Inicio ISRAEL Posibilidades de Netanyahu aumentan porque Sa’ar no recomienda a nadie

Posibilidades de Netanyahu aumentan porque Sa’ar no recomienda a nadie

Por IG
0 Comentario

AJN/Itongadol.- Los esfuerzos del primer ministro Benjamin Netanyahu para recibir el primer mandato del presidente Reuven Rivlin para formar un gobierno recibieron un impulso el lunes, cuando el Partido Nueva Esperanza de Gideon Sa’ar no recomendó a ningún candidato.

Fuentes en Yamina dijeron que la estrategia de Sa’ar y el jefe de Yamina, Naftali Bennett, es permitir que Netanyahu reciba el primer mandato y falle y luego permitir que Bennett tenga más facilidad para formar un gobierno.

Netanyahu cuenta con el apoyo de los 52 diputados del Likud, Shas, Judapísmo Unido de la Torá y el Partido Sionista Religioso. Ra’am (Lista Árabe Unida) podría decidir darle a Netanyahu cuatro más.

En tanto, el Partido Hadash en la Lista Conjunta anunció que ninguno de sus tres diputados respaldaría al líder de la oposición Yair Lapid.

Rivlin comenzó sus consultas con las 13 facciones de la Knesset en la residencia del presidente el lunes por la mañana. Los primeros en llegar fueron los representantes del Likud, Amir Ohana, Tzachi Hanegbi y Ophir Akunis, quienes recomendaron formalmente a Netanyahu que formara el gobierno y discutieron con Rivlin durante más de media hora.

«La principal consideración que me guiará es encomendar la tarea a un miembro de la Knesset que tenga la mejor oportunidad de formar un gobierno que cuente con la confianza de la nueva Knesset», dijo Rivin. «Así es como han actuado todos los presidentes israelíes anteriores, así es como actué yo en las elecciones anteriores y así es como actuaré ahora».

Ohana objetó y dijo que las elecciones del 23 de marzo fueron una clara victoria para Netanyahu y Likud. Señaló que la única vez en la memoria reciente que se eligió a un líder del partido para formar un gobierno que no recibió la mayor cantidad de votos fue cuando Kadima venció al Likud por solo un escaño en 2009 y el entonces presidente Shimon Peres le pidió a Netanyahu que formara un gobierno en lugar de a la jefa de Kadima, Tzipi Livni.

«El Likud es, con mucho, la facción más grande y el primer ministro Netanyahu tendrá la mayor cantidad de recomendaciones, por lo que no hay duda de que tendrá la mejor oportunidad de construir un gobierno», dijo Ohana a los periodistas después de reunirse con Rivlin.

Después de que Azul-Blanco anunciara que sus ocho diputados respaldarán a Yair Lapid, este contará con el apoyo de 45, incluidos representantes de Yesh Atid, Yisrael Beytenu, Avoda y Meretz.

Cuando los representantes de Yesh Atid vinieron y argumentaron que Lapid debería recibir el mandato, Rivlin señaló que Netanyahu recibió casi el doble de votos.

«No veo en este momento cómo Lapid podría formar un gobierno», les dijo Rivlin.

Una fuente cercana a Rivlin le dijo a The Jerusalem Post en la residencia del presidente que cuando Rivlin tocó ese punto, aún no sabía que Hadash había decidido no respaldar a Lapid.

Rivlin les advirtió a los representantes de Azul y Blanco que podrían terminar necesitando una quinta elección.

El respaldo de Azul y Blanco a Lapid se produjo más de un año después de que el partido se dividiera en una pelea entre sus líderes, Benny Gantz y Lapid. Gantz se contuvo con su respaldo hasta ahora y consideró respaldar al líder de Yamina, Naftali Bennett, en un esfuerzo por evitar que Netanyahu forme el próximo gobierno.

«Continuaremos haciendo todo lo posible para asegurar que se forme un gobierno honesto y que el mandato no vaya a Netanyahu, que está ocupado con su juicio», dijo Gantz. «Hago un llamado a todo el bloque de cambio para que recomiende a Lapid para evitar que Netanyahu reciba el mandato».

Lapid agradeció a Gantz y dijo que el apoyo de su partido era «parte de la curación y el cambio que tanto necesita el Estado de Israel».

Dos de los tres partidos en la Lista Conjunta, Hadash y Balad, han rechazado a Lapid, pero Ta’al, que tiene dos legisladores, aún no se ha decidido. Lapid llamó al líder de Ta’al, Ahmad Tibi, para pedirle su apoyo, que junto con los seis de Nueva Esperanza, podría darle 53, uno más que los que cuenta Benjamín Netanyahu.

Los representantes de Yamina, Ayelet Shaked y Matan Kahana, recomendaron a su líder, Naftali Bennett. Cuando Rivlin preguntó quién era su segunda opción, se negaron a responder, pero expresaron interés en recibir de Rivlin el próximo mandato para formar un gobierno si el primer candidato no tiene éxito.

«Naftali Bennett tiene la mejor oportunidad de formar un gobierno», dijo Shaked.

Rivlin se reunirá con las facciones en orden de tamaño, comenzando con Likud, seguido de Yesh Atid, Shas, Azul-Blanco, Yamina, United Torah Judaism, Labor, Yisrael Beytenu, el Partido Sionista Religioso, Joint List, New Hope, Meretz y Ra’am (Lista Árabe Unida).

El presidente anunciará quién recibirá su mandato el martes, cuando se tomará juramento de la nueva Knesset, o el miércoles, teniendo en cuenta qué candidato recibió la mayor cantidad de recomendaciones, pero decidiendo en función de quién podría formar mejor un gobierno estable.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat