Inicio ISRAEL Israel. Las nuevas elecciones se acercan: se acerca el plazo de dispersión del Parlamento sin acuerdos

Israel. Las nuevas elecciones se acercan: se acerca el plazo de dispersión del Parlamento sin acuerdos

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- Funcionarios jurídicos de la Knesset, el Parlamento de Israel, aclararon el miércoles que el gobierno se disolverá automáticamente si no se aprueba un presupuesto estatal para el próximo martes por la noche – 24 horas antes de la fecha límite previamente asumida. Con esta medida, sumado a una coalición en caída libre con sus integrantes cada vez más alejados, Israel se encamina hacia nuevas elecciones, las cuartas en un período de dos años.

Mientras tanto, fuentes políticas anónimas dijeron a las noticias del Canal 12 que actualmente no hay contactos entre el Likud del primer ministro Benjamín Netanyahu y los partidos Azul y Blanco del ministro de Defensa Benny Gantz sobre el tema del presupuesto, y las fuentes estiman que las posibilidades de evitar una elección son «cero».

El gobierno no había promulgado el presupuesto de 2020 antes de la fecha límite de agosto y en su lugar aprobó una legislación de última hora que concedía otros 120 días para que las partes enfrentadas llegaran a un acuerdo. Anteriormente, el 23 de diciembre – el próximo miércoles – fue dado como la fecha final para aprobar un presupuesto. El entendimiento general fue que el plazo expiraría a la medianoche de ese día, lo que significaba que el parlamento se disolvería el jueves.

Sin embargo, los funcionarios jurídicos del Parlamento aclararon que el detalle de la prórroga especifica que el 23 de diciembre fue «definido como el día determinante para la fecha de la dispersión».

WhatsApp-Image-2020-12-09-at-5.08.42-PM-e1607532942976-640×400 (1)

«Para evitar cualquier duda, es más correcto interpretar la expresión relativa a la fecha de la dispersión al principio del 23 de diciembre y por lo tanto la fecha es a medianoche entre el martes y el miércoles», dijo un portavoz.

En una indicación de lo que depara el futuro, Azul y Blanco ya está buscando una sede desde la que llevar a cabo su campaña electoral, informó el Canal 12.

La inminente disolución del Parlamento es un resultado directo del punto muerto en el que se encuentra el presupuesto nacional, que ha sido retrasado por el Likud en lo que se cree que es un esfuerzo para evitar que Gantz suceda a Netanyahu como primer ministro, como se estipula en su acuerdo de reparto de poder.

Azul y Blanco ha estado exigiendo que se apruebe conjuntamente un presupuesto para 2020 y 2021, como estipula el acuerdo de coalición, mientras que Netanyahu insistió en uno que sólo cubra el resto de 2020, citando la incertidumbre de la pandemia del coronavirus. Pero la aprobación de un presupuesto de un año podría permitir a Netanyahu iniciar nuevas elecciones más adelante sin tener que entregar el cargo de primer ministro a Gantz el año que viene, como dice el acuerdo.

En cualquier caso, si no se aprueba ningún presupuesto para el 23 de diciembre, se desencadenarán elecciones automáticas.

A pesar de la aparente falta de contacto entre los partidos, Gantz esperaba llegar a un último compromiso con Netanyahu sobre el presupuesto y el futuro del gobierno. Se dice que el Likud exige que se dé a Netanyahu otro «punto de salida» que le permita disolver el gobierno sin tener que entregar la presidencia, y también que el ministro de Justicia Avi Nissenkorn sea despedido de su cargo debido a su apoyo al activismo judicial.

Gantz dijo el miércoles que se opondría a esta última demanda.

En una conferencia organizada por el Instituto de la Democracia de Israel, Gantz dijo que aún esperaba que Netanyahu «comprendiera que ir a las elecciones no es lo que Israel necesita en este momento». Dijo que no quedaba mucho tiempo y dijo que un posible compromiso incluiría una solución al presupuesto, pero no implicaría quitar a Nissenkorn del puesto de ministro de justicia.

«Avi está haciendo un gran trabajo en el Ministerio de Justicia», dijo Gantz. «Estamos comprometidos con la salvaguarda de la democracia y el sistema de justicia y por eso la respuesta es muy clara».

Con las elecciones ahora vistas como inevitables, otros actores en el campo político también han comenzado a maniobrar antes de la votación, incluyendo al número 2 de Gantz en Azul y Blanco, el ministro de Relaciones Exteriores Gabi Ashkenazi, quien fuentes del partido han dicho que está listo para salir si se convocan elecciones.

Según se informa, Avigdor Liberman, el líder del partido Yisrael Beytenu, ha propuesto que el líder de la oposición Yair Lapid del partido Yesh Atid, el jefe del partido Yamina, Naftali Bennett, y Gideon Sa’ar, que recientemente se separó del Likud para fundar el partido Nueva Esperanza, se unan a él para formar un nuevo bloque que se oponga a Netanyahu en las elecciones.

Liberman hizo la propuesta en una carta a los otros tres jefes de partido, según los informes del miércoles.

Los cuatro líderes del partido se oponen amargamente a Netanyahu, pero una plataforma conjunta se vería obligada a acomodar al centro-izquierda Yesh Atid, al derechista y secular Yisrael Beytenu, al nacional-religioso Yamina y al centro-derechista Nueva Esperanza.

Tanto Bennett como Lapid rechazaron la oferta.

Bennett twitteó en respuesta que «el orden del día es ayudar a los 800.000 desempleados, no a cuatro políticos». Lapid tweeteó: «No vamos a renunciar a los principios para obtener escaños – lo hemos demostrado más de una vez».

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat