Inicio ISRAEL La tasa de natalidad de los beduinos israelíes cae en picada mientras las mujeres cursan estudios superiores

La tasa de natalidad de los beduinos israelíes cae en picada mientras las mujeres cursan estudios superiores

Por M S
0 Comentario

Itongadol.- La tasa de natalidad entre los beduinos de la región del Néguev, en el sur del país, cayó por debajo de los cinco hijos por mujer en 2020, por primera vez desde que se llevan registros. Esto es en comparación con una tasa de fertilidad que superaba los 10 hijos por mujer a finales de la década de 1990.

Según un estudio reciente, el aumento de los niveles de educación entre las mujeres beduinas está impulsando esta tendencia.

Durante muchos años, la comunidad beduina del Néguev mantuvo las tasas de natalidad más altas de Israel, y entre las más altas del mundo.

Según los datos de la Oficina Central de Estadística de Israel, la tasa de natalidad alcanzó un máximo de 10,6 hijos por mujer en 1998, más de 2,5 veces la de los musulmanes del norte del país, más de 3 veces la media nacional y casi 4 veces la media de los judíos.

Los registros demográficos revelan que el descenso comenzó en la década de 2000 a un ritmo inusualmente rápido, según los demógrafos. En 2020, la tasa de natalidad de los beduinos alcanzó un nadir de 4,94 en 2020, casi idéntico al de los judíos y árabes del país.

«El descenso de la natalidad en la sociedad beduina en un 50% en una sola década es un fenómeno social interesante, viendo cómo las sociedades de Europa necesitaron cien años para experimentar un proceso similar, y las de Medio Oriente y el Norte de África necesitaron cuatro décadas para hacerlo», escribieron el doctorando Nasser Abu Srihan y el profesor Jonathan Anson, del Departamento de Trabajo Social de la Universidad Ben-Gurión del Néguev.

Creen que el descenso refleja cambios más amplios en la sociedad beduina de Israel. «Las parejas beduinas están adoptando normas cada vez más modernas en la vida familiar. Los hijos ya no se ven como la póliza de seguro del padre para la vejez, ni contribuyen a las tareas agrícolas de la familia. Esto abre la posibilidad de una estrategia de procreación diferente y reducida», dice Abu Srihan

«Se está desarrollando una clase media beduina», afirma la profesora Sarab Abu-Rabia-Queder, investigador de educación de la Universidad Ben-Gurión. «Se puede ver en abogados, psicólogos y otros. El impacto no es sólo para las propias mujeres, sino más amplio: Una conducta más equitativa entre las parejas es también un modelo alentador para los niños».

Su incorporación a la fuerza laboral del país comienza con la educación. Abu-Rabia-Queder señala el importante descenso de las tasas de abandono escolar de las chicas beduinas en las dos últimas décadas, un cambio que ha sido mucho menos drástico entre los chicos. En la actualidad, las mujeres representan el 70% de los estudiantes beduinos de la Universidad Ben-Gurión del Néguev.

Abu-Rabia-Queder cree que el descenso de la natalidad demuestra una mayor comprensión de las «otras necesidades de los niños, y de la disponibilidad de los padres en la vida de los niños».

A pesar del brillante horizonte, señaló que persisten muchos problemas. Entre ellos, la poligamia, «que parece ir en aumento».

Fuente: Haaretz.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat