Inicio Estados Unidos La AP le paga a los terroristas al mismo tiempo que recibe millones de dólares de la administración Biden

La AP le paga a los terroristas al mismo tiempo que recibe millones de dólares de la administración Biden

Por M S
0 Comentario

Itongadol.- La Autoridad Palestina (AP) asigna cientos de millones de dólares a los terroristas y sus familias, incluso cuando la administración Biden inyecta fondos de los contribuyentes estadounidenses en el gobierno palestino, según un informe no público del Departamento de Estado emitido al Congreso y obtenido por el Washington Free Beacon.

El informe, publicado el 10 de mayo, detalla cómo el gobierno palestino infringe una ley estadounidense que le prohíbe recibir dólares de ayuda estadounidense hasta que se detengan estos pagos por terrorismo, conocidos como el «programa de pago por asesinato». La AP en 2019, el período de información más reciente disponible, asignó más de 150 millones de dólares a terroristas condenados. Otros 191 millones de dólares se pagaron a las familias de los terroristas que fueron «martirizados» mientras realizaban ataques contra israelíes y estadounidenses. No hay ninguna señal de que estos pagos vayan a terminar, y los líderes palestinos expresaron su apoyo al programa en la escena internacional.

«La AP no puso fin a los pagos por actos de terrorismo contra ciudadanos israelíes y estadounidenses a ningún individuo, después de haber sido juzgado con justicia, que haya sido encarcelado por tales actos de terrorismo y a ningún individuo que haya muerto cometiendo tales actos de terrorismo, incluyendo a un familiar», concluyó el Departamento de Estado. Según las conclusiones del Departamento de Estado, la AP realiza estos pagos en efectivo como parte de un esfuerzo por evitar que la comunidad internacional le exija responsabilidades por premiar a los terroristas y a sus familias.

El informe llega en un momento en el que el gobierno de Biden presiona para aumentar los dólares de ayuda de Estados Unidos a la AP, que se terminaron durante el gobierno de Trump como resultado del programa de «pago por asesinato». Más de 360 millones de dólares en fondos estadounidenses fueron entregados a la AP en 2021, potencialmente en violación de una ley bipartidista conocida como la Ley Taylor Force, que prohíbe al gobierno estadounidense dar a los palestinos ayuda mientras paguen a los terroristas.

«El gobierno de Biden se opone firmemente al sistema de pago a prisioneros y se ha comprometido sistemáticamente con la Autoridad Palestina a poner fin a esta práctica», dijo un portavoz del Departamento de Estado. La asistencia de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional en Cisjordania y Gaza «se implementa de acuerdo con la ley de Estados Unidos».

Los republicanos en el Congreso no están de acuerdo con esta valoración. El senador Ted Cruz, por ejemplo, dice que la administración Biden no puede garantizar que la AP no esté utilizando fondos estadounidenses como parte de su programa de financiación del terrorismo. Desde que la AP pasó a un sistema de dinero en efectivo, es aún más difícil rastrear qué tramos de dinero se están utilizando para financiar «pay to slay» (pagar para matar).

«La administración de Biden está ideológicamente comprometida a elevar el gobierno palestino y a verter dinero en los territorios palestinos», aseguró el senador Cruz, quien agregó que «hacen esto a pesar de que saben que el mismo gobierno palestino está incitando al terrorismo y utilizando dinero para recompensar el terrorismo contra israelíes y estadounidenses. Es vergonzoso e inaceptable».

La AP «ahora realiza los pagos en efectivo y los receptores conocidos no pueden depositar los fondos en cuentas bancarias en Cisjordania y Gaza» debido a las leyes israelíes que prohíben a las instituciones financieras apoyar el programa, según las conclusiones del Departamento de Estado.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, y el primer ministro, Mohammed Shtayyeh, respaldan el programa «pagar para matar» y afirman que no cederán a la presión de la comunidad internacional para ponerle fin. Ambos funcionarios «reafirmaron el compromiso de la AP de seguir pagando por los presos, incluidos los condenados por actos de terrorismo», según el informe.

En marzo de 2021, por ejemplo, Shtayyeh «prometió públicamente su compromiso de continuar con los subsidios financieros a los prisioneros y ‘mártires’ palestinos, incluso si Israel sigue deduciendo estas cantidades de los ingresos fiscales de la AP», señala el informe.

En un discurso pronunciado en septiembre ante las Naciones Unidas, Abbas prometió su apoyo a los terroristas y a sus familias: «¿Por qué tenemos que aclarar y justificar la ayuda a las familias de los presos y los ‘mártires’, que son las víctimas de la ocupación y de sus políticas opresivas? No podemos abandonar a nuestro pueblo y seguiremos luchando por liberar a todos nuestros presos».

El Departamento de Estado también concluyó que el gobierno palestino sigue enseñando la violencia a sus niños como parte de los programas escolares oficiales. Aunque se reformaron algunas partes de este programa, «todavía existe cierta incitación y glorificación de la violencia o el terrorismo en los libros de texto escolares». Los esfuerzos de reforma de la AP no incluyen planes para reducir la incitación contra Israel.

El Departamento de Estado dijo a los legisladores en su último informe que la administración «en todos los niveles … sigue comprometiéndose en privado con la AP para poner fin a esta práctica aborrecible.»

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat