Inicio ISRAEL Coronavirus/Israel. “Es una emergencia”: alta funcionaria de salud advierte el comienzo de una tercera ola

Coronavirus/Israel. “Es una emergencia”: alta funcionaria de salud advierte el comienzo de una tercera ola

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- Una alta funcionaria del Ministerio de Salud dijo el martes que Israel estaba entrando en una tercera ola de infecciones de coronavirus, advirtiendo que el aumento de las tasas de infección probablemente aumentaría aún más.

La Dra. Sharon Alroy-Preis, jefa interina de la división de servicios de salud pública del ministerio, señaló que el lunes se registraron más de 1.200 nuevos casos por primera vez desde mediados de octubre y que el promedio de nuevas infecciones diarias durante la última semana fue de 982. Estas cifras son “muy preocupantes”, dijo.

“Este aumento no incluye la apertura de centros comerciales o el regreso de los grados quinto y sexto, lo que significa que habrá más aumentos. Este es el comienzo de la tercera ola”, dijo Alroy-Preis durante una sesión informativa.

“Esto es una emergencia. Estamos identificando más y más ciudades ‘naranjas’ [con tasas de infección moderadas]”. “Así es exactamente como empezó la segunda ola. Muchos de los enfermos vienen de países rojos, es un vector serio”, añadió, refiriéndose a los países con altas tasas de infección.

Además, aseguró que las autoridades están estudiando la posibilidad de reabrir los hoteles de aislamiento para los que regresan del extranjero.

La advertencia de Alroy-Preis se unió a la del zar del coronavirus Nachman Ash, quien dijo el martes pasado que Israel se encontraba en “estado de emergencia” debido a la escalada de infecciones.

Sin embargo, el Director General del Ministerio de Salud, Chezy Levy, descartó esas advertencias. “No estamos en una situación de emergencia en este momento”, dijo Levy a las noticias del Canal 12. “Es probable que el aumento de la morbilidad nos lleve allí, tal vez incluso a grandes saltos, pero ciertamente no estamos allí todavía”, explicó.

Durante la sesión informativa, Alroy-Preis dijo que los funcionarios de salud no planeaban intentar imponer un cierre durante las vacaciones de invierno, horas después de que el Viceministro de Salud, Yoav Kisch, dijera que el ministerio presionaría para imponer un toque de queda nocturno durante Jánuca y Navidad. “Estamos al borde de las medidas de contención, ahora mismo cada enfermo está infectando a más de uno. Es posible que las medidas limitadas puedan frenar el avance de la enfermedad, y no necesitaremos medidas significativas”, dijo.

Alroy-Preis dijo que aunque las principales zonas de infección se encontraban en la comunidad árabe, las cifras también eran altas en la población general. También aconsejó que no se confiara en que una vacuna llegara a Israel en breve. “Probablemente tendremos que pasar el invierno con la mayoría de los israelíes no vacunados”, advirtió.

Según el Ministerio de Salud, hasta el martes por la noche se habían confirmado 789 nuevos casos, después de que se diagnosticaran 1.244 el día anterior, con lo que el número de infecciones desde que comenzó la pandemia asciende a 337.961.

El número de muertos fue de 2.877, con 12 muertes desde la mañana.

Los casos activos se elevaron a 10.707, con 264 en estado grave, incluyendo 84 con respiradores. Otros 80 estaban en condición moderada y el resto tenía síntomas leves o ninguno.

De las 43.201 pruebas realizadas hasta ahora el martes, el 1,8 por ciento dio positivo, un poco menos que en los últimos días.

El renovado aumento en las infecciones se produce cuando el gobierno continúa reduciendo muchas de las restricciones que estaban en vigor durante el segundo cierre nacional, con estudiantes de secundaria que regresan a clase el domingo y algunos centros comerciales que se permitieron reabrir la semana pasada.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat