Inicio ISRAEL Coronavirus. Israel aprueba un plan para reabrir el aeropuerto el próximo domingo

Coronavirus. Israel aprueba un plan para reabrir el aeropuerto el próximo domingo

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- Los ministros israelíes aprobaron este martes un plan para reabrir gradualmente el aeropuerto Ben Gurión antes de las elecciones nacionales de este mes, tras un cierre de cinco semanas y críticas generalizadas sobre el opaco proceso de toma de decisiones del gobierno para permitir la entrada de algunos israelíes en el país.

El plan aprobado por el gabinete cerrará en gran medida el Comité de Excepciones del gobierno, que ha sido responsable de aprobar las solicitudes de los israelíes que quieren entrar o salir del país. La propuesta aún debe ser aprobada por el gabinete en pleno, que está previsto que se reúna esta noche.

El plan permitirá la reapertura parcial del aeropuerto Ben Gurión, que actualmente sólo recibe 200 llegadas diarias. A partir del domingo, esa cifra ascenderá a 3.000, según la propuesta. Inicialmente, sólo algunas ciudades estarán abiertas para los vuelos hacia y desde Israel, incluyendo Nueva York, Frankfurt, París, Londres y Kiev.

Los únicos israelíes que necesitarán la aprobación del Comité de Excepciones para viajar serán los que no estén vacunados y quieran salir del país.

Según el plan, todos los que lleguen deberán presentar un test de coronavirus negativo realizado como máximo 72 horas antes de su salida hacia Israel.

Al aterrizar, sólo los que no se hayan vacunado deberán permanecer en cuarentena en su casa o en hoteles. El lunes se puso en marcha un programa piloto que permite a los israelíes usar un brazalete electrónico para pasar la cuarentena en casa, mientras el gobierno se esfuerza por encontrar una alternativa a la cuarentena obligatoria en los hoteles.

La intención de Netanyahu era aliviar el bloqueo para que más israelíes puedan votar en las elecciones para el Parlamento israelí, que tendrán lugar el próximo 23 de marzo. “Tenemos la limitación de las elecciones, pero hay muchos que intentarán aprovecharse de ello y querrán entrar en el país, aunque el centro de sus vidas no esté en Israel”, dijo Netanyahu el lunes por la noche, según filtraciones a los medios de una reunión del gabinete.

La ministra de Inmigración, Pnina Tamano-Shata, respondió al comentario de Netanyahu: “Con el debido respeto, no se trata de una mera limitación de las elecciones. Hay derechos básicos que se están violando”. “Muchos israelíes se han convertido en refugiados en otros países contra su voluntad. Muchos israelíes se encuentran en situaciones difíciles. Entre ellos hay mujeres embarazadas, ancianos y madres solteras que llevan mucho tiempo sin ver a sus hijos”, continuó la ministra. “Hay quienes se han quedado sin dinero. Son israelíes de los que somos responsables. No podemos abandonarlos”, manifestó.

La ministra de Transporte, Miri Regev, había dicho el domingo que su ministerio propondría un plan al gabinete por el que se permitiría a todos los israelíes en el extranjero regresar a Israel para votar. Los medios de comunicación hebreos dijeron el lunes que el plan del Ministerio de Transporte también permitiría a los israelíes salir del país, aunque no a los destinos de alta infección enumerados por el gobierno.

Las puertas de entrada terrestres y aéreas de Israel han estado cerradas en su mayor parte desde el 25 de enero, con el aeropuerto Ben Gurión cerrado para todos los vuelos, excepto algunos especiales de las aerolíneas israelíes y algunas extranjeras para traer de vuelta a los ciudadanos varados en el extranjero, dejando a miles sin poder regresar. La entrada en el país -para un máximo de 2.000 personas al día- requiere un permiso especial del gobierno que se concede caso por caso antes del vuelo.

Un grupo de expertos israelí afirmó el domingo que la denegación de entrada a sus propios ciudadanos por parte de Israel representaba una erosión extrema de los derechos, no tolerable en el gobierno democrático.

El comité de permisos del gobierno también ha sido objeto de escrutinio, en medio de informes de que los ultraortodoxos recibieron un trato preferente, mientras que numerosas solicitudes de emergencia de otros israelíes fueron denegadas.

El Canal 12 dijo la semana pasada que alrededor del 90 por ciento de las personas aprobadas para venir a Israel durante el cierre eran ortodoxas, mientras que se denegaban las solicitudes de muchas personas seculares. La cadena afirmó que muchos de ellos volaban con permisos fraudulentos y que algunos habían conseguido sus autorizaciones gracias a sus vínculos con políticos ultraortodoxos.

Sin embargo, el informe ha sido rebatido por muchos medios de comunicación. La emisora pública Kan, citando datos del aeropuerto, dijo el lunes que el principal vuelo señalado en el reportaje del Canal 12 como el que transportaba predominantemente a los religiosos sólo tenía 68 pasajeros ultraortodoxos de un total de 260, de los cuales 30 se habían recuperado del virus y 18 estaban totalmente vacunados.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat