Inicio ISRAEL Israel. La población ultraortodoxa crecerá dos veces más rápido que la población general

Israel. La población ultraortodoxa crecerá dos veces más rápido que la población general

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- Un estudio del Instituto de Democracia de Israel (IDI) publicado este jueves espera que el rápido crecimiento de la comunidad ultraortodoxa de Israel se duplique en 16 años, menos de la mitad del tiempo que tardará el resto de la población en aumentar en la misma proporción.

En su quinta evaluación estadística anual de la sociedad ultraortodoxa, el IDI examinó los avances en áreas como el nivel de vida, la educación, el empleo, la movilidad social, el ocio y el estilo de vida.

Basándose en datos de la Oficina Central de Estadísticas, los ministerios y agencias gubernamentales y el Instituto Nacional de Seguros, encontró que los hogares ultraortodoxos ganan en promedio menos de la mitad de los ingresos de otros hogares judíos, mientras que identificó tendencias que muestran que más miembros de la comunidad ingresan a la educación superior y cambian hacia trabajos mejor pagados.

El estudio determinó que la población ultraortodoxa, también conocida como «haredí», en Israel es de poco más de un millón de personas, con una tasa de crecimiento anual del 4,2% en la última década, más del doble del 1,9% registrado por el resto de la población israelí y más del triple de la del resto de la población judía israelí, que es del 1,2%.

A esas tasas, la comunidad duplicará su tamaño en 16 años, mientras que se espera que el resto de la población duplique su tamaño en 37. Se prevé que la población judía no ortodoxa se duplique cada 50 años a las tasas actuales.

La porción de la comunidad ultraortodoxa de la población general ha crecido del 10% en 2009 al 12,6% en 2020, según el informe.

Sin embargo, el informe dijo, «es muy probable que en el futuro se produzca un descenso en la tasa de crecimiento ultraortodoxa, debido a las menores tasas de fertilidad y al aumento de la edad del primer matrimonio». Se señala que la tasa de fecundidad de la población religiosa es de 6,5 nacimientos por mujer, lo que supone un descenso con respecto a los aproximadamente 7,5 de 2003.

La actual pandemia de coronavirus ha asestado un golpe mayor al empleo de los ultraortodoxos que al del resto de la población judía del país, según la IDI, afectando más a las mujeres durante la primera ola. Por el contrario, los hombres sufrieron más durante la segunda ola. En general, en contraste con el resto de la población, las mujeres tuvieron mayor estabilidad en el empleo que los hombres.

Citando las cifras del Ministerio de Finanzas, el informe dice que de marzo a mayo de 2020 hubo un promedio de 35% de disminución en las tasas de empleo entre los ultraortodoxos (34% para los hombres y 37% para las mujeres) en comparación con los mismos meses del año pasado. Para el resto de la población judía, las cifras fueron del 19% para los hombres y el 27% para las mujeres.

Virus Outbreak COVID 2020 Atlas Israel

En cambio, de septiembre a octubre de 2020, durante la segunda ola de infecciones de COVID-19, hubo un descenso del 20,5% para los hombres y del 15% para las mujeres en comparación con los mismos meses de 2019. En el resto de la población judía del país, la cifra para los hombres (10%) fue menor, pero entre las mujeres (16%) fue similar a la de sus pares ultraortodoxos.

El empleo entre las mujeres ortodoxas ha aumentado en general, mientras que para los hombres se ha mantenido estancado en los últimos años.

Aunque entre 2003 y 2015 se produjo un marcado aumento del empleo entre los hombres, éste se estabilizó en los últimos cinco años. En 2019 fue del 52,5%, en comparación con el 52% en 2015. Sin embargo, entre las mujeres ultraortodoxas, el empleo aumentó entre 2015 y 2019 del 71% al 77%.

«Una razón importante de esta tendencia puede ser el recorte de los incentivos para que los hombres ultraortodoxos se incorporen a la fuerza de trabajo y, al mismo tiempo, el aumento de la ayuda financiera y los subsidios a los estudiantes de Torá», dijo el IDI, refiriéndose a los hombres casados que reciben becas para estudiar en los seminarios.

También se produjo un cambio en el tipo de empleo, que pasó de centrarse en la educación y, entre los hombres, a trabajos mejor pagados en el comercio. De 2009 a 2018 el porcentaje de hombres que trabajan en la educación se redujo del 31% al 27%, mientras que los que trabajan en el comercio aumentaron su participación del 11% al 14%. Durante el mismo período, el porcentaje de mujeres ultraortodoxas en la educación se redujo del 57% al 39,5%.

«A medida que estas tendencias aumentan y cada vez más entre los ultraortodoxos se emplean en ocupaciones mejor remuneradas, a largo plazo, es probable que veamos un aumento de la renta per cápita y, como resultado – un mayor nivel de vida entre los hogares religiosos», dijo la IDI.

El ingreso bruto mensual promedio de los hogares ultra ortodoxos en 2018 fue de 14.745 NIS (4.587 dólares), un 58% más bajo que el de otros hogares judíos, donde fue de 23.235 NIS (7.229 dólares). Las principales fuentes de ingresos fueron el empleo (66%) junto con los estipendios y las ayudas sociales (24%). Entre otros hogares judíos, las cifras fueron del 78% y 9%, respectivamente.

El ingreso per cápita de los hogares ultraortodoxos es de 3.917 NIS, menos de la mitad que el de otros hogares judíos, donde la cifra es de 7.531 NIS. La discrepancia se debió a que los hogares ultraortodoxos eran más grandes, el número medio de personas con ingresos era menor y los ingresos globales eran más bajos.

«Al mismo tiempo, las diferencias de ingresos pueden ser menores de lo que parecería, debido a los mayores niveles de ingresos no declarados en el sector ultraortodoxo», se señala en el informe.

La última década ha visto un aumento significativo en el número de niñas ultraortodoxas que se presentan a los exámenes de matriculación, pasando del 31% al 55%. Durante el mismo período se ha producido un descenso entre los chicos de la comunidad que se presentan a los exámenes del 16% al 13%. «Muchos jóvenes de la comunidad ultraortodoxa están descubriendo el valor de la educación académica y de los programas de formación tecnológica de alta calidad para encontrar empleo», dijo el IDI.

Entre 2010 y 2019 el número de estudiantes ultraortodoxos que obtuvieron un título académico se triplicó, de modo que en 2018-2019 había alrededor de 13.100 estudiantes en instituciones de enseñanza superior. Las mujeres constituían una clara mayoría, representando el 67,5% del total.

Hubo un salto aún mayor en los programas de títulos de avanzada, que en 2019 tenían 1.630 estudiantes, cinco veces más que en 2010, dijo el IDI. Sólo en 2019-2020 hubo un aumento del 17% con respecto al año anterior.

Los estudiantes universitarios ultraortodoxos se sienten atraídos a estudiar materias que les permitan trabajar en sus comunidades, como la educación y la enseñanza, que son cursadas por el 31% de los estudiantes, en comparación con sólo el 15% de la población general.

Los israelíes ultraortodoxos tienen opiniones conservadoras sobre los roles de los miembros de la familia y la división de las tareas domésticas, según el estudio. Menos de la mitad, el 46%, cree que en una familia en la que ambos cónyuges están empleados debe haber un reparto equitativo de las tareas domésticas. Esto se comparó con el 81% de otros judíos que están de acuerdo con la declaración.

«En la práctica, las mujeres ultraortodoxas cargan con la mayor parte de la responsabilidad de la mayoría de las tareas domésticas, como lavar la ropa (71%), cocinar (67%) y limpiar (45%)», dijo el IDI.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat