Inicio ISRAEL Ceremonia de asunción de la 25a Knesset

Ceremonia de asunción de la 25a Knesset

Por IG
0 Comentario

AJN/Itongadol.- El ataque terrorista del martes por la mañana cerca de Ariel puso un tono sombrío a la ceremonia de juramentación de la 25a Knesset, por la tarde.

Una gran pancarta de bienvenida a los invitados a la ceremonia adornó la entrada principal del edificio. En la plaza que da acceso a la entrada se instalaron gradas. Inicialmente, el presidente Isaac Herzog tenía la intención de ingresar al edificio escoltado por decenas de oficiales de la Policía de Israel en motocicletas y caballos y acompañado por la banda de música de las FDI. Sin embargo, la ceremonia se trasladó al interior debido al clima.

Pero la atmósfera en medio de la ráfaga de actividad dentro del edificio era tenue y música de fondo tranquila sonaba en sus pasillos, debido al ataque terrorista del martes por la mañana, que se cobró la vida de tres israelíes.

Los miembros entrantes de la Knesset llegaron a lo largo de la mañana y se tomaron fotografías oficiales solos y con sus familias. Los parlamentarios árabes de Hadash-Ta’al Ayman Odeh y Ofer Cassif se negaron a tomarse fotografías con la bandera israelí y el escudo nacional de fondo.

Exactamente a las 16 hs., tres toques de trompeta anunciaron el inicio del pleno, encabezado por Herzog, quien luego pronunció un discurso.

Herzog comenzó abordando el ataque terrorista.

“Antes de comenzar, deseo referirme al terrible ataque terrorista de esta mañana en Ariel, un ataque que hiere el corazón y sacude el alma, en el que un terrorista depravado apuntó contra inocentes, cuyo único crimen fue querer llevar una vida tranquila en su país, nuestro país», dijo el Presidente.

«Israel seguirá resistiéndose con firmeza y asertividad, en todas partes y siempre, a los actos de terrorismo y odio que asoman la cabeza y nos amenazan a todos. En nombre de todo el pueblo israelí comparto el profundo dolor de las familias de las víctimas y de la ciudad de Ariel y rezo por la salud de los heridos», dijo.

“A los enemigos de Israel y a quienes nos desean el mal, a quienes nos quieren dividir y debilitar, deseo enviarles este mensaje inequívoco: no lograrán sacudir nuestro poder y nuestra cohesión, no por medio de amenazas, no a través de la violencia, no a través del terror, ni por medio de esfuerzos tontos en el escenario internacional. Aquellos que se levantan para destruirnos siempre nos encontrarán listos y decididos, con una mano empuñando un arma y la otra extendida en paz”, dijo.

Herzog predicó la unidad después de un largo y amargo período de lucha política.

“Nuestra experiencia histórica nos enseña que cada vez que esta nación ha optado por caminar por caminos separados; cada vez que un desacuerdo no se llevó por medios pacíficos; cada vez que uno se desviaba hacia un lado y otro hacia otro, por un camino hacia Judá y por otro hacia Israel, el resultado era indescriptiblemente terrible. Perdimos nuestro camino. Y perdimos nuestro hogar. Esto es aún más cierto hoy en día, cuando en el torbellino de las elecciones lo que nos une se perdió de vista y lo que nos divide se robó el espectáculo”, dijo.

El pueblo de Israel está orgulloso de su país pero «agotado por las luchas internas y sus consecuencias», dijo Herzog. Es responsabilidad de los miembros de la Knesset arreglar eso.

«La responsabilidad de tratar de destetarnos de esta adicción a los conflictos interminables y, si se me permite, de la esclavitud excesiva al ‘¿qué escribirán y qué dirán?’, al ‘qué obtendrá más reacciones, me gusta y acciones?’ y al ‘¿cómo podemos causar una tormenta en las redes sociales?'»

“La responsabilidad de respirar hondo, investigar los hechos y participar en una consideración cuidadosa antes de cada discurso, entrevista o momento en que toque el teclado. La responsabilidad de fortalecer la asociación entre todas las franjas de la sociedad israelí, de todas las creencias y religiones: judíos, árabes, drusos, cristianos y circasianos, ortodoxos y laicos, tradicionalistas y religiosos; los que están finamente representados en esta Cámara y los que lo están menos; los que recibirán las riendas del poder y los que se sentarán en las bancas de la oposición. La responsabilidad de caminar del brazo mientras continuamos nuestro viaje colectivo», dijo Herzog.

“Los ciudadanos de Israel esperan que ustedes simplemente trabajen para ellos. Esperan que ustedes, todos ustedes, trabajen para ellos en los comités, en el pleno y en sus diversos roles públicos y parlamentarios. Esperan que nosotros, todos nosotros, nos despertemos cada mañana y los cuidemos», enfatizó.

Herzog abordó el tema de la Cláusula de Anulación, que la mayoría de la coalición quiere legislar y le daría a la Knesset el poder de anular los fallos del Tribunal Superior.

“En este día festivo es justo que recordemos que el poder de la legislatura es parte de un sistema necesario y más amplio de frenos y contrapesos. Permítanme subrayar: no solo es posible el cambio; hay lugares donde el cambio es apropiado y deseable. Se permite, y a veces incluso se exige, reabrir para el debate la división de poderes y autoridades entre las diversas ramas del gobierno, que se equilibran entre sí.»

“Pero debemos hacerlo escuchando, a través del diálogo abierto, a través del discurso respetuoso y justo. Esta es, por supuesto, una misión que enfrenta a los tres poderes del gobierno: Legislativo, Ejecutivo y Judicial, que deben estar atentos entre sí mientras, al mismo tiempo, permanecemos comprometidos con nuestra visión colectiva como pueblo y como Estado”, dijo.

Moshi Holtzberg, de 16 años, hijo del rabino Gabriel y de Rivka, quienes murieron en un ataque terrorista en el Beit Jabad de Mumbai, India, hace 14 años, leyó un capítulo de los salmos. Esto fue seguido por videoclips del primer primer ministro de Israel, David Ben Gurion, leyendo la Declaración de la Independencia.

Luego, el secretario de la Knesset leyó el siguiente texto: «Me comprometo a permanecer fiel al Estado de Israel y cumplir fielmente con mi deber en la Knesset», a lo que cada diputado respondió: «Me comprometo».

La ceremonia concluyó con el canto del Himno nacional.

Después de la ceremonia, los líderes de cada uno de los partidos que ingresaron a la Knesset se unieron para una fotografía tradicional con los cuatro símbolos de poder de Israel: el Presidente, el primer ministro Yair Lapid, el presidente de la Knesset, Miki Levy, y la presidenta del Tribunal Supremo, Esther Hayut.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat