Inicio Keren Hayesod (CUJA) Aliá Protegida: “Creemos que hay más de mil jóvenes vulnerables que no conocen su derecho a la ciudadanía israelí”

Aliá Protegida: “Creemos que hay más de mil jóvenes vulnerables que no conocen su derecho a la ciudadanía israelí”

Por Iton Gadol
0 Comentario

Luego de que llegara a Israel la primera camada de Aliá Protegida, el nuevo programa de CUJA-Keren Hayesod dedicado a rescatar a jóvenes judíos de entre 20 y 30 años que atravesaron situaciones de vulnerabilidad, Karina Pincever, directora del proyecto, ya está pensando en lo que viene por delante.

En una entrevista con ItonGadol, destacó: “Nuestro gran desafío es cómo llegar a los jóvenes que no están en el ámbito comunitario, que están en situación de vulnerabilidad y que ni saben que tienen la posibilidad de la aliá como un derecho”.

La iniciativa cuenta con socios como La Agencia Judía para Israel, la Organización Sionista Mundial, el Ministerio de Aliá y Absorción de Israel, la Municipalidad de Jerusalem, el Ulpán Etzion, ORT, la AMIA, las fundaciones Jabad y Tzedaká y kehilot del Interior, entre otros entes, así como donantes particulares.

Karina Pincever junto a Paul Rozenberg en la despedida de los jóvenes previo a su viaje a Israel

-¿Sentís que se ha logrado el objetivo de Aliá Protegida?

-Sí, siento nos queda mucho, porque si bien viajaron 19 jóvenes, que en total son 20 personas porque una de las jóvenes viajó con su hija de 9 años, y si bien logramos que tengan una oportunidad de vida distinta, sé que hay muchos más. Pero ya con una persona, vale la pena. Ya con una persona, se cumple el objetivo. Para mí cada uno es importante y necesita el acompañamiento que esa persona necesita. Seguimos intentando verlo y ejecutarlo de esa manera: no como solamente un grupo y un número, sino poder ver lo que cada uno va necesitando. Así lo hicimos en la Argentina y así lo intentamos seguir haciendo en Israel. El objetivo de la segunda etapa está más que cumplido, y yo voy a estar feliz cuando estos jóvenes estén autónomos, realizados y contentos desarrollándose en Israel.

-Hay que consolidar este proyecto, pero no obstante eso, la primera etapa, la primera experiencia se logró.

-El objetivo está logrado en el sentido de que pudimos concretar una idea. Había una necesidad, había una idea, se juntaron los socios, y todo eso que era abstracto ahora son cambios de vida muchas personas. Ese objetivo se súper cumplió y vamos por más.

Los jóvenes de la primera camada de Aliá Protegida celebrando Purim por primera vez en Israel

-Este proyecto nace aquí, con socios en Israel, el Municipio de Jerusalem que de algún modo se va a ocupar de los jóvenes. Hoy los jóvenes están en un lugar donde van a recibir todo lo que recibe cualquier olim, pero siempre bajo el paraguas de esta organización. ¿Creés que en porcentajes hay un 80% que se hizo bien y queda un 20 para ajustar?

-Los que trabajan en cualquier tipo de proyecto saben que una realidad es lo que ocurre en la cabeza, donde armamos lo que nos gusta, cómo nos imaginamos que va a ser, y después la realidad es lo que va sucediendo.

Les voy a contar algo que para mí fue muy fuerte. Nosotros acompañábamos a todos los jóvenes al aeropuerto. Por la pandemia salieron tres grupos distintos. Y cuando yo fui a acompañar a una joven, estuve dos horas esperando y no llegaba. Y me escribió que se le rompieron las valijas, las llenó demasiado y se les rompieron. Ella estaba viniendo en el auto con las valijas rotas. Y yo me puse a correr en el aeropuerto para comprarle las valijas. La chica llegó una hora antes de que saliera el vuelo, imagínense un vuelo internacional en época de Covid-19. Y cuando llegó se le había caído todo lo que llevaba en las valijas en el auto. Tuvimos que sacar las cosas del auto, armar las nuevas valijas. Esa imagen jamás me la pude imaginar y sucedió.

Muchos jóvenes conocieron la nieve en Jerusalem

-¿Por qué te impactó esa imagen?

-Es por muchas cosas, esa imagen habla… de querer llevarme todo, ¿no? Esa imagen, esa foto cuando yo abrí el auto y la vi… habla de soledad, de poca compañía en la previa. Esa foto a mí me dijo ‘Karina, no solo hay que acompañarlos en el aeropuerto. Hay que acompañarlos antes’. No lo pensé, no se me ocurrió sino lo hubiéramos hecho. Pero me dije ‘llegué tarde’. Tendría que haber alguien de Aliá Protegida acompañando a los que necesitan saber cómo armar las valijas. De hecho, las valijas se las dimos nosotros, para asegurarnos que sean buenas valijas. Les dimos mochilas, camperas de invierno porque nevaba en Jerusalem, botas o zapatillas. Todo lo que pudimos anticipar, lo anticipamos. Jamás se me ocurrió, entonces, el próximo viaje será otra cosa.

-Pero finalmente esta joven termina siendo protegida…

-Muchos de estos jóvenes nunca habían viajado en avión. Y una joven ya estando en Israel me dice “me dieron una tarjeta, pero no me dieron la llave del hotel”, donde tuvieron que estar por el protocolo de Covid-19. Algunos estaban felices porque les tocó estar pocos días, pero muchos estaban felices porque les tocó estar en un hotel de lujo apenas llegaron. Es decir, estar teniendo vivencias increíbles, vivencias maravillosas. Están con gente extranjera. Esa joven después de un tiempo me dijo ‘estoy feliz de estar acá, no me imaginé jamás que iba a ser así’. A los cuatro días estaba feliz del recibimiento y la contención que tuvieron al llegar allá. Así que un nombre alternativo del programa podría ser “Aliá Acompañada”, por el acompañamiento al llegar a Israel, donde siguen en contacto con nosotros. También se sumó un madrij que los acompañó al banco, a sacar las tarjetas, a sacar el seguro de salud. Y se juntan con ese madrij para practicar hebreo.

CUJA/Keren Hayesod tuvo una gran experiencia en los últimos 25 años que fue “Volvamos al Shule”, en la famosa crisis 2001/2002, que consolidó “Vamos al Shule” como una cuestión paralela, y este proyecto de Aliá Protegida apuntaba un poco a convertirse también en algo parecido. ¿Creés que esto está consolidado y va a tener esta proyección, tanto en donantes, como en futuros jóvenes que viajen?

-Para que el programa se consolide, está CUJA, que es la organización que lleva adelante el programa,  y también yo estoy trabajando con ellos, que tengo la experiencia de haber generado otro programa en la comunidad, que es Yeladeinu. Yo ya tengo ese recorrido, de poder nombrar una problemática visibilizada y generar una institución. Yeladeinu quedó instalada en Jabad. Yo me corrí y Yeladeinu sigue existiendo para toda la comunidad. Ya todos sabemos lo que es Yeladeinu, todos sabemos que existen niños maltratados y Yeladeinu da una excelente respuesta y tiene sus donantes. Mi visión es esa. Mi visión es que Aliá Protegida quede instalada en la comunidad, dentro de CUJA/Keren Hayesod, pero todavía nos falta mucho trabajo. Con Yeladeinu, en los primeros años, las personas decían ‘no hay chicos judíos maltratados’ y ahora quizás, con Aliá Protegida, también muchos dicen ‘¿cuántos jóvenes judíos en situación de vulnerabilidad, pobreza pueden haber?’. Yo calculo que hay más de mil, y nos falta muchísimo para llegar a todos, porque muchos de esos no pertenecen a ningún marco comunitario. Nuestro gran desafío es cómo llegar a los que no están en el ámbito comunitario, que están en situación de vulnerabilidad y que ni saben que tienen la posibilidad de la aliá como un derecho, y mucho menos saben del acompañamiento especial de Aliá Protegida. Eso es el gran desafío y en eso queda mucho por recorrer.

-¿Qué le dirías al joven que puede conocer a algún otro joven en situación de vulnerabilidad?

-Este mensaje va para todas las personas que tienen acceso a esos jóvenes, ya sea porque trabajaron en una comunidad, en un servicio social, porque fueron asistentes sociales en un shule, porque tienen amigos, porque fueron beneficiarios de AMIA o de algún programa de ayuda social. Porque si estos jóvenes no saben que tienen derecho a una Aliá Protegida, nunca van a acceder. Si no saben que pueden recibir la ciudadanía israelí y tener otra oportunidad de vida, no lo van a intentar. Tenemos que hacerle llegar la información de ese derecho. Esto es salvar vidas, salvar vidas judías, como decimos siempre. No es salvar porque esa persona va a morir. Lo que ocurre es que damos una posibilidad de  vida que, si no le damos acceso a este derecho, esa vida no va a ocurrir. Muchos jóvenes tienen recursos, tienen el derecho y la posibilidad de decidir irse a hacer una experiencia de vida en otro lugar. ¿Por qué no darles esa oportunidad a los jóvenes que no tienen recursos? No estamos diciendo que hay que irse del país, estamos diciendo que todos los jóvenes tienen ganas de crecer y que hay muchos que aquí, en la Argentina, no tienen la posibilidad. Queremos darles la llave. Después, si van a querer entrar o no, es una opción personal. Pero si no tienen la llave, ni siquiera lo van a soñar. Entonces, por favor, tómense tiempo: manden un WhatsApp o busquen el flyer en la página de CUJA. Todo el tiempo estamos dando talleres, informando sobre Aliá Protegida. Es un llamado al corazón de cada uno de ustedes.

Muchos jóvenes conocieron la nieve en Jerusalem

-Los socios de esta primera experiencia, que garantizan el éxito de esta iniciativa, siguen siendo, el Ulpán Etzion, la Organización Sionista Mundial, la Agencia Judía, ORT…

-Siguen igual y nos vamos a afianzando. Nosotros nombramos a CUJA, pero hay que nombrar sobre todo a Paul Rozenberg, con quien pensamos juntos este proyecto, y él llevó adelante toda la parte de Israel, para que los jóvenes sean contenidos al llegar allá. Paul sigue mejorando y trabajando en todas las relaciones con nuestros socios, así que estamos todos juntos, seguimos juntos, vamos a ir mejorando cada uno y vamos a seguir llamando más socios sin duda.

-¿Ya están buscando los candidatos para la segunda camada?

-Sí, ya estamos en la búsqueda de los nuevos candidatos, así que ya mismo pueden difundirlo. Entren al Instagram de Aliá Protegida, sígannos, y pasen la información a quien consideren que pueda llegar la llave de esta oportunidad.

Enterate más en Instagram: Aliá Protegida

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat