Inicio ISRAEL Israel dice que «no hay cambios en la política del Monte del Templo» después de la disputa con Jordania

Israel dice que «no hay cambios en la política del Monte del Templo» después de la disputa con Jordania

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- Jordania convocó el martes al embajador israelí en Ammán para protestar por lo que consideró una maniobra deliberada de la policía israelí para impedir que el enviado jordano entrara en el Monte del Templo, a pesar de que las autoridades israelíes insistieron en que no se trataba más que de un malentendido.

El incidente agravó rápidamente las tensiones entre los vecinos y reflejó la mayor sensibilidad en torno al recinto sagrado bajo el nuevo gobierno ultranacionalista de Israel.

El Ministerio de Asuntos Exteriores jordano informó de que su embajador en Israel, Ghassan Majali, no pudo entrar en el recinto de la mezquita de Al-Aqsa, en la Ciudad Vieja de Jerusalem, el tercer lugar más sagrado del Islam. El lugar, situado en una extensa meseta que alberga también la emblemática Cúpula dorada de la Roca, es venerado por los musulmanes como el Noble Santuario y por los judíos como el Monte del Templo.

El recinto está administrado por las autoridades religiosas jordanas en virtud de un acuerdo no oficial suscrito después de que Israel se hiciera con el control de Jerusalén oriental en la guerra de Oriente Medio de 1967. Israel se encarga de la seguridad del lugar.

La policía israelí declaró que Majali llegó al lugar sagrado «sin ninguna coordinación previa con los agentes de policía», lo que llevó a un agente de la entrada del recinto que no reconoció al diplomático a notificar a su comandante la inesperada visita. Mientras esperaban instrucciones, los agentes retuvieron a Majali, junto con Azzam al-Jatib, director del Waqf de Jerusalem. El embajador se negó a esperar y decidió marcharse, según la policía israelí.

Unas dos horas más tarde, los medios de comunicación estatales jordanos informaron de que Majali entró finalmente en el recinto sin mostrar ningún tipo de permiso y mantuvo conversaciones con al-Jatib, quien «le informó sobre las violaciones israelíes en Al-Aqsa».

Más tarde, Israel subrayó que no había ningún cambio en la política actual de tener el recinto abierto para todos. «No hay ningún cambio en la política de Israel respecto al Monte del Templo. Israel se compromete a mantener el statu quo en el Monte del Templo y la libertad de culto en Jerusalem. La policía israelí es responsable de la ley y el orden en el Monte del Templo», decía el comunicado.

Las imágenes, ampliamente difundidas en Internet, muestran a Majali, entre otros fieles musulmanes, en la entrada de piedra caliza de la Puerta del León al recinto de la mezquita de Al Aqsa, en la Ciudad Vieja. Según el vídeo, un agente de policía israelí le cierra el paso y le grita a Majali en árabe que retroceda. Al-Jatib se pone al teléfono mientras los visitantes discuten con los agentes entre el crepitar del walkie-talkie del policía.

«Si el embajador hubiera esperado brevemente unos minutos más a que el agente se pusiera al corriente, el grupo habría entrado», declaró la policía, subrayando que la «coordinación» con la policía israelí era rutinaria antes de este tipo de visitas.

Pero Jordania calificó la medida de provocación inusual. El Ministerio de Asuntos Exteriores jordano dijo que el embajador israelí había recibido una «enérgica carta de protesta que se transmitirá inmediatamente a su gobierno». Dijo que los funcionarios jordanos no necesitan permiso para entrar en el lugar debido al papel del país como custodio oficial y advirtió a Israel contra la adopción de «cualquier acción que perjudique la santidad de los lugares santos.»

No hubo comentarios inmediatos del Ministerio de Asuntos Exteriores israelí.

El martes fue la segunda vez que Jordania convocaba al embajador israelí en Ammán desde que el nuevo gobierno del primer ministro Benjamin Netanyahu, de derechas y religiosamente conservador, asumió el poder. A principios de este mes, el ministro israelí de Seguridad Nacional, el ultranacionalista Itamar Ben-Gvir, visitó el lugar sagrado de Jerusalem a pesar de las amenazas del grupo militante Hamás y de una cascada de condenas procedentes de todo el mundo árabe.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat