Inicio ISRAEL El fiscal general de Israel sobre el proyecto de ley que impediría a Netanyahu ser primer ministro: No es algo personal

El fiscal general de Israel sobre el proyecto de ley que impediría a Netanyahu ser primer ministro: No es algo personal

Por M S
0 Comentario

Itongadol.- Avichai Mandelblit parece dar un respaldo legal a la propuesta de prohibir que cualquier legislador acusado de un delito grave forme gobierno.

El Fiscal General de Israel, Avichai Mandelblit, otorgó un sello de legalidad al proyecto de ley del Ministro de Justicia, Gideon Sa’ar, que pretende prohibir que cualquier legislador acusado de un delito grave se convierta en primer ministro, lo que impediría que Benjamín Netanyahu vuelva al poder.

Mandeblit dijo que la propuesta no iba dirigida a ningún legislador en concreto, como han acusado Netanyahu y sus partidarios. «La enmienda no es personal, es general y con visión de futuro, a la vez que incluye calificaciones y mecanismos de supervisión».

«Además, esta enmienda no crea un precedente de la nada. Sigue el camino marcado por la legislación [anterior] y las sentencias del Tribunal Supremo», añadió. Mandelblit se refería a una sentencia de los años 90 que decía que los acusados de delitos no podían ser ministros. El fallo no se aplicó al cargo de primer ministro, lo que permitió a Netanyahu seguir en el cargo después de que el fiscal general le acusara formalmente el pasado enero.

«La ley propuesta tiene como objetivo garantizar que el espíritu de Estado prevalecerá sobre cualquier interés personal», dijo Mandelblit.

Sa’ar también intervino en la conferencia, defendiendo el proyecto de ley y afirmando que no le afectaban las críticas. «La ley se encuentra en una importante encrucijada. Evitar su legislación podría devolver a Israel a lugares muy peligrosos que podrían aplastar nuestras bases fundamentales», dijo Sa’ar, y agregó que: «No me desaniman los ataques desenfrenados y tengo la intención de seguir cumpliendo mi función en beneficio del país, tal y como yo lo veo».

Sa’ar también negó que el proyecto de ley, cuyo texto se hizo público el martes, esté vinculado personalmente a Netanyahu, que se encuentra en medio de un juicio por corrupción en tres casos.

«La ley iraní de Gideon Sa’ar pretende privar a millones de votantes de su derecho a votar a favor del candidato que quieren para primer ministro», dijo el Likud, el partido que lidera Netanyahu, en respuesta a los comentarios de Mandelblit. El Likud también afirmó que el proyecto de ley «no sólo era personal, sino también antidemocrático y sin precedentes en las democracias del mundo».

La propuesta impediría que a cualquier miembro de la Knesset, el parlamento israelí, acusado de un delito que incluya una condena mínima de tres años, se le encargara la formación de un nuevo gobierno. Ese diputado tampoco podría convertirse en primer ministro suplente. La ley propuesta, si se aprueba, entraría en vigor después de las próximas elecciones, cuando tome posesión la nueva Knesset.

Sa’ar dijo el miércoles que la publicación del proyecto de ley esta semana se coordinó con el primer ministro Naftali Bennett, que no se pronunció públicamente sobre la polémica legislación.

El proyecto de ley provocó tensiones dentro de la coalición de gobierno, así como dentro del partido de Bennett, Yamina, y la Ministra del Interior, Ayelet Shaked, quien se opuso públicamente.

Ni el texto del proyecto de ley ni la declaración adjunta del Ministerio de Justicia del martes nombran a Netanyahu, a quien se le prohibirá formar gobierno si la propuesta se convierte en ley.

No se espera que Sa’ar comience a promover el proyecto antes de que se aprueben los presupuestos del Estado, que tienen como fecha límite el 14 de noviembre. Si el presupuesto no se aprueba para entonces, la Knesset se disolverá automáticamente y se convocarán a nuevas elecciones. La coalición que gobierna ha estado trabajando para aplacar los desacuerdos antes de la votación con el fin de mantener el gobierno intacto.

A principios de este mes, Sa’ar también dio a conocer un memorando legislativo para un proyecto de ley que limitaría a los primeros ministros a ejercer más de ocho años en total, aunque no se aplicaría de forma retroactiva y, por tanto, no impediría que Netanyahu volviera a ser primer ministro.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat