Inicio ISRAEL Coronavirus/Israel. Comité del Parlamento promete reabrir los teatros y reanudar espectáculos al aire libre

Coronavirus/Israel. Comité del Parlamento promete reabrir los teatros y reanudar espectáculos al aire libre

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- Los legisladores indicaron el lunes que en un futuro próximo actuarán para asegurar el acceso del público a los eventos culturales, incluso en algunos lugares cerrados, lo que parece provocar otra pelea entre el gobierno y un comité de la Knesset (Parlamento) que ya ha anulado varias órdenes de cierre del gobierno. Yifat Shasha-Biton, la jefa del Comité para el coronavirus que recientemente se ha enfrentado al primer ministro Benjamin Netanyahu anulando varias restricciones impuestas por el gabinete, dijo el lunes que se aseguraría de que los grandes teatros y los locales más pequeños pudieran reabrir antes del final del verano.

«Queremos planes que permitan la realización de eventos tanto en el interior como en el exterior, pero sobre todo al aire libre», dijo durante una reunión de su comité. «El invierno está a la vuelta de la esquina y no podremos resucitar la industria cultural. Es importante para nuestra resistencia nacional», sostuvo. «Estamos aquí para encontrar la mejor manera de abrir la industria cultural. Hablaremos del ‘cómo’ en vez de del ‘si'», añadió.

Los eventos culturales, locales, bares y clubes nocturnos están actualmente cerrados hasta nuevo aviso. Todas las reuniones tienen un límite de 10 personas en el interior y 20 personas en el exterior.

Yifat Shasha-Biton.

Los comentarios se hicieron durante una reunión en la que los directores de los espectáculos, los artistas y otros se quejaron de que habían sido cerrados. Los jefes de las instituciones culturales advirtieron que sin un plan para permitir que las actuaciones se lleven a cabo, podrían colapsar y no volver a abrir nunca. «Les informo inequívocamente que si no deciden un plan claro para abrir en un futuro cercano, abriremos nosotros por nuestra cuenta», dijo la actriz Dalia Simko en la reunión. «Tenemos lugares pequeños y un público ansioso, que está harto de estar sentado en casa», agregó.

El subdirector del Ministerio de Salud, Itamar Grotto, que también participó en la reunión, dijo que había una tendencia de «relativa estabilidad en las tasas de infección» en los últimos días, lo que podría suponer «una oportunidad de cambio». «El Ministerio de Salud está tratando de ver cómo podemos ayudar a estos lugares», dijo, señalando que estaban en el proceso de preparación de un «paquete integral único que será más claro para el público».

Dijo que esas recomendaciones, que incluirían permitir eventos culturales, estarían listas para el martes por la noche.

La industria de la cultura se ha visto particularmente afectada por las regulaciones gubernamentales destinadas a detener la propagación del virus, con casi todos los eventos restringidos desde que comenzó el brote. Muchos de los que trabajan en la industria son autónomos y tienen menos acceso a los beneficios sociales que los empleados asalariados.

A principios de este mes, en medio de un pico de infecciones, el gabinete aprobó una serie de restricciones para frenar la propagación del virus. Las restricciones limitaron el número de personas permitidas en restaurantes y sinagogas; redujeron el número de pasajeros permitidos en el transporte público; aumentaron las multas por no llevar máscaras faciales; y cerraron salas de eventos, lugares culturales, piscinas, gimnasios, bares y clubes nocturnos.

Sin embargo, el Comité del Coronavirus de Shasha-Biton anuló algunas de esas restricciones el jueves, cuando permitió que los gimnasios de todo Israel volvieran a abrir el domingo, lo que provocó la ira de sus compañeros de partido, que ahora tratan de neutralizar a su comité con una ley que entrará en vigor el 10 de agosto.

El comité también ha decidido mantener abiertas atracciones como zoológicos y museos, después de haber anulado anteriormente las decisiones del gabinete de cerrar restaurantes, piscinas y playas.

Ha habido una ira generalizada de varios sectores de la economía que dicen que el gobierno no está haciendo lo suficiente para ayudarles a afrontar la crisis, acompañada de la indignación por la supuesta desviación de la ayuda financiera y las complejidades burocráticas de la obtención de asistencia.

Esa ira ha dado lugar a un movimiento de protesta que es una de las voces más dominantes en las recientes manifestaciones fuera de la residencia oficial de Netanyahu en Jerusalem.

En las últimas semanas, el número de casos de coronavirus en Israel se ha disparado a unos 2.000 por día, después de haber logrado mantener el virus bajo control durante marzo y abril, aunque en los últimos días la tendencia parece haberse estabilizado un poco, y tanto las pruebas como los nuevos casos se han reducido a la mitad.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat