Inicio Estados Unidos Congresista estadounidense: ‘‘El levantamiento de las sanciones a Irán financiará el terror contra Israel’’

Congresista estadounidense: ‘‘El levantamiento de las sanciones a Irán financiará el terror contra Israel’’

Por M S
0 Comentario

Itongadol.- «Si levantamos las sanciones, ¿cómo se van a gastar esos dólares?» dijo en una entrevista el representante estadounidense Ritchie Torres (demócrata de Nueva York).

El levantamiento de las sanciones a Irán financiará el terrorismo contra Israel y en todo Medio Oriente, advirtió el representante estadounidense Ritchie Torres (demócrata por Nueva York)

«Comparto la preocupación de Israel por el levantamiento de las sanciones», dijo Torres. «Si levantamos las sanciones, ¿cómo se van a gastar esos dólares? No tengo ninguna razón para pensar que esos dólares se gastarán en una Ley de Reconstrucción Mejor de Irán».

«Tengo muchas razones para pensar que esos dólares probablemente financiarán actos de terrorismo y guerras por delegación y el mundo árabe suní».

Torres también dijo que no cree que la mayoría del Congreso estadounidense apoye el levantamiento de las sanciones al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica.

tottt

«Si hubiera un aliado de Estados Unidos que levantara las sanciones a Al Qaeda inmediatamente después del 11-S, ¿cómo nos sentiríamos? Estaríamos indignados. Así es como se sienten los israelíes ante el levantamiento de las sanciones a Irán y sus apoderados», expresó Torres en una entrevista con The Jerusalem Post esta semana.
Para los estadounidenses, dijo Torres, el levantamiento de las sanciones es una idea abstracta, mientras que los israelíes sentirán sus efectos concretos.

«A diferencia de Estados Unidos, que está rodeado por dos océanos y vecinos pacíficos, Israel está rodeado en gran medida por vecinos hostiles» -como Hamás en Gaza y Hezbollah en Líbano- «y comparte esencialmente una frontera con Rusia (por Siria). La mayoría de nosotros en Estados Unidos no tenemos ningún concepto de la frágil situación de seguridad; ninguno de nosotros tuvo que vivir con el fuego de cohetes o vivir en barrios donde las paradas de autobús se convierten en refugios antibombas o han [tenido] el trauma de los niños corriendo a los refugios antibombas».

«Nada en la experiencia estadounidense es remotamente comparable a la volatilidad a la que se enfrenta Israel cada día», afirmó el congresista.

Torres se pronunció contra los críticos «que juzgan a Israel desde la comodidad de una torre de marfil estadounidense, sin ir a Israel y ver los hechos con sus propios ojos».

«Cuando uno va a Israel, se da cuenta de que la realidad es mucho más complicada que los simples relatos de las redes sociales», aseguró.

Torres se ha encargado de transmitir esa realidad a los críticos de Israel en el movimiento progresista, del que se considera miembro.

Visitó por primera vez Israel en 2014, y de nuevo en 2018, seguido de otro viaje el mes pasado con el América Israel Education Fund (AIEF), afiliado al AIPAC.

torr

La primera visita que Torres realizó como miembro del Consejo de la Ciudad de Nueva York, tuvo un «profundo efecto» en él, y «cristalizó la necesidad histórica y moral de Israel como estado judío».

El viaje también convirtió a Torres en objetivo de los activistas del Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS), que le acusaron de apoyar el apartheid y se manifestaron contra él en las escaleras de la Municipalidad de Nueva York.

«Me encontré con un activista con una camiseta que decía ‘Queers for Palestine’, y le pregunté al activista: ‘¿Cuál es tu opinión sobre Hamás?», recordó Torres. «La respuesta fue impactante. Dijo que apoyaba a Hamás porque ‘defiende la liberación del pueblo palestino’.

Torres que considera que el BDS es «venenoso para la política progresista», empapado de «insidioso antisemitismo», y que la extrema izquierda estadounidense «podría ser para el Partido Demócrata lo que Jeremy Corbyn llegó a ser para el Partido Laborista [del Reino Unido].»

«Los ataques a Israel son cualitativamente diferentes de las críticas a cualquier otro país del mundo», dijo.

«Israel es el único país de la Tierra cuya propia existencia es objeto de debate, lo que me parece ofensivo e indignante», dijo el legislador. «Una cosa es ser crítico con las políticas, las prácticas y las personalidades políticas de una nación, pero otra cosa es cuestionar el derecho de un país a existir y la legitimidad de un país».

Torres agregó que salió de su última visita a Israel más preocupado por la seguridad de Israel que antes.

«Hamás disparó más de 4.000 cohetes en el lapso de 11 días» en mayo de 2021, dijo. «Hezbollah podría disparar infinitamente más. Podrían disparar fácilmente 1.000 cohetes en un solo día y desbordar la capacidad de la Cúpula de Hierro. En un conflicto con Hezbollah, no hay suficientes interceptores para interrumpir cada uno de los ataques, porque tiene 200.000 misiles a su disposición, más que todos los países de la OTAN excepto Estados Unidos juntos, y a diferencia de Hamás, tiene misiles guiados de precisión.

«Bastaría con que un misil apuntara a una pieza de infraestructura crítica para causar un daño irreparable a un país tan pequeño como Israel», dijo.

Por ello, Israel se vería obligado a utilizar sus interceptores para defender las infraestructuras críticas y dejar a más civiles expuestos, dijo Torres.

El representante dijo que el momento más inspirador de su reciente visita a Israel con la AIEF fue una velada en la que se reunió con los embajadores de los Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Marruecos en Israel, junto con un alto funcionario israelí.

«El santo grial de la normalización es Arabia Saudita. Mi impresión es que la normalización de las relaciones entre Arabia Saudita e Israel es una cuestión de cuándo, no de si, y que los mayores escollos para una normalización inmediata parecen provenir de la política interna de Arabia Saudita. Yo no culparía a la administración Biden».

Torres también dijo que el líder de Ra’am, Mansour Abbas, que introdujo su partido árabe en la coalición de gobierno de Israel, también le dejó una gran impresión.

«En un momento de [la] conversación, le preguntamos por el informe de Amnistía, y rechazó rotundamente la etiqueta de Israel como Estado de apartheid, algo que ya había hecho anteriormente», dijo Torres. «Reconoció que no hay nada constructivo en debatir el derecho de Israel a existir… Me pareció que era refrescantemente pragmático en su enfoque de la política».

«Los Acuerdos de Abraham y Mansour Abbas representan el triunfo largamente esperado del pragmatismo sobre la ideología», dijo.

Torres consideró que su reunión con el primer ministro de la Autoridad Palestina, Mohammed Shtayyeh, fue una «profunda decepción».

«No dejó de repetir que Israel es un Estado de apartheid», expresó Torres. «En un momento de la reunión, restó importancia a los miles de cohetes que Hamás dispara contra Israel, y los calificó de meros fuegos artificiales».

Cuando se le preguntó por el fin de la práctica de «pagar por matar», por la que la AP paga a los terroristas y a sus familias un estipendio mensual, Shtayyeh se mostró «poco comprometido», recordó el congresista.

«Salí de la reunión con la clara sensación de que el pueblo palestino, que merece dignidad y seguridad, está mal atendido por sus dirigentes políticos».

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat