Inicio ISRAEL Israel. Cientos de pequeñas manifestaciones anti-Netanyahu en todo el país para cumplir con los límites del cierre

Israel. Cientos de pequeñas manifestaciones anti-Netanyahu en todo el país para cumplir con los límites del cierre

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- Cientos de protestas contra el primer ministro Benjamin Netanyahu se produjeron en todo Israel el jueves por la noche, en cumplimiento de la nueva legislación destinada a limitar las manifestaciones durante el cierre del coronavirus.

En una declaración anunciando las protestas a primera hora del día, el movimiento Banderas Negras dijo que los manifestantes se pondrían de pie a menos de un kilómetro de sus casas, llevarían máscaras y mantendrían protocolos de distanciamiento social.

Un mapa publicado por la organización, que anunció su retirada de las grandes protestas semanales al comienzo del cierre, parecía mostrar cientos de lugares en todo el país para las llamadas «protestas vecinales» a las 6 p.m. del jueves, incluyendo reuniones frente a las casas de ministros y miembros de la coalición gobernante.

Además, los manifestantes se reunían en los puentes y en las intersecciones municipales.

La organización dijo que los eventos locales se repetirían el sábado por la noche.

Mientras tanto, la organización Ministro del Crimen anunció el inicio de una marcha a la Residencia del Primer Ministro en Jerusalem desde la ciudad norteña de Kiryat Tivon, aunque no estaba claro cómo continuaría esto con las nuevas regulaciones en vigor.

Los anuncios se produjeron después de que el gobierno aprobara nuevas normas de emergencia que prohibían a los israelíes viajar más de un kilómetro desde sus hogares para asistir a una protesta y limitaban las reuniones al aire libre a un máximo de 20 personas por grupo.

CORONAVIRUS

La ley ahoga efectivamente las grandes manifestaciones semanales en la residencia oficial de Netanyahu en Jerusalem y está previsto que entre en vigor el jueves.

Las nuevas regulaciones fueron aprobadas como parte de la legislación aprobada por el Knesset en la mañana del miércoles. El Fiscal General Avichai Mandelblit informó más tarde al gobierno que la legislación no era válida hasta que se hicieran los cambios apropiados en las regulaciones pertinentes.

Las medidas de emergencia para restringir las protestas se presentaron ante el Comité de Constitución, Ley y Justicia de la Knesset el jueves para su aprobación final.

Horas después de que se aprobara la ley, fue impugnada en el Tribunal Superior de Justicia por el Movimiento para la Calidad del Gobierno de Israel, un grupo de vigilancia, con la esperanza de que el tribunal congelara la legislación en espera de la supervisión judicial, y finalmente la anulara. El tribunal dictaminó que el gobierno tenía hasta el 7 de octubre para responder a la petición, pero se negó a emitir una suspensión de la ley.

En la petición, la organización argumentó que la nueva ley ataca «uno de los derechos fundamentales en una democracia» e insistió en que «los problemas de salud no constituyen la base de la enmienda a la ley».

MIDEAST ISRAEL PROTEST

En la versión final de la ley, bajo una «emergencia especial de coronavirus» declarada por el gobierno, el gabinete puede restringir las protestas, oraciones y ceremonias religiosas durante una semana, con la posibilidad de extender las restricciones otras dos semanas, en caso de que la emergencia continúe.

Los funcionarios han dicho que, según las normas, las protestas fuera de la Residencia del Primer Ministro se mantendrían en un total de 2.000, con la zona de protesta de la Plaza de París capaz de acomodar 100 cápsulas de 20 personas. Sólo aquellos que viven dentro de un kilómetro podrían asistir.

El número está muy por debajo de las 10.000 a 20.000 personas que se han presentado semanalmente fuera de la Residencia del Primer Ministro para manifestarse contra Netanyahu, que está siendo juzgado en tres casos de corrupción.

Los partidarios de la ley sostienen que las protestas son un gran peligro para la salud y que es necesario tomar medidas enérgicas contra ellas dada la altísima tasa de infección de Israel.

Pero la medida se ha enfrentado a una oposición ruidosa de los críticos, que dicen que socava el carácter democrático de Israel y sirve a los intereses políticos de Netanyahu, usando el virus como tapadera.

El mismo jueves, se reportó que unas 3.000 personas estaban congregadas en una protesta en la ciudad de Tel Aviv en la Plaza Habimá.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat