Inicio ISRAEL Coronavirus. Dos millones de israelíes recibieron la primera dosis de la vacuna contra el COVID

Coronavirus. Dos millones de israelíes recibieron la primera dosis de la vacuna contra el COVID

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- Israel ya piensa en el próximo millón de vacunados contra el coronavirus luego de que el Ministerio de Salud anunciara que se aplicaron ya dos millones de dosis en menos de un mes de iniciada la campaña de vacunación con más de 100 mil personas que recibieron el segundo refuerzo.

El primer ministro Benjamin Netanyahu y el ministro de Salud, Yuli Edelstein, encabezaron el acto en el que se anunció el importante logro en una clínica en Ramle en momentos que una maestra de jardín de infantes local de 22 años se convertía en el segundo millón de israelíes en recibir la primera dosis de una vacuna COVID-19.

“Ya se ha convertido en una rutina. Es algo a lo que estamos felices de acostumbrarnos, pero sobre todo deseamos terminar”, dijo Netanyahu.

“En Europa, están hablando de bloqueos hasta bien entrado marzo y abril, pero no aquí. Reduciremos el período de restricción tanto como sea posible… pasaremos al próximo millón. Estamos en camino”, añadió el premier.

Netanyahu también anunció que el gobierno trabaja en los denominados “pasaportes verdes” para los ciudadanos que recibieron la primera dosis de vacuna y la inyección de refuerzo y les permitirá una mayor libertad de movimiento bajo las restricciones del coronavirus.

Los datos del Ministerio de Salud muestran que unas 110.000 personas ya han recibido la vacuna de refuerzo. Más del 70% de los que recibieron el segundo pinchazo lo consiguieron entre 21 y 22 días después de la primera dosis, según lo recomendado por los fabricantes de vacunas, y otro 20% llegó más tarde.

En otro orden, el ministro Edelstein anunció que Israel comenzará a vacunar a todos los prisioneros la próxima semana, incluidos los prisioneros de seguridad palestinos que se encuentran recluidos en las instalaciones correccionales israelíes.

“Nos adherimos a todas las pautas del comité de prioridades”, dijo Edelstein mientras visitaba un centro de vacunación en la ciudad central de Ramle, refiriéndose al panel del Ministerio de Salud encargado de establecer las prioridades de vacunación de la política nacional.

La controversia se produjo luego de que el ministro de Seguridad Pública, Amir Ohana, diera instrucciones a los funcionarios de la prisión para que se abstengan de vacunar a los presos contra el COVID-19 hasta nuevo aviso, después de que un funcionario palestino dijera que se esperaba que los presos de seguridad pronto comenzaran a recibir inyecciones.

coro1

La prohibición de Ohana incluía no solo a los presos de seguridad, sino a todos los presos.

Según informó el diario The Times of Israel, Ohana pidió que se administren vacunas solo a los guardias de la prisión, no a los reclusos, hasta que se vacune a un mayor número de israelíes no encarcelados.

Sin embargo, Edelstein contestó: “No voy a diferenciar y verificar qué vacuna fue para el carcelero y cuál fue para el prisionero”.

“En lugar de discutir, imagina cómo un prisionero podría no ser vacunado (y enfermarse) y luego podría ser necesario desperdiciar personal y equipo médico en ellos”, dijo el ministro.

ISRAEL-HEALTH-VIRUS-VACCINE

Los comentarios de Edelstein se produjeron después de que el presidente Reuven Rivlin criticara la instrucción de Ohana, diciendo que era inconsistente con los valores del Estado de Israel y del judaísmo.

Además, la oficina del fiscal general le ha dicho a Ohana que su orden de no vacunar a los prisioneros se dio “sin autorización”, ya que solo el Ministerio de Salud podía decidir quién debería ser vacunado, “y por lo tanto no puede permanecer de pie”.

En respuesta a la orden del ministro de Seguridad Pública, cinco grupos de derechos humanos solicitaron al Tribunal Superior de Justicia que revoque la decisión.

La petición exigía que el Servicio de Prisiones de Israel “vacune a toda la población reclusa de acuerdo con la prioridad de vacunación establecida por el Ministerio de Salud”, dijeron las organizaciones en un comunicado conjunto.

Por su parte, el servicio de seguridad Shin Bet quedó en medio de una polémica al recibir los datos de ubicación del teléfono de 144.870 israelíes confirmados como infectados con COVID-19 durante diciembre y enero, sin su consentimiento y sin que se les notificara del rastreo.

Bajo un acuerdo entre el Ministerio de Salud y el Shin Bet los nombres, números de identificación y datos de contacto de los diagnosticados con COVID-19 fueron habilitados a la agencia.

La agencia de seguridad pudo revisar dos semanas de datos para determinar qué teléfonos celulares estaban dentro de un radio de dos metros de la persona enferma durante más de 15 minutos. Luego se les alerta y se les ordena que se pongan en cuarentena.

El Ministerio de Salud anunció que no notificó a las personas rastreadas entre el 13 de diciembre y el 12 de enero debido a un “error técnico” y dijo que comenzaría a divulgar retroactivamente la información a quienes no recibieran una notificación.

“El mal funcionamiento no tuvo consecuencias epidemiológicas y solo afecta a las notificaciones que informan a los pacientes de la transferencia de sus datos para examen tecnológico”. dijo un portavoz del Ministerio de Salud al sitio de noticias Ynet.

El Shin Bet dejará de usar sus controvertidas medidas de vigilancia telefónica para ayudar a rastrear a posibles portadores de coronavirus a partir del 20 de enero, según la emisora ​​pública Kan, mientras Israel continúa intensificando su campaña de vacunación para poner fin al brote de COVID-19.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat