Inicio Keren leyiedidut Argentina. Keren Leyedidut convierte en realidad una nueva aliá en los próximos días

Argentina. Keren Leyedidut convierte en realidad una nueva aliá en los próximos días

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol.- A pocos días de que parta un nuevo vuelo con 40 olim jadashim rumbo a Israel, Leo Naidorf, representante del Keren Leyedidut en la Argentina, mantuvo una entrevista con ItonGadol sobre la situación de la aliá en medio de la pandemia del coronavirus. “Más del 70 por ciento de los pasajeros están viajando a través del Keren Leyedidut”, aseguró Naidorf, y destacó la importante ayuda material que reciben los olim de parte de la organización.

Además del apoyo material, la institución está brindando un fuerte apoyo a los olim desde el asesoramiento y la contención en su llegada a Israel. Naidorf destacó que la organización está brindando ayuda económica adicional a la del Estado de Israel a los inmigrantes para ayudar a la adaptación en medio de la crisis.

“Hay un crecimiento en la cantidad de gente que está viajando y que está consultando. El proceso de aliá nunca se detuvo”, señaló.

Un olé jadash de un vuelo anterior organizado por Keren Hayedidut.

-¿En qué punto se encuentra hoy el Keren Leyedidut?
-Hubo un crecimiento a dos niveles: primero, en cantidad de gente que está viajando y, segundo, en cantidad de gente que está consultando. Hay un impacto de la pandemia en la situación de las personas, en lo económico, lo familiar y lo anímico, que tiene repercusión directa en la aliá. Al mismo tiempo, nos puso en el desafío de estar a la altura de un contexto que alteró todas las reglas de juego que teníamos sobre la aliá, desde operar con vuelos chárter, mejorar nuestra articulación con la Agencia Judía y la embajada de Israel, hasta acelerar los tiempos administrativos para la toma de decisiones. Creo que eso es un saldo positivo que va a quedar a futuro también.

-¿Al fin de cuentas todo esto beneficia al olé?
-Sí, eso es lo que tenemos como premisa. Efectivamente, los vuelos que se están pudiendo lograr tanto con olim jadashim (nuevos inmigrantes) como con iordim (personas que vuelven a Israel después de 10 años), en este contexto implican un doble esfuerzo, pero con la convicción de que había que hacerlo, que no había que esperar a que la situación se acomodara sola. Había que tomar la iniciativa y movernos para que la gente pudiera estar en Israel.

-¿Quiénes están en condiciones de viajar?
-Las condiciones para viajar siguen siendo las mismas que siempre. Primero, las personas de todas las edades pueden hacer aliá. Segundo, los que hacen aliá tienen que tener su visa o pasaporte israelí aprobado. Eso es ineludible. Hemos tenido algunas consultas de personas que, escuchando sobre los vuelos, creen que se flexibilizaron los requisitos para hacer aliá, pero eso no cambió.

-¿Hay algún requisito complicado?
-No, son los requisitos básicos que están en la Ley del Retorno. Lo que pasa es que en algunos casos, por angustia o diferentes necesidades, algunas personas no comprenden los tiempos de un proceso de aliá. Y la realidad es que es un proceso que no deja de ser burocrático y administrativo, que tiene sus etapas e instancias de aprobación. Después, cada historia es un mundo y cada historia particular tiene sus bemoles, que requieren su atención.

-¿Quiénes están viajando actualmente? ¿Cómo es el perfil del olé?
-Están viajando todo tipo de personas, desde familias con hijos, hasta jóvenes que recién se recibieron de la universidad, chicos que recién terminaron el secundario, personas solas o matrimonios de adultos mayores que buscan vivir esta etapa de su vida en el lugar que soñaron. Pero en muchos casos, hay una creciente preocupación por cómo los fue afectando la pandemia y cómo afectó su situación personal.

-¿Están consultando personas que no tenían previsto hacer aliá antes de la pandemia?
-Están empezando a haber consultas de gente que no lo evaluaba como opción, pero ahora lo empieza a considerar. Todos los que formamos parte de este circuito y charlamos con colegas de otras instituciones que tienen algún tipo de injerencia en la cuestión de la aliá, tenemos una sensación generalizada de aumento de la demanda y el interés en la aliá. Lo que está pasando también es que recién el 1° de julio los consulados de Israel en todo el mundo retomaron el proceso de visado y eso hizo que se abrieran las compuertas de personas que tenían demoradas sus instancias de aliá. Por eso también ahora van a empezar a crecer más los números de la gente que viaja.

-¿Hay viajes previstos?
-A mediados de julio va a salir un vuelo con más de 40 olim de Argentina, que es un trabajo que venimos coordinando con la Agencia Judía y el consulado. La experiencia de estos vuelos que pasaron mejoraron mucho las instancias de colaboración. Eso es bueno para el olé.

-¿Cómo está compuesta esta aliá?
– El 70 por ciento de los olim están viajando a través del Keren Leyedidut, en un trabajo de coordinación con la Agencia Judía.

Naidorf (al frente) junto a uno de los grupos que hizo aliá.

-¿Qué pasa con el olé cuando llega a Israel y con la contención del Keren Leyedidut?
-La contención sigue intacta y diría que este es el elemento central que más se valora. Porque si bien el Keren Leyedidut brinda ayuda material, que es muy necesaria en este contexto, la posibilidad de tener contención y asesoramiento es quizás el elemento más requerido y que sabemos que tenemos que seguir brindando al máximo nivel. No existe la fantasía de que uno de pronto se encuentra en el aeropuerto Ben-Gurión solo, preguntándose qué hacer. Todo está absolutamente cuidado por un sistema que abarca un montón de organizaciones y al propio Estado. Nosotros estamos muy orgullosos de formar parte de ese sistema, desde el lugar que ocupamos. El proceso de aliá nunca se detuvo.

-¿Por qué creció tanto el crédito del Keren Leyedidut?
-Es muy frecuente que, cuando nos contactan personas, la principal referencia que tienen es otras personas que viajaron a través nuestro. Lo que llamamos el ‘boca en boca’ hoy es el principal factor de acercamiento de las personas hacia el Keren Leyedidut. Eso es un motivo de satisfacción, porque uno puede comunicar a través de distintos medios y de muchos modos la tarea que uno hace, pero la mayor satisfacción es cuando alguien que viajó con nosotros puede recomendarlo con confianza a otra persona. Y en algunos casos estamos hablando de gente que ni siquiera se conoce entre sí. Eso para nosotros es la principal demostración de que estamos en el camino correcto.

-Cuando hablan de ayuda material, ¿de qué estamos hablando?
-El Keren Leyedidut, además de ayudar con los pasajes, brinda la posibilidad de que puedan llevar tres valijas por personas, lo cual en un contexto de cambio de país es muy importante, y estamos dando una ayuda económica adicional a la que brinda el Estado de Israel. A eso se suma el asesoramiento tanto previo como posterior al viaje. Y en el caso de las personas que hace más de 10 años que residen fuera de Israel, la ayuda que reciben del Keren Leyedidut es la única que tienen. Entonces se vuelve doblemente importante.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat