Inicio Jabad Jabad: 70 Años de Liderazgo del Rebe: campaña mundial de 70.000 MItzvot

Jabad: 70 Años de Liderazgo del Rebe: campaña mundial de 70.000 MItzvot

Por Iton Gadol
0 Comentario

Itongadol.- Desde esta semana hasta el 5 de Febrero (10 de Shvat 5780) Jabad Argentina te invita a sumarte a la campaña 70.000 Mitzvot por los 70 años del Rebe.

El 10 de Shvat de 5710 (1950), el Rebe Menajem Mendel Schneerson – de bendita memoria- asumió el liderazgo de Jabad Lubavitch, y produjo una revolución en la vida judía y en el mundo entero en general.

Motivado por un profundo amor hacia el pueblo judío, el Rebe lanzó un programa sin precedentes para llegar a cada judío llevando Shlujim (emisarios) encargados de establecer centros de Jabad en cada rincón del mundo, respondiendo a las necesidades de sus comunidades con total entrega y dedicación.

Las 10 campañas de Mitzvot

Mitzvá significa mandamiento. Una mitzvá es uno de los 613 preceptos divinos escritos en la Torá. La palabra Mitzvá también significa conexión: un acto que conecta al ser humano que lo realiza con Di-s, quien lo ordenó.

Antes de la “campaña de mitzvot” del Rebe, la mitzvá era un acto privado, realizado por el judío «religioso» en casa o en la sinagoga. Es por esto que fue natural que la campaña de mitzvot del Rebe, iniciada a finales de los años 60 y principios de los 70, hiciera que muchos levantaran una ceja: «¿Tefilín a un hippie?» «¿Cuál es el punto de hacer una mitzvá en el camino a almorzar en un restaurante no kosher?» Las Mitzvot eran vistas como los detalles que conformaban el estilo de vida de un judío religioso, careciendo de sentido cuando no forma parte de todo el “paquete”.

El Rebe vio las cosas de otra manera. Como una conexión entre el hombre y Di-s, como un puente entre el Creador y la creación, una mitzvá es un hecho de importancia cósmica, un acto de valor infinito en sí mismo. Citando a Maimónides, el Rebe repitió una y otra vez: una sola persona que realiza una sola mitzvá podría ser el acto que inclina la balanza y trae la redención a todo el mundo y a toda la creación. Entonces el Rebe hizo un llamado a cada judío: incluso si no estás completamente comprometido con la vida de la Torá, hace algo. Comenzá con una mitzvá, cualquier mitzvá; su valor no disminuirá por el hecho de que hay otras para las que no está preparado.

El Rebe también sugirió diez posibles «mitzvot para principiantes», preceptos que, debido a su centralidad en la vida de un judio, son ideales para una primera experiencia de la conexión a través de la mitzvá.

Entre las campañas más conocidas, se encuentran las mitzvot de Tefilin por los hombres mayores de Bar Mitzvá y el encendido de velas de Shabat por niñas y mujeres. Su resultado es tal que judíos de todas las corrientes las observan y atesoran.

Otra campaña fue la escritura de Rollos de Torá para la unión y protección de todo nuestro pueblo, asignando una letra a cada judío. Para recibir una letra completá el formulario en el siguiente link: http://sefertora.org.il/ספרדית/

Los niños, por su parte, tienen sus propios sifrei Torá, escritos en la Tierra de Israel, dentro de las antiguas murallas de Jerusalem.

Hasta el momento se han completado 6 rollos de torá para los niños. Para recibir una letra del séptimo sefer torá y un certificado especial hacé click aquí: https://www.kidstorah.org/buy-a-letter

En honor a los 70 Años de Liderazgo del Rebe de Lubavitch, la Argentina adhiere a la campaña mundial con 7000 mitzvot y acciones de bien adicionales. El objetivo: lograr que se realicen 70.000 mitzvot para el 5 de febrero de 2020.

Sumate, una simple acción puede generar un gran cambio.

bit.ly/70000Mitzvot

~70 años de Vigor~

El Rebe nació en 1902, el 11 de Nisán, en Nikolaiev, Rusia. Es hijo del célebre cabalista y sabio talmúdico, Rabí Levi Itzjak Schneerson, y la Rebetzn Jana. También es el tataranieto del tercer Lubavitcher Rebe, que llevó el mismo nombre, Rabí Menajem Mendel de Lubavitch.

Desde su temprana infancia el Rebe dio muestras de una capacidad mental prodigiosa y muy pronto tuvo que abandonar el jeider dado que superaba por mucho al resto de sus compañeros de aula. A la edad de Bar Mitzvá el Rebe ya era considerado un “ilui”, un niño prodigio en el campo de la Torá. Los siguientes diez años los pasó inmerso en el estudio de la Torá.

En 1929, contrajo enlace con la segunda hija del Anterior Rebe de jabad, Rabi losef Itzjak Schneerson, la Rebetzn Jaia Mushka, en Varsovia.

En 1941 emigró a los EE.UU. Su suegro lo puso a la cabeza de las recientemente fundadas organizaciones: Merkoz Leinionei Jinuj -brazo educativo de Lubavitch-, Majne Israel -el servicio social del movimiento- y Kehot Publication Society – departamento editorial de Lubavitch-.

Muy poco después el Rebe comenzó a escribir sus eruditas notas sobre varios tratados jasídicos y cabalísticos, así como una amplia variedad de responsa sobre temas de Torá. Con la publicación de estas obras su genio fue muy pronto reconocido por eruditos judíos de todo el mundo.

Luego de la desaparición de Rabí Iosef Itzjak Schneerson, el 10 de Shvat del año 1950, Rabí Menajem M. Schneerson asumió el liderazgo del floreciente movimiento. Las actividades e instituciones de Lubavitch adquirieron muy pronto nuevas dimensiones. La filosofía de Jabad de llegar a otros, basada en el bíblico «y te expandirás al oeste y al este, al norte y al sur» (Génesis 28:14), fue traducida de inmediato en acción, en tanto Centros Jabad se abrían en decenas de ciudades a lo ancho de EE.UU.

Durante la cuarta década del inspirado liderazgo del Rebe, Lubavitch se ha convertido en la más grande organización para llegar a la masa judía, manteniendo centros en casi todas las comunidades judías del globo. Más de 3500 instituciones de Lubavitch abarcan los seis continentes, y aquellos países y comunidades que no cuentan con una institución local de Jabad, son visitadas, y sus necesidades contempladas, por el Centro más próximo.

Estas instituciones educativas y de servicios sociales cumplen una variedad de funciones para todo el espectro de judíos, sin tomar en cuenta su afiliación o procedencia. De hecho, aquellos programas impulsados por emprendimientos humanitarios trascienden la comunidad judía.

Estas instituciones monitorean el pulso de la vida judía en sus respectivas comunidades, y contribuyen a su vitalidad y crecimiento espirituales.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat