Inicio INTERNACIONALES Estados Unidos. Biden aumenta silenciosamente la ayuda financiera a los palestinos

Estados Unidos. Biden aumenta silenciosamente la ayuda financiera a los palestinos

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol.- El gobierno de Biden está aumentando discretamente la ayuda a los palestinos después de que el ex presidente estadounidense Donald Trump cortara casi toda la asistencia financiera al gobierno de la Autoridad Palestina.

Desde que asumió el cargo con la promesa de revertir muchas de las decisiones de Trump en materia israelí-palestina, la administración ha asignado casi 100 millones de dólares para los palestinos, de los que solo se ha hecho pública una pequeña parte.

La administración anunció el jueves pasado que daba 15 millones de dólares a las comunidades palestinas vulnerables de Cisjordania y Gaza para ayudar a combatir la pandemia de COVID-19. Un día después, sin anuncio público, notificó al Congreso que dará a los palestinos 75 millones de dólares para apoyo económico, que se utilizarán en parte para recuperar su «confianza y buena voluntad» tras los recortes de la era Trump.

El Departamento de Estado declinó hacer comentarios sobre la notificación, y no estaba claro si los 75 millones de dólares incluyen los 15 millones de dólares de ayuda para la pandemia. No obstante, el plan de financiación representa un cambio importante en el enfoque de EEUU hacia los palestinos tras las recriminaciones mutuas durante los años de Trump.

La administración no ha ocultado su creencia de que el enfoque de Trump, que alienó a los palestinos, era defectuoso y hacía menos probables las perspectivas de paz. La nueva ayuda parece destinada a animar a los palestinos a volver a negociar con Israel, aunque no hay indicios de que vaya a tener ese efecto y la respuesta de Israel aún está por verse.

The Associated Press obtuvo una copia de la notificación del Departamento de Estado y de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional del 26 de marzo, apenas unas horas después de que la Oficina de Rendición de Cuentas del Gobierno (GAO) publicara un informe en el que se constataba que la USAID no había examinado adecuadamente a todos los beneficiarios de la financiación palestina según los criterios antiterroristas de Estados Unidos, tal como exige la ley.

CORONAVIRUS

Palestinos reciben la vacuna Covid-19 en Hebrón, Cisjordania.

Según la legislación estadounidense, Estados Unidos no puede proporcionar ayuda a la Autoridad Palestina ni financiar proyectos de los que se beneficie mientras la autoridad pague estipendios a los autores y familiares de los condenados por atentados contra Israel o contra Estados Unidos. Estos pagos fueron una de las razones por las que la administración Trump cortó la ayuda. Aunque ninguna de las ayudas se destinará a la Autoridad Palestina, es probable que los legisladores pro-israelíes, muchos de ellos republicanos, planteen objeciones.

La GAO basó sus conclusiones en una revisión de la ayuda proporcionada a los palestinos entre 2015 y 2019, cuando Trump cortó la mayor parte de la ayuda. Si bien dijo que USAID había seguido la ley con respecto a las personas y los grupos que financiaba directamente, no había hecho lo mismo con las entidades, conocidas como sub-beneficiarios, a las que esos grupos luego distribuyeron los dólares de los contribuyentes.

«Si se reanuda la financiación, recomendamos medidas para mejorar el cumplimiento», dice el informe de la GAO, que se publicó a última hora del lunes.

Según la notificación de USAID al Congreso, la financiación ya se ha reanudado o lo hará en breve, ya que gran parte de los 75 millones de dólares se destinan a proyectos urgentes a corto plazo destinados a reconstruir rápidamente las relaciones entre Estados Unidos y Palestina, que habían caído a mínimos durante la administración Trump. El aviso decía que el dinero podría empezar a gastarse el 10 de abril.

«Dada la ausencia de actividad de la USAID en los últimos años, la participación de los actores de la sociedad civil será fundamental para recuperar la confianza y la buena voluntad con la sociedad palestina», decía la notificación, explicando la razón de proporcionar 5,4 millones de dólares a grupos cívicos palestinos, incluyendo posiblemente medios de comunicación independientes, en Cisjordania y Gaza.

Otras áreas identificadas para la financiación de USAID incluyen el sector de la atención sanitaria y la reanudación de la asistencia a la Red de Hospitales de Jerusalem Oriental que Trump había cortado, el saneamiento, el suministro de agua y la infraestructura de transporte, los servicios sociales y la formación laboral para los jóvenes palestinos, los microcréditos y las subvenciones para las pequeñas empresas, así como los fondos para prevención de tragedias y desastres naturales.

2f0c62fb-6113-42e6-83cf-a35e0e3c4db6

Biden junto al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas.

En un intento por adelantarse a las preguntas y críticas esperadas de los legisladores que apoyaron los recortes de ayuda de Trump, USAID trató de asegurar al Congreso que garantizaría el cumplimiento de todos los criterios legales para proporcionar el dinero.

«La USAID se adhiere a rigurosos procedimientos de investigación y certificación antiterrorista de sus socios, así como de auditoría y supervisión, para ayudar a garantizar que su ayuda no se destina a Hamás u otras organizaciones terroristas», decía la nota.

Al anunciar los 15 millones de dólares en asistencia de COVID-19, la embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Linda Thomas-Greenfield, dijo que era «una pieza de nuestro renovado compromiso con el pueblo palestino», pero no dio más detalles.

Bajo el mandato de Trump, Estados Unidos prestó un apoyo sin precedentes a Israel, reconociendo a Jerusalem como capital de Israel, trasladando la embajada estadounidense de Tel Aviv y rompiendo relaciones y recortando la ayuda financiera a los palestinos.

Poco después de la toma de posesión del presidente estadounidense, Joe Biden, el 20 de enero, su administración anunció que restablecería las relaciones con los palestinos y renovaría la ayuda como elementos clave de apoyo a una solución de dos Estados al conflicto.

Thomas-Greenfield reiteró el apoyo de Biden a la solución de los dos Estados y dijo que «Estados Unidos espera seguir trabajando con Israel, los palestinos y la comunidad internacional para lograr la tan ansiada paz en Medio Oriente».

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat