Inicio ISRAEL Nanotecnología israelí podría reducir los efectos secundarios de la quimioterapia

Nanotecnología israelí podría reducir los efectos secundarios de la quimioterapia

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- Los científicos afirman que una nueva tecnología israelí podría reducir drásticamente los efectos secundarios de los tratamientos contra el cáncer, incluida la quimioterapia, al hacer posible la dosificación precisa de fármacos que actualmente se administran a todo el cuerpo.

El invento también podría revivir numerosos tratamientos que hoy se consideran inseguros y permitir a los médicos aumentar las dosis de algunos medicamentos existentes, sugiere el equipo del Instituto Tecnológico Technion-Israel en una investigación recientemente revisada por pares.

El objetivo principal del estudio -y el único tema del estudio del equipo del Technion en animales- son los inhibidores, que son fármacos que bloquean los factores de crecimiento que activan las células cancerosas. Pero en las pruebas de laboratorio se incluyó un pequeño número de quimioterapias que resultaron prometedoras, según el equipo, lo que indica que la tecnología también podría utilizarse algún día para reducir los efectos secundarios de la quimioterapia.

Los medicamentos de precisión se consideran una forma prometedora de tratar el cáncer, pero un reto importante es la tecnología necesaria para administrar el medicamento a las células cancerosas sin llevarlo a otras partes del cuerpo.

Las partículas denominadas nanotransportadores -también un ingrediente clave de la mayoría de las vacunas contra el coronavirus- hacen bien su trabajo. Pero cada nanotransportador es compatible con una gama limitada de fármacos, y solo hay unas pocas docenas disponibles, lo que significa que la gran mayoría de los medicamentos no pueden administrarse como medicina de precisión.

Un equipo de ingeniería biomédica del Technion afirma haber inventado un nuevo nanotransportador, lo ha probado en condiciones de laboratorio y en ratones, y ha llegado a la conclusión de que es probable que haga posible la nanoadministración de muchos fármacos.

«El nuevo nanotransportador nos ha permitido tratar con éxito a ratones con un medicamento que normalmente no puede utilizarse debido a sus intensos efectos secundarios», afirmó, según las fuentes de The Times of Israel, el profesor Yosi Shamay, jefe del laboratorio que realizó la investigación.

Su equipo administró a los ratones Trametinib, un fármaco que actualmente solo puede utilizarse en pacientes con melanoma y en dosis mínimas debido a su toxicidad. Los ratones recibieron lo que se considera una dosis segura. Los ratones que lo recibieron como fármaco normal no mejoraron, mientras que los que lo recibieron a través de la administración dirigida de nanotransportadores acabaron con tumores más pequeños.

Comentó Shamay: «Este nanotransportador podría permitirnos utilizar fármacos potencialmente salvadores que simplemente no han sido viables porque los efectos secundarios para la dosis necesaria son demasiado intensos. Esto es emocionante». Las pruebas de laboratorio indican que funcionará con muchos fármacos y en una amplia gama de cánceres».

«Es más, esto podría hacer que los fármacos existentes fueran más eficaces. Como hoy en día tenemos que limitar las dosis de algunos fármacos debido a los efectos secundarios, la administración de precisión que elimina la preocupación por los efectos secundarios puede permitir dosis mayores y, por tanto, más eficaces», dijo.

El laboratorio de Shamay inventó la partícula mediante un proceso poco habitual. Construyó un robot y lo programó para probar diferentes combinaciones de materiales tras unirlos mediante distintas reacciones químicas.

«Al dar un gran paso en la química robótica, hemos abierto nuevas oportunidades para los medicamentos», explicó Shamay.

«Hasta ahora, la mayoría de los fármacos tienen que administrarse como medicamentos normales por vía oral o inyectados, lo que significa que acaban en todo el cuerpo. Si esto ocurre, el 99% del fármaco va a las células sanas y menos del 1% al tumor.

«Este nuevo material nos permite administrar los fármacos con gran precisión en los tumores sólidos. Los efectos secundarios derivados de que el fármaco acabe en otra parte del cuerpo pueden reducirse considerablemente.

«Y si se pueden reducir los efectos secundarios también se pueden aumentar las dosis -ya que las dosis suelen estar determinadas para limitar los efectos secundarios-, se puede aumentar el rendimiento de un fármaco», dijo.

Shamay dijo que las pruebas iniciales de la capacidad del nanotransportador para mantener su carga útil -el fármaco que se está probando- segura y en forma estable fueron posibles mediante un método basado en la luz. Si el fármaco es estable, cuando se le ilumina, casi no emite luz.

Llevó a cabo este proceso de pruebas de laboratorio con 30 fármacos, en su mayoría inhibidores, con un pequeño número de tratamientos de quimioterapia. Todos fueron estables en el nanotransportador, lo que, según Shamay, sugiere que el nanotransportador funcionará con muchos fármacos. Su objetivo es llevar a cabo más pruebas y conseguir la aprobación reglamentaria, inicialmente para los inhibidores y posiblemente para las quimioterapias más adelante.

Shamay dijo: «Si todo va bien, en cinco años tendremos pacientes a los que se les administrará nuestro material. Esto podría tener un efecto muy positivo en el tratamiento del cáncer».

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat