Inicio Keren leyiedidut Keren Leyedidut cerró un 2022 muy positivo y comienza el 2023 con esperanza

Keren Leyedidut cerró un 2022 muy positivo y comienza el 2023 con esperanza

Por Iton Gadol
0 Comentario

Itongadol.- Lorena Avraham y Bárbara Waserman son dos piezas clave para el Keren Leyedidut en Israel. Ellas se encargan de recibir y facilitar la Absorción de los olim que llegan de Latinoamérica a través de la organización. En diálogo con ItonGadol en Israel, ambas analizaron las conclusiones que dejó el 2022 y sus expectativas para el nuevo año.

“El 2022 fue espectacular. A nivel aliá de Latinoamérica, hemos tenido números sin precedentes que nos enorgullecen y nos pone feliz cada día que llega otro vuelo. En relación a los olim, se los ve que llegaron muy bien predispuestos a armar su camino, a recomenzar sus vidas. Lo que nos van comentando demuestra que están contentos y que van para adelante. Así que respecto a Latinoamérica, todo es alegría. Después, en otro plano, estuvo lo que pasó con la guerra en Ucrania y todo el trabajo que hizo el Keren Leyedidut para ayudar allí”, destacó
Bárbara Waserman.

En ese mismo sentido, Lorena Avraham afirmó que “después de la pandemia, este año fue mucho mejor que lo que ocurrió dos años atrás, teniendo en cuenta que los olim llegaron ya vacunados, sin preocuparse por el coronavirus, los aislamientos y se sentían más seguros”.

Lorena Avraham y Bárbara Waserman

Respecto al tipo de olim que llegó durante el último año, Lorena Avraham consideró que “la gran mayoría fue por una cuestión económica. Llegó mucha gente que decía que dejó Argentina o Brasil porque quería buscar un lugar donde pueda tener una salud mejor, pagar menos por salud, progresar, sintiendo que sus países no iban para ningún lado”.

“Hubo casos muy extremos también, de judíos de Argentina que llegaron acá porque no tenían nada en la heladera para comer. Nosotros hacemos lo posible e imposible en muchos casos para conseguir hacer que esa familia o esa persona llegue a Israel y que también podamos ayudarlos acá. Porque también cuando llegan acá, aparte de la asistencia que nosotros prestamos, que es de explicar los trámites por ejemplo, estamos atentas para lo que pase con la familia. Hay gente alquiló un departamento, empezó a trabajar, pero no alcanza, no consiguen comprar cosas para la casa. Entonces me llaman y dicen ‘Lorena ¿sabés dónde puedo buscar un colchón usado? Para esos casos el Keren Leyedidut tiene un fondo de emergencia”, subrayó.

Además, en cuanto a las características de los olim actuales, Bárbara Waserman explicó: “En principio, el grupo de chicos que vienen a programas jóvenes de kibbuts es constante y siguen viviendo personas de entre 18 y 30 años que van a programas. Este año se mantuvo la aliá de las familias, que era algo que había comenzado fuertemente con la pandemia. Siguen viniendo familias con chicos y el plan principal es buscar un mejor futuro para los chicos. Con los adultos adaptándose para hacer lo que sea necesario para que sus chicos tengan una mejor perspectiva a futuro. Lo que hubo mucho este año fue el reencuentro de familias: gente que vino a reencontrarse con los hijos que estaban en Israel o con sus padres. Eso se vio mucho en gente sola mayor, que viene a los 70 años, para reunirse con sus hijos o nietos”.

Uno de los casos de olim que viajaron en 2022 fue el de Fernanda Gafter, una docente que hizo aliá hace poco más de cuatro meses. En diálogo con ItonGadol en Israel, contó que decidió no hacer ulpam porque llegó con una buena base de hebreo. “En el fondo de mi ser siempre quise hacer aliá. Soy muy sionista, de amar Israel, de enseñar Israel, venir cada vez que pude. Cada vez que venía yo sentía que estaba en mi casa. Pero nunca pude ser sionista realizadora. Había cosas que me ataban a la Argentina. Por ejemplo, mi casa. Viví 40 años en el mismo departamento en Villa Crespo en el que vivió mi familia y era algo que no podía soltar. Yo sentía que vivía en una zona de confort y en una rutina que no podía dejar”.

Fernanda Gafter junto a su hija

“Conocía a Leo Naidorf (representante de Keren Leyedidut en Argentina) de vista de grupos juveniles y cuando supe que él estaba en la organización, no dudé en llamar. La decisión la tomé en 2021. Llamé al Global Center en mayo de 2021 sabiendo que quería hacer mi aliá en julio de 2022. Lo hice con tiempo. Y cada duda, cada pregunta, por cada cosa que quería, me podía comunicar sin problema con el Keren Leyedidut. Así que fue bárbaro”, resaltó.

Respecto a su llegada a Israel, aclaró que a Bárbara Waserman la conocía desde antes y ella la ayudó haciéndole sugerencias. “Pero tengo claro si yo no hubiese sido su amiga, ella también me habría ayudado, porque lo hace con todos. Nosotros tenemos grupos de WhatsApp con gente que iba llegando desde Argentina y ella nos iba ayudando. Y ahora somos nosotros los que ayudamos a los que van a venir. Sobre todo respecto a la ansiedad del que está por venir, que no sabe con qué se va a encontrar. Surgen muchas preguntas y en todos los grupos de WhatsApp se ayuda muchísimo”, añadió.

Finalmente, respecto a las expectativas del Keren Leyedidut para 2023, Lorena Lorena Avraham manifestó: “No se sabe qué tenemos por delante. Hace dos años no sabíamos que la pandemia cambiaría todo. Pero sí puedo decir que estamos muy esperanzados y que los olim de Latinoamérica van a continuar llegando a Israel”.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat