Inicio Europa El Vaticano difunde registros de judíos que buscaron ayuda durante la Shoá

El Vaticano difunde registros de judíos que buscaron ayuda durante la Shoá

Por IG
0 Comentario

AJN/Itongadol.- El Vaticano, a pedido del papa Francisco, publicó los archivos digitalizados de más de 2.700 judíos que buscaron ayuda a través de los canales del Vaticano para escapar de la persecución nazi antes y durante la Shoá, según un anuncio del Vaticano.

Los archivos se encuentran alojados en la página web del Archivo Histórico de la Sección de Relaciones con Estados y Organismos Internacionales de la Secretaría de Estado. El archivo alberga una reproducción fotográfica de cada documento y un inventario analítico que nombra a todos los que solicitaron ayuda.

Las peticiones podían ser para la obtención de visas o pasaportes para expatriación, asilo, reunificación con un familiar, liberación de una detención, traslados de un campo de concentración a otro, noticias sobre una persona deportada, comida o ropa, apoyo económico y apoyo espiritual, entre otras cosas.

Desafortunadamente, como se puede ver en la documentación, muchas de las solicitudes no fueron concedidas «debido a varios tipos de problemas». Los intentos de asistencia han tenido éxito en algunos casos, pero en la mayoría de los casos el resultado sigue siendo «desconocido».

«Hacer que la versión digitalizada de toda la serie Judíos/Pueblo judío esté disponible en Internet les permitirá a los descendientes de quienes pidieron ayuda encontrar rastros de sus seres queridos en cualquier parte del mundo», dijo el arzobispo Paul Richard Gallagher, secretario de Relaciones con Estados y Organizaciones Internacionales, en un artículo de Vatican News.

“Al mismo tiempo, les permitirá a los académicos y a cualquier persona interesada examinar libremente este patrimonio archivístico especial a distancia”, agregó.

En 2020, cuando este archivo se abrió por primera vez a los investigadores, los funcionarios del Vaticano describieron los documentos como la «Lista de Pacelli», usando el apellido del papa Pío XII para aludir a la «Lista de Schindler».

Los críticos de Pío XII han dicho que no hizo lo suficiente para oponerse al nazismo o ayudar a los judíos durante la Shoá. Sus defensores señalan el historial del Papa antes y durante la guerra, incluida evidencia significativa de asistencia del Vaticano a judíos y otros perseguidos por los nazis.

La cantidad increíblemente baja de solicitudes de ayuda aprobadas que se ve en los documentos dice lo contrario. El Vaticano pudo haber recibido muchas solicitudes, pero recibir y mostrar un grito de ayuda no es lo mismo que brindar una asistencia tangible.

Asimismo, una delegación de 30 miembros del Centro Simon Wiesenthal (SWC) le presentó al papa Francisco un facsímil de un informe original, escrito y firmado por Adolf Hitler, en el que propugna abiertamente la destrucción del pueblo judío por «un gobierno de fuerza nacional». La imitación, cuyo texto original se exhibe en el Museo de la Tolerancia del SWC en Los Ángeles, fue presentado al pontífice la semana pasada por el fundador y director general del SWC, el rabino Marvin Hier, y su presidenta, Dawn Arnall.

Hier enumeró las estadísticas actuales, a ambos lados del Atlántico, que confirman el aumento del antisemitismo. El Papa le respondió dando las gracias al SWC por proteger la memoria del pasado. A continuación, Hier habló del superviviente de la Shoá convertido en cazador de nazis Simon Wiesenthal y de cómo reaccionaría ante los acontecimientos actuales.

«Frente a semejante marea de odio, Simon se preguntaría: ¿Cómo es posible que los líderes del mundo, sabiendo lo que está ocurriendo, sigan queriendo llegar a un acuerdo con Irán sobre armas nucleares cuando sus dirigentes niegan que haya existido Auschwitz o Treblinka y siguen predicando que nunca hubo judíos asesinados en cámaras de gas? ¿Cómo pueden las Naciones Unidas y el mundo confiar en un régimen que durante los últimos 43 años nunca se ha desviado de esas notorias mentiras?»

«Si eso no es lo suficientemente aterrador, miren lo que la Rusia de Putin le está haciendo al pueblo de Ucrania», agregó Hier. «¿Cómo puede un país que sufrió la ira de Hitler darse la vuelta y adoptar sus mismas tácticas, masacrando a gente inocente, bombardeando hospitales, orfanatos y escuelas?»

«Su santidad, estamos ante usted hoy, 80 años después de la infame Conferencia de Wannsee, en la que 15 funcionarios nazis, ocho de ellos doctores de algunas de las mejores universidades, tomaron la decisión, de acuerdo con las órdenes de Hitler, de asesinar en masa a todos los judíos de Europa».

«Por eso, su santidad, hemos venido hoy aquí para presentar al Archivo Vaticano uno de los documentos más significativos de la historia de la humanidad: una copia de una carta original, mecanografiada y firmada por Hitler el 16 de septiembre de 1919, en la que expone abiertamente la necesidad de la eliminación definitiva del pueblo judío en Europa».

En la carta, Hitler escribió: «Nuestro objetivo final debe ser la eliminación total de los judíos. Ambas cosas solo son posibles bajo un gobierno de fuerza nacional, nunca bajo un gobierno de impotencia nacional».

Hier dijo que «lo que comenzó como la opinión de un hombre se convertiría 22 años más tarde en la política de Estado de la Alemania nazi, que condujo al asesinato sistemático de un tercio de los judíos del mundo. Este documento muestra el poder de las palabras y es una advertencia para que todos se tomen en serio las amenazas de cualquier demagogo».

El Papa denunció la actual ola de antisemitismo y señaló que la carta escrita y firmada por Hitler en 1919 revelaba que no se preocupaba por el pueblo alemán, sino que solo promovía una ideología peligrosa.

Francisco instó al Centro Wiesenthal a seguir sirviendo de puente entre el pasado y el futuro, «recordando la historia para que pueda servir al futuro».

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat