlo. Se les ha abierto un archivo de impuestos sobre la renta y ahora se espera que declaren sus ingresos.

Más adelante en la carta, bajo el título «Explicación sobre la presentación de informes para quienes tienen una cuenta bancaria fuera de Israel», la Autoridad Fiscal de Israel explica a los destinatarios: «De los datos en posesión de la Autoridad Fiscal, parece que tiene una cuenta en una corporación bancaria fuera de Israel y, por lo tanto, debe presentar un informe anual a la Autoridad Tributaria».

La Autoridad remite a los beneficiarios a las disposiciones de la Sección 131 de la Ordenanza del Impuesto sobre la Renta, según la cual una persona física residente en Israel debe, entre otras cosas, presentar un informe anual a la Autoridad Fiscal, si se cumple una de dos condiciones: ser titular de una cuenta en una corporación bancaria fuera de Israel cuyo saldo en el ejercicio fiscal supere los 1,87 millones de NIS, y los ingresos generados en la cuenta superen los 337.000 NIS en el ejercicio fiscal; y la tenencia de la cuenta en una corporación bancaria fuera de Israel en la que crecieron los ingresos por los cuales los anticipos de impuestos no se pagaron legalmente”, según publicó el portal Globes.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat