Inicio Hatzad Hasheini Hatzad Hasheni: Ganadores de Afganistán: Qatar, Rusia, China, Pakistán, Turquía, Irán

Hatzad Hasheni: Ganadores de Afganistán: Qatar, Rusia, China, Pakistán, Turquía, Irán

Por Iton Gadol
0 Comentario

Por Seth J. Frantzman (The Jerusalem Post)*

Los vencedores en Kabul serán los que se beneficien de la toma del poder de los talibanes. También serán los que se beneficien o animen cuando Estados Unidos parezca humillado. Entre esos “ganadores” se encuentran Qatar, Rusia, China, Pakistán, Turquía e Irán. Esto se puede ver de varias formas. La mayoría de estos países acogieron a los talibanes o los respaldaron tácitamente. Otros, como Turquía, han buscado tener un papel en el Afganistán post-estadounidense.

Los medios de comunicación de Irán están llenos de historias que sostienen que los talibanes no exportarán el extremismo ni amenazarán a nadie y que Irán siempre ha ayudado al pueblo afgano. El funcionario iraní Ali Shamkhani, por ejemplo, ha emitido declaraciones positivas sobre el papel de Irán en Afganistán.

Mientras tanto, Al Jazeera de Qatar estuvo presente para mostrar a los talibanes tomando el palacio presidencial en Kabul. Parece que Qatar tenía conocimiento previo de los planes de los talibanes porque Doha ha albergado a los talibanes durante años.

Afganistán es una victoria para todos los que deseen ver humillado a Estados Unidos.

Qatar tiene una gran base militar estadounidense, pero siempre ha apoyado a los extremistas religiosos, incluidos Hamás y la Hermandad Musulmana, y ha dado un trato de alfombra roja a los talibanes. Esta es una gran victoria para Qatar, y la utilizará como palanca en todo Oriente Medio.

Mientras que Qatar y Turquía se benefician por sus vínculos con grupos islamistas y el respaldo general a los movimientos islamistas, Irán se beneficia al ver a Estados Unidos salir de su puerta trasera. Irán también quiere que Estados Unidos salga de Irak y utilizará el caos afgano para empujarlo a abandonar Irak también.

Turquía trabajará con Rusia e Irán en Siria para intentar que Estados Unidos se vaya. Todos estos países están de acuerdo en que quieren que Estados Unidos se vaya de la región. Rusia y China han acogido delegaciones de los talibanes en los últimos años y meses. Quieren tener canales abiertos a los talibanes y consideran reconocerlos como el nuevo gobierno. Esto es importante en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Con el respaldo de Rusia y China, los talibanes pueden obtener la influencia internacional que necesitan y, finalmente, obtener un reconocimiento más amplio.

Las reuniones entre funcionarios talibanes y enviados rusos esta semana, de las que se ha informado, son importantes. “El embajador ruso en Afganistán, Dmitry Zhirnov, se reunirá el martes con el coordinador del liderazgo del movimiento talibán [proscrito en Rusia] para discutir la garantía de la seguridad de la embajada rusa, dijo el enviado presidencial ruso a Afganistán, Zamir Kabulov, en una entrevista”, informó la agencia de noticias TASS. “Nuestro embajador está en contacto con representantes del liderazgo talibán”, dijo. “Mañana, como me dijo hace apenas 10 minutos, se reunirá con el coordinador del liderazgo talibán para garantizar la seguridad, incluida nuestra embajada”. El embajador ruso discutirá con el representante talibán los detalles de la protección externa de la misión diplomática de la Federación Rusa, dijo Kabulov.

Esto significa que Rusia puede considerar reconocer a los talibanes en una fecha futura. Rusia podría ayudar a poner el viento en las velas de los talibanes. Pero Rusia tiene sus propios antecedentes en Afganistán. Ha notado que el gobierno afgano respaldado por Estados Unidos ha caído rápidamente. Rusia también quiere asegurar el futuro de Asia Central, incluido su flanco sur.

Eso significa que el caos de Afganistán no debe extenderse. Se deberá trabajar con China, Pakistán, Turquía e Irán para asegurarse de que los talibanes estén contenidos. Todos estos países tienen intereses comunes. Quieren que Estados Unidos se vaya de la región. Quieren que América sea humillada. También quieren compartir recursos energéticos y minerales que puedan fluir a través de Afganistán. Esta es su invitación para ayudar a acelerar el declive de Estados Unidos y Occidente.

Estos países tienen diferentes agendas ideológicas. Turquía, Pakistán y Qatar tienen una cosmovisión islamista del mundo. Han querido trabajar con Malasia e incluso con Irán en nuevos conceptos sobre un sistema islámico de comercio o programas de televisión para enfrentar la “islamofobia”.

La debacle de Afganistán es un gran revés para Estados Unidos a nivel mundial.

Turquía y Qatar forman un eje que respalda a los Hermanos Musulmanes y, como tal, ha habido vítores en Siria y la Franja de Gaza con respecto a la toma de poder de los talibanes. China y Rusia tienen otras ideas sobre cómo esto puede beneficiarlos en el escenario mundial.

Por ahora, la debacle de Afganistán es un gran revés para Estados Unidos a nivel mundial en términos de imagen y percepción de que los sistemas respaldados por Estados Unidos tienden a ser tan débiles y temporales como la hierba que reverdece con la primavera y se seca en el otoño.

*Seth Frantzman es becario de redacción de Ginsburg-Milstein en el Foro de Oriente Medio y corresponsal principal de Oriente Medio en The Jerusalem Post

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat