Inicio ISRAEL El Ministerio de Finanzas de Israel busca reabrir restaurantes y cafés la próxima semana

El Ministerio de Finanzas de Israel busca reabrir restaurantes y cafés la próxima semana

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Iton Gadol/Agencia AJN.- El Ministerio de Finanzas de Israel pretende adelantar la reapertura del maltrecho sector de restaurantes y cafeterías al 20 de mayo, en virtud de nuevas propuestas que los funcionarios presentarán al Ministerio de Salud a finales de esta semana. El plan, que se espera sea discutido en una reunión el miércoles por los dos ministerios, se basa en la formulación de un conjunto de normas de higiene específicas para los restaurantes y se produce a medida que el número de casos de coronavirus continúa disminuyendo.

El número de casos activos se redujo a 4.690 el lunes por la mañana, entre ellos sólo 64 que están intubados. Hasta ahora, 254 personas han muerto. Mientras que el plan de estrategia de salida del coronavirus del gobierno incluye la reapertura de restaurantes a finales de mayo o mediados de junio, el plan del Ministerio de Finanzas sigue el llamamiento del alcalde de Tel Aviv, Ron Huldai, quien la semana pasada pidió reabrir los restaurantes y bares en una fecha más temprana, advirtiendo que esperar al menos hasta finales de mayo derivaría en el cierre de muchos de ellos.

“A la luz de los datos de la infección y la importancia de que los empleados y la economía vuelvan a funcionar, sugerimos adelantar la reapertura de los restaurantes y cafés al 20 de mayo”, escribió Ran Kiviti, director de la Agencia de Pequeñas y Medianas Empresas del Ministerio de Finanzas, en una carta al Subdirector General del Ministerio de Salud, Itamar Grotto. Citando amplios debates con representantes del sector, los criterios de la “insignia púrpura” específica para restaurantes del Ministerio de Finanzas se suman a las normas exigidas para todas las industrias, incluidas las evaluaciones sobre la salud de los empleados, los controles de temperatura, la desinfección de las superficies, el mantenimiento de las distancias entre los clientes en espera y el suministro de productos de higiene.

En el caso de los restaurantes y cafés, las exigencias adicionales incluyen lavar los platos a 70 grados centígrados, que el personal de cocina lleve siempre máscaras, limpiar las sillas y las mesas después de cada comida y poner la mesa sólo después de que los clientes se hayan sentado. Se requerirá una distancia de un metro entre las mesas, y 40 centímetros entre los respaldos de las sillas. Los clientes deberán llevar máscaras al entrar y salir del restaurante.

Según los datos publicados por el Ministerio de Finanzas la semana pasada, aproximadamente 64.400 empleados de la industria de los restaurantes están pidiendo seguros de desempleo. Sólo el sector de la educación, con 65.000 empleados afectados, superó a los afectados por el brote de coronavirus en la industria de la gastronomía.

Hablando con los reporteros la semana pasada, el CEO de la Asociación de Restaurantes de Israel, Shai Berman, acusó al gobierno de “engatuzar” a los dueños de bares y restaurantes de la nación, y de llamar a los paquetes de asistencia del gobierno “un gran engaño”. “Hemos visto la apertura de IKEA, los centros comerciales y los gimnasios, y no podemos entender por qué estamos cerrados”, dijo Berman.

“Vemos pretenciosas conferencias de prensa todas las noches en horario de máxima audiencia, escuchando al primer ministro y al director de la Autoridad Tributaria hablar de cómo nos transfieren dinero con sólo apretar un botón. La gran mayoría de los trabajadores y empresarios del sector de la restauración no han visto ni un shekel de ayuda”, manifestó.

Al mismo tiempo, la Municipalidad de Tel Aviv y otros están presionando al Ministerio de Salud para que abra las playas, pero hasta ahora el Ministerio de Salud se ha negado. El lunes, el ministerio emitió un comunicado público diciendo que “el tema se está discutiendo con las municipalidades pertinentes. Sólo después de que las normas que establezcamos para asegurar la salud pública se puedan cumplir, se permitirá la apertura de las playas”.

Sin embargo, el Gabinete aprobó algunas enmiendas a los reglamentos de emergencia y tomó la decisión de asignar 6 millones de NIS a los israelíes que regresan del extranjero durante una reunión nocturna el domingo. Ahora, los israelíes que entren en el país y puedan demostrar la capacidad de autocuarentena en su casa u otra residencia privada ya no tendrán que entrar en un “hotel de coronavirus”. Si no tienen un lugar donde alojarse, se pondrá a disposición un hotel a expensas del Estado.

El Gabinete aprobó que las personas que regresen del extranjero no puedan tomar el transporte público hasta su lugar de cuarentena, salvo los taxis, a fin de prevenir una posible infección. Los viajeros deben llevar máscaras y mantener las ventanas abiertas durante el viaje a su lugar de aislamiento.

Todo viajero que infrinja estas normas será multado y se le exigirá que complete la cuarentena en un hotel.
Hasta ahora, ha habido 5.534 pacientes aislados o enfermos en los hoteles de cuarentena, de los cuales 3.134 han regresado a sus hogares, según las FDI.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat