Inicio ISRAEL Los feminicidios en Israel aumentaron en 2022

Los feminicidios en Israel aumentaron en 2022

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- En 2022, Israel vio cómo la tasa de feminicidios aumentaba un 50 por ciento respecto al año anterior, según el Observatorio Israelí del Femicidio (IOF), a pesar de una mayor concienciación y en medio de lo que se considera una falta de movilización para hacer frente a la «aterradora tendencia».

Según un informe del IOF, 24 mujeres fueron asesinadas el año pasado en el Estado judío «por ser mujeres», frente a las 16 de 2021. La mitad de esas mujeres asesinadas lo fueron en el sector árabe de Israel, que sólo representa el 21% de la población total del país.

«Después de una disminución en 2021, este año hay un aumento significativo en el número de casos de feminicidio en Israel en los que una mujer es asesinada a causa de su género», dijo Shalva Weil, quien estableció el IOF y es investigadora principal en la Escuela de Educación Seymour Fox de la Universidad Hebrea de Jerusalem.

«Debemos detener la violencia y erradicar esta aterradora tendencia».
El feminicidio se define como el asesinato intencionado de mujeres por el hecho de ser mujeres. Por consiguiente, el número de mujeres asesinadas por otros motivos -como homicidio accidental o participación en un delito- se omitió de las conclusiones de la IOF. Algunos casos de feminicidio en Israel siguen bajo investigación, mientras que varias mujeres tienen órdenes de alejamiento en vigor.

Weil señaló que la pandemia de COVID y los encierros nacionales como contramedidas desempeñaron un papel importante en la fluctuación de las tendencias de feminicidio en Israel, así como en todo el mundo, en los últimos años.

«En 2020, con el COVID y los encierros, las mujeres salían de los centros de acogida y volvían a casa con sus parejas violentas. O presos con antecedentes violentos fueron liberados y enviados a casa debido a COVID, y en cuestión de semanas había mujeres muertas», dijo, refiriéndose a cuando el gobierno de Israel aprobó un reglamento de emergencia en marzo de 2020 para liberar a unos 400 delincuentes de las cárceles de todo el país para arrestos domiciliarios de 30 días para frenar la propagación del virus.

«Pero en 2021, los encierros habían terminado en Israel, y todo el mundo era feliz saliendo a la calle, por lo que la tasa de feminicidios bajó».

La mitad de las víctimas de feminicidio el año pasado en Israel eran judías, y la otra mitad israelíes-árabes, incluidos drusos, beduinos, árabes cristianos y musulmanes.

«Parece que la sociedad se está volviendo más violenta, y sin duda ha habido más violencia en el sector árabe», señaló Weil. A lo largo de los años se ha producido un aumento de la delincuencia y la violencia en las comunidades árabes de Israel. La Policía israelí resuelve muchos menos casos de asesinato de mujeres árabes que de feminicidios de víctimas judías israelíes, según el informe de la IOF.

Pero a pesar de que la tendencia es un fenómeno preocupante en Israel, su índice es mucho mejor que en cualquier otro lugar, incluidos Estados Unidos y muchos países de Europa, afirmó Weil.

«Israel tiene muchos menos feminicidios per cápita que la mayoría de los países. En cuanto a la tasa de feminicidios en Oriente Medio o el norte de África, es difícil saberlo porque allí los datos no siempre son precisos o ni siquiera existen. Pero mi corazonada es que la tasa es mucho más baja en Israel que en la región circundante.»

«Aquí hay una nueva conciencia sobre el feminicidio. Cuando empecé a investigar este fenómeno en 2008, a nadie en Israel le importaba. Pero ahora todo el mundo informa sobre ello con una conciencia totalmente nueva, y cada víctima es mencionada por su nombre», prosigue.

Según el último informe de la IOF:

En el 79 por ciento de los casos, la víctima conocía al asesino/sospechoso, y en el 58 por ciento de los casos se trataba de feminicidios cometidos por la pareja, instigados por los celos o eran «crímenes de honor», es decir, el asesinato de una persona por alguien que trata de proteger lo que considera la dignidad y el honor propios o de su familia.

«No son necesariamente sólo los misóginos los que lo hacen, son sobre todo los varones obsesivos o fuertemente resentidos con sus parejas los que se ponen violentos», dijo Weil.

La edad media de las víctimas era de algo más de 38 años. La víctima más joven tenía 14 años, y la mayor 68. La edad media del sospechoso/asesino era de 39 años, mientras que el más joven tenía 19 y el mayor 65.

El 38% de las víctimas murieron apuñaladas y el 25% por disparos de arma de fuego. En el resto de los casos se utilizó un artefacto explosivo, se ahogó, se ahorcó y se utilizaron sustancias.

En un tercio de los casos, el sospechoso era conocido de la policía o de las autoridades sociales por incidentes violentos anteriores. En otros casos, se sabía que el asesino tenía antecedentes penales o de salud mental.

«Se puede hacer mucho», instó Weil. «El hecho de que mi Observatorio sea independiente y que haya tenido que mendigar financiación para llevar a cabo un trabajo básico de seguimiento del feminicidio es patético. El presidente de Georgia me ha invitado a crear un observatorio allí, y yo establecí el Observatorio Europeo del Femicidio en Malta.

Israel ni siquiera tiene un departamento gubernamental que apoye a instituciones como la mía».

«El gobierno también podría apoyar más programas», continuó.

«Hay refugios para mujeres, pero no para hombres. Cuando un hombre agrede a una mujer, la mujer tiene que irse a un refugio. ¿Por qué no crear refugios, o incluso centros de tratamiento para hombres violentos? ¿Por qué las mujeres tienen que abandonar sus casas?».

Los datos recopilados por la IOF procedían de medios de comunicación locales y nacionales, informes de Internet, alertas de Google, entrevistas e informes de organizaciones de mujeres. Los resultados se cotejaron con otras bases de datos de diferentes ONG e informes parlamentarios, y no se basan únicamente en datos oficiales de la policía.

El IOF pretende ser el organismo oficial de Israel que proporcione datos cualitativos y cuantitativos de forma objetiva sobre feminicidios desde principios de año hasta el final. Por primera vez, el informe se distribuyó en inglés, hebreo y árabe.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat