Inicio Keren leyiedidut Gustavo Gakman: “El Keren Leyedidut está para estos momentos, como la guerra de Ucrania”

Gustavo Gakman: “El Keren Leyedidut está para estos momentos, como la guerra de Ucrania”

Por Iton Gadol
0 Comentario

Itongadol.- El Keren LeYedidut se encuentra realizando un operativo de asistencia y rescate a judíos que escapan de la guerra en Ucrania y tienen la oportunidad de comenzar una nueva vida en Israel. En una entrevista con Gustavo Gakman, director de la oficina para América Latina y España del Keren Leyedidut, destacó complejidad de la crisis: “Desde el momento en que comenzó este conflicto y la posibilidad de que acontezca una guerra así, nos tratamos de preparar. Pero para ser sincero, no vimos la dimensión”.

“Más allá de la parte burocrática que hay que hacer para ayudarlos a ir a Israel, lo que hicimos fue alquilar cada espacio que se pudo en la frontera de Moldavia. Compramos camas, colchones, estufas y semanalmente están llegando aviones con alimentos que manda el Keren Leyedidut. Y por otro lado, en el momento en que ya tienen una base para que sigan los trámites en Israel, estamos desde Moldavia comprando un vuelo diario de casi 154 olim”, afirmó Gakman.

Keren LeYedidut es una organización con una fuerte presencia en América Latina, ayudando a los olim a concretar su aliá con un acompañamiento especial, tanto antes como después de su viaje a Israel.

Gakman mantuvo la entrevista con ItonGadol en el marco del encuentro de los líderes de Keren LeYedidut en Latinoamérica, donde tuvieron una charla por Zoom con Benny Hadad, el director mundial de Aliá y Absorción de la institución, que actualmente se encuentra en la frontera entre Ucrania y Moldavia.

-Hablemos de Keren Leyedidut y lo que está ocurriendo en la guerra de Ucrania.
-Ucrania es un país donde siempre hubo mucha aliá, desde antes de la guerra. Y ahora con la guerra, lógicamente, se potenció. El Keren Leyedidut dirige el trabajo en la frontera con Moldavia. En un principio, hacía toda la tramitación, la documentación, en la misma Moldavia, y después los que estaban ya aptos, los que tenían permiso para hacer aliá, iban para Israel. Pero esto se transformó en imposible por la cantidad de gente que llegaba, entonces hoy en día se les da un permiso temporario para su aliá y terminan los trámites en Israel. Esto no tiene nada que ver con los refugiados, porque Israel también está recibiendo miles de ellos, pero ese es otro tema.

-Cuando surge la crisis de Ucrania, se combina el Keren Keyedidut con la Agencia Judía, y ambos en forma compartida, se reparten y/o se dividen la tarea.
-Sí, en los últimos años la colaboración con la Agencia Judía se agrandó mucho, también en conflictos como el de Etiopía o de Rusia. Pero esta vez, realmente, es una colaboración plena, cien por ciento. En esta oportunidad, hubo una división por motivos operativos. La Agencia Judío tomó la frontera con Polonia y el Keren Leyedidut la frontera con Moldavia.

-¿Cómo es cuando se viene la crisis, el horror, el escaparse? Uno ve una marea humana. ¿Qué pasa con ese arribo y cuál es la respuesta del Keren Leyedidut?
-Yo puedo contar la imagen por lo que me refieren mis colegas que están trabajando en la frontera, como Benny Hadad, que se encargan en general de Ucrania y la ex Unión Soviética, hablan el idioma ruso y tomaron también mucha gente local para ayudar en este operativo. Más allá de la parte burocrática que hay que hacer para ayudarlos a ir a Israel, lo que hicimos fue alquilar cada espacio que se pudo en Moldavia. Compramos camas, colchones, estufas… semanalmente están llegando aviones con alimentos que manda el Keren Leyedidut. Y por otro lado, en el momento en que ya tienen una base para que sigan los trámites en Israel, estamos desde Moldavia comprando un vuelo diario de casi 154 olim.

-¿Hay números de cuántos aviones fueron, cuánto falta? ¿Cómo es hoy el espacio, hay galpones, hay gimnasios?
-Por ahora no baja la cantidad de números de gente, de olim. Da la impresión de que esto va para largo. Hasta que todo esto se recupere, la gente va a seguir queriendo hacer aliá, así que por ahora estamos armándonos cada vez más en Moldavia, a la vez armándonos cada vez más en Israel, porque también hace falta recursos humanos para afrontar esta cantidad de olìm, a la que no estamos acostumbrados.

-Sé que terminaron un congreso del Keren Leyedidut Latinoamericano y que Benny Hadad no pudo estar porque se está ocupando del tema Ucrania. ¿Qué contó?
-Las imágenes son muy duras. Hay imágenes de familias que se separan de los hombres que se tienen que quedar en Ucrania, gente que viene realmente con lo puesto, gente que viene sin documentación, gente que llegó y parte de la familia quedó en Ucrania. Es muy duro en Europa, en 2022, vivir algo así.

-¿Cómo está administrando este impacto el Keren Layedidut en Israel?
-Desde el momento en que comenzó este conflicto y la posibilidad de que acontezca una guerra así, nos tratamos de preparar, pero para ser sincero, no vimos la dimensión. Pensamos que iba a ser algo más parcial, que afectara a una región de Ucrania, no nos imaginábamos que iba a ser algo total. Y tuvimos que improvisar, por decirlo así, de alguna manera, y funcionar muy rápido. Realmente lo hicieron muy bien, de forma muy eficiente. Yo creo que es algo en general, no solo del Keren. Yo creo que en ninguna organización se esperó algo tan masivo.

-¿Cómo se paró Israel para recibir a gente judía que tiene que escapar de Ucrania?
-Recuerdo un poco los años ’90, que fue la gran aliá de Rusia. Nunca está la pregunta de si Israel va a recibir a olim o cuántos va a recibir. El que quiere hacer aliá en este momento, Israel obviamente los va a recibir. También le costó organizar los primeros días, hoy está mucho más organizado, ya hay planes de lo que va a acontecer con esta gente en los próximos meses, porque no es sólo llevarlos a Israel, sino pensar qué pasa con tanta gente que necesita trabajar. Afortunadamente Israel ya tiene experiencia en organizarse rápido.

-¿Cómo te sentís como parte de esta organización en este momento?
-La verdad, siempre me sentí orgulloso de trabajar en el Keren Leyedidut, Y hoy más que nunca. El Keren Leyedidut siempre ayuda a los olim lo máximo posible para que tengan éxito en su aliá, pero el Keren Leyedidut está justamente para estos casos, está justamente para estos momentos. El Keren Leyedidut tiene que dar lo máximo y más, al margen de lo que hace el Keren Leyedidut también por parte de donaciones, están habiendo muchas campañas para reunir el máximo dinero y poder ayudar cada vez más.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat