Inicio INTERNACIONALES La Corte Suprema de EEUU dictaminará quién es el dueño de un Pissarro saqueado por los nazis

La Corte Suprema de EEUU dictaminará quién es el dueño de un Pissarro saqueado por los nazis

Por Iton Gadol
0 Comentario

Itongadol/AJN.- La Corte Suprema de los Estados Unidos se pronunciará sobre quién es el propietario del cuadro «Rue Saint-Honoré in the Afternoon, Effect of Rain» (1897) del impresionista danés-francés Camille Pissarro.

Los dueños originales de la pintura, la familia germano-judía Cassirer, han estado luchando contra el museo de arte español que la exhibe durante casi 17 años.

Cuando los nazis llegaron al poder, Lilly Neubacher Cassirer decidió huir del país en 1939. Un oficial nazi dejó en claro que la posibilidad de obtener visas de salida para la familia dependía completamente de si renunciaban a su amada pintura de Pissarro. El oficial «compró» la pintura a la familia por el precio de 360 dólares. La pintura está valuada en 30 millones en la actualidad.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Lilly Neubacher Cassirer pasó años buscando la pintura en vano. Aceptó 13.000 dólares en pagos de reparación del gobierno alemán cuando concluyó que la pintura debía haberse perdido o destruido. Sin embargo, nunca renunció a su derecho a buscar y reclamar la pintura si la encontraban, según The Guardian. La pintura pasó de propietario en propietario antes de ser comprada por el barón Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza de Lugano, Suiza, en 1976. La pintura fue una de las 775 obras que el barón vendió a España por más de 300 millones de dólares a principios de los noventa.

Claude, el nieto de Lilly, descubrió la pintura en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid, España, en 2000. Cuando solicitó que el museo se la devolviera en California, se negaron a hacerlo. Después de que el tribunal español denegara su solicitud de devolución de la pintura, presentó una demanda en su Estado natal de California, lo que desencadenó la batalla legal que continúa hasta el día de hoy. El hijo de Claude, David, continuó la lucha después de que Claude falleciera en 2010.

“Han sido tres generaciones de la familia Cassirer tratando de recuperar lo que es suyo”, declaró el abogado de la familia, Stephen Zack, del bufete de abogados estadounidense Boies Schiller Flexner. Aunque nadie niega el hecho de que la pintura llegó al museo como propiedad robada, no ha habido una decisión concluyente sobre si el dueño actual de la pintura puede ser determinado por la ley española o californiana. La ley española identifica la propiedad como seis años de posesión ininterrumpida.

Un tribunal de California dictaminó que la propiedad de la pintura estaba bajo la ley española en 2015, un fallo que fue confirmado por un tribunal de apelaciones en 2020. Insatisfecha con este veredicto, la familia Cassirer continuó demandando y el caso llegó posteriormente a la Corte Suprema de EEUU. Sin embargo, los tribunales inferiores criticaron a España por no estar dispuesta a entregar el cuadro robado.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat