Inicio INTERNACIONALES Países Bajos: La cuarta parte de la generación más joven está de acuerdo con que la Shoá es un mito

Países Bajos: La cuarta parte de la generación más joven está de acuerdo con que la Shoá es un mito

Por IG
0 Comentario

AJN/Itongadol.- Un nuevo estudio publicado el jueves encuentra brechas significativas en el conocimiento y la conciencia de la Shoá en los Países Bajos, así como una preocupación generalizada porque la negación y la distorsión de la Shoá son problemas allí hoy. El estudio encontró que casi una cuarta parte (23%) de los encuestados «millennials» y de la «Generación Z» neerlandeses cree que la Shoá es un mito o que ocurrió, pero la cantidad de judíos que murieron ha sido muy exagerada, el porcentaje más alto entre esas cohortes en seis países que fueron encuestadas.

Según las encuestas realizadas anteriormente a esos grupos de edad, el porcentaje de ciudadanos jóvenes que piensan que la Shoá es un mito es el siguiente: 16% en Austria y Canadá, 23% en Francia y 15% en Reino Unido y Estados Unidos.

La Conferencia sobre Reclamos Materiales Judíos contra Alemania (Claims Conference) encargó a Schoen Cooperman Research que realizara un estudio nacional integral sobre el conocimiento y la conciencia de la Shoá en los Países Bajos. Realizó 2.000 entrevistas en todo el país.

También encontró que el 29% de los encuestados neerlandeses, incluido el 37% de los «millennials» y la «Generación Z» neerlandeses, cree que dos millones o menos de judíos fueron asesinados durante la Shoá. Además, a pesar de que más del 70% de la población judía de los Países Bajos pereció durante la Shoá, la mayoría de los encuestados neerlandeses (53%), incluido el 60% de esas dos cohortes, no cita a su país como uno de aquellos en los que la Shoá tuvo lugar. Finalmente, más de la mitad (53%) de los encuestados neerlandeses cree que algo como la Shoá podría volver a ocurrir hoy.

Otro hallazgo preocupante fue que cuando se les preguntó si conocían a personas que creen que la Shoá no ocurrió, casi una cuarta parte (24%) de los encuestados neerlandeses, incluido casi un tercio (32 %) de los «millennials» y la «Generación Z», dijo que sabe de al menos menos unas pocas personas que creen que la Shoá no sucedió.

Después de una breve descripción de la negación de la Shoá, el 62% de los encuestados neerlandeses dice que la negación de la Shoá es un problema hoy en día, incluido el 55% de los dos grupos de jóvenes.

Casi todos los encuestados (94%) habían oído hablar de Ana Frank antes de la encuesta. Un gran porcentaje sabía que fue víctima de la Shoá (89%), pero este número parece disminuir con respecto a algunos datos clave, como la edad que tenía cuando murió (81%) y la falsa idea de que murió en Auschwitz (73%).

En cambio, en agosto, un municipio neerlandés cambió el nombre de un parque que honraba a un alcalde que ayudó a los nazis a cazar a los judíos de su ciudad.

El municipio de Hogeveen, una ciudad de unos 55.000 habitantes aproximadamente a 130 kilómetros al nordeste de la capital neerlandesa de Amsterdam, renombró el parque Alcalde Tjalma, según un informe del sitio de noticias Jonet.nl. El nuevo nombre es Parque Municipal.

En 2020, un historiador local descubrió que Jetze Tjalma, quien había sido alcalde de Hoogeveen durante 30 años hasta 1958, fue el primer alcalde de los Países Bajos ocupados por los nazis en entregar una lista de judíos locales después de la invasión del ejército alemán en 1940.

Había alrededor de 250 nombres en la lista. En 1951, Hogeveen tenía solo 27 judíos, según el Museo Histórico Judío de Amsterdam.

Tjalma compartió la lista voluntariamente, según Brand van Rijn, un político local cuyo partido, SGP, inició la investigación sobre el historial de guerra de Tjalma.

El SGP había presionado durante años por un enfoque más crítico del legado de Tjalma, a quien muchos han considerado un alcalde modelo, según la emisora ​​RTV. El parque recibió el nombre de Tjalma poco después de su muerte en 1985.

Varios años después de la Segunda Guerra Mundial, la ciudad bajo Tjalma se hizo cargo de parte del cementerio judío local y pavimentó un camino en él. Esa parte del cementerio fue devuelta a manos judías en 2019.

El Instituto de Estudios de Guerra, Holocausto y Genocidio con sede en Amsterdam confirmó el año pasado la investigación realizada en Hogeveen por el historiador local Albert Metselaar, lo que llevó a la municipalidad a cambiar el nombre del parque, informó Jonet.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat