Inicio ISRAEL La economía israelí enfrenta la mayor contracción en 45 años

La economía israelí enfrenta la mayor contracción en 45 años

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- Superando las más graves previsiones económicas sobre los efectos de la pandemia del coronavirus, el PIB de Israel se desplomó en un 28,9 por ciento en el segundo trimestre de 2020 en comparación con el primer trimestre. Se trata de la peor recesión económica en 45 años, según una estimación oficial del domingo.

Las proyecciones de la Oficina Central de Estadísticas (CBS), que probablemente se ajustarán ligeramente con el tiempo, llegaron cuando el primer ministro Benjamin Netanyahu anunció que el gobierno inyectaría miles de millones más en la economía para crear puestos de trabajo y rescatar a los hoteles ante los efectos de la pandemia.

Las cifras de la CBS también indicaron que el PIB israelí se redujo en un 7,8% en comparación con el segundo trimestre de 2019. El consumo privado se redujo en más de un 43%, debido a las medidas de bloqueo impuestas durante marzo y abril, y las importaciones disminuyeron en más de un 41% como resultado del virus, dijo la CBS.

La recesión marca la mayor contracción de la economía israelí desde al menos 1975, y posiblemente la mayor en toda su historia, según los informes de los medios de comunicación en hebreo.

Netanyahu, durante una reunión semanal del gabinete, restó importancia a la espiral de la crisis y afirmó que la contracción era “casi la más baja del mundo”.

“Acabamos de recibir muy buenas noticias económicas. La Oficina Central de Estadísticas publicó que la disminución de nuestro PIB en el segundo trimestre de 2020 respecto al 2019 fue del 7,8%, que es la mitad de la disminución en los estados europeos; es casi la más baja del mundo. Corea del Sur está por delante de nosotros y quizás de otros dos o tres países”, añadió Netanyahu.

“Este es el resultado de la política responsable que hemos emprendido, que no sólo ha reducido el número de muertes en Israel, sino también la magnitud del golpe a la economía israelí”, continuó. “Seguiremos trabajando por sus medios de vida, por nuestro futuro económico y por su salud”.

“En el gabinete, acabamos de aprobar 8.500 millones de NIS (casi 2.500 millones de dólares) adicionales en incentivos para nuestra economía y para crear puestos de trabajo. Sé que todavía hay grandes dificultades económicas – estamos trabajando las 24 horas del día para hacer las cosas más fáciles para ustedes, ciudadanos de Israel”, dijo.

El gabinete también aprobó el domingo un paquete de ayuda de 300 millones de NIS (88 millones de dólares) para los hoteles.

El líder de la oposición Yair Lapid criticó a Netanyahu por las proyecciones económicas, diciendo que esto probaba que el líder del Likud era un “fracaso total” en el manejo de la crisis. “La grave contracción no es una cuestión de destino. Todos los países tienen el coronavirus. La discrepancia en las cifras es una sorprendente prueba del fracaso total de Bibi [Netanyahu] en el manejo de la crisis. Nos dirigimos hacia un desastre. La gente perderá sus apartamentos, negocios e ingresos”, dijo Lapid. “Necesitamos un gobierno pequeño y eficiente que maneje la crisis económica”, concluyó.

Cuando el brote de coronavirus afectó a Israel, el país se vio sometido a un bloqueo a mediados de marzo que prácticamente paralizó la economía. El desempleo se disparó de alrededor del 5% al 26%, y para abril, más de un millón de israelíes estaban desempleados. Aunque la mayoría de las medidas de bloqueo se redujeron en los últimos meses, el desempleo es de más del 21%, según las cifras de los Servicios de Empleo de la semana pasada, con casi 882.000 personas sin trabajo.

El gobierno ha aprobado miles de millones en ayuda para las empresas y ha enviado cheques de estímulo a la mayoría de los israelíes en un esfuerzo por reactivar la economía.

Pero el país tampoco cuenta con un presupuesto estatal anual, en medio de una lucha entre Netanyahu y el socio de la coalición, Benny Gantz, sobre si aprobar un presupuesto de un año para 2020, o un plan de dos años hasta 2021, como se estipula en su acuerdo de coalición.

A principios de este mes, el Ministerio de Finanzas dijo que podría tomar hasta cinco años para que la economía israelí se recupere completamente del shock que recibió durante la pandemia del coronavirus.

En su pronóstico para 2020-2023, el Ministerio ofreció dos caminos distintos que la economía podría tomar en los próximos años, uno en el que la pandemia está bajo control, lo que conduce a una mejora gradual de las circunstancias económicas de los israelíes, y otro en el que un aumento de las muertes por coronavirus requiere la reimposición de restricciones económicas, lo que obstaculiza la recuperación.

Si la pandemia se mantiene en gran medida bajo control, permitiendo la reactivación de la economía, el ministerio proyectó que el PIB se reducirá en un 5,9% en 2020, seguido de un crecimiento del 5,7% el año siguiente. En este escenario, el desempleo se mantendría en torno al 9,7% a finales de año, según las proyecciones.

Sin embargo, en caso de que la crisis de salud pública se agudizara y provocara un aumento de las restricciones económicas, el desempleo se elevaría al 15% a finales de año y el PIB se contraería un 7,2% en 2020 y sólo aumentaría un 2,2% en 2021.

En cualquiera de los casos, una recuperación económica completa probablemente tomaría alrededor de media década, y ciertamente no ocurrirá antes de 2023.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat