Inicio ANTISEMITISMO La policía de Nueva York detiene a dos sospechosos armados que planeaban un ataque contra la comunidad judía

La policía de Nueva York detiene a dos sospechosos armados que planeaban un ataque contra la comunidad judía

Por M S
0 Comentario

Itongadol.- Dos individuos armados que portaban un gran cuchillo de caza, una pistola Glock 17 junto con un cargador de 30 cartuchos y que planeaban un atentado contra la comunidad judía de Nueva York fueron detenidos el sábado por el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) en la estación Penn.

El viernes, el Grupo de Trabajo Conjunto sobre Terrorismo del FBI y la Policía de Nueva York y la Oficina de Inteligencia y Contraterrorismo de la Policía de Nueva York descubrieron por primera vez una «amenaza en desarrollo» contra la comunidad judía.

Los agentes empezaron a actuar con rapidez para recabar información e identificar a los autores de la amenaza, y a primera hora del sábado la policía descubrió a dos individuos armados entrando en la estación Penn.

Fuentes policiales expresaron a la CNN que las amenazas contra la comunidad judía se habían publicado en Twitter el 12 de noviembre y se habían rastreado el viernes hasta una computadora de una clínica veterinaria donde trabajaba uno de los sospechosos.

Los sospechosos detenidos el sábado también llevaban un pasamontañas negro y un brazalete nazi.

A Nazi armband with a swastika displayed in the Deutsches Historisches Museum, Berlin, Germany (credit: Wikimedia Commons)

El concejal de Nueva York Ari Kagan publicó una captura de pantalla de una alerta de inteligencia de la policía de Nueva York que identificaba a uno de los sospechosos como Christopher Brown. Según la alerta, Brown tiene un historial de enfermedad mental.

El segundo sospechoso fue identificado como Matthew Mahrer, un joven de 22 años residente en Manhattan, según el New York Post.

El comisario de la policía de Nueva York, Keechant Sewell, anunció el sábado que el departamento de policía está desplegando estratégicamente activos en lugares sensibles de la ciudad de Nueva York mientras continúa la investigación sobre la amenaza.

«Me uno a todos los neoyorquinos para expresar mi gratitud y orgullo por el trabajo siempre vigilante de nuestros hombres y mujeres de la policía de Nueva York, que permanecen en guardia las veinticuatro horas del día y todos los días para proteger la paz y garantizar que la ciudad y su gente no sufran nunca la violencia», señaló Sewell.

A principios de este mes, el FBI anunció que había recibido una información creíble de una amplia amenaza contra las sinagogas de Nueva Jersey. Aproximadamente una semana después, Omar Alkattoul, un joven de 18 años de Sayreville (Nueva Jersey), fue detenido por publicar las amenazas en un manifiesto que contenía amenazas de atacar una sinagoga y a personas judías.

Alkattoul fue acusado de un cargo de transmisión de una amenaza en el comercio interestatal y exterior, según el fiscal del distrito de Nueva Jersey, Phillip Sellinger.

«Nadie debería ser objeto de violencia o de actos de odio por su forma de culto. Según la denuncia, este acusado utilizó las redes sociales para enviar un manifiesto que contenía una amenaza de atacar una sinagoga basada en su odio a los judíos. Junto con nuestros socios de las fuerzas del orden federales, estatales y locales, actuamos rápidamente para responder a la supuesta amenaza. No hay nada que la Fiscalía se tome más en serio que las amenazas a nuestras comunidades religiosas y lugares de culto. La protección de estas comunidades es fundamental para la misión de esta oficina, que dedicará todos los recursos necesarios para mantener a salvo a nuestra comunidad judía y a todos los residentes de Nueva Jersey», aseguró Sellinger.

En el manifiesto, Alkattoul escribió que «los judíos promueven el mayor odio contra los musulmanes incluso en Occidente. Los judíos son, de hecho, un grupo muy poderoso en Occidente, razón por la cual los países occidentales los apoyan, además de los murtadeen (apóstatas) de Arabia Saudita y de todos los países árabes.»

«Este ataque fue sólo para recordar a los judíos que mientras quede un musulmán en este mundo nunca vivirán una vida placentera hasta que los musulmanes de Palestina, Siria, África Occidental y Asia del Sur vivan una vida placentera. Los judíos apoyan el terror contra los musulmanes y siempre lo hicieron», añadió Alkattou.

Foto: (photo credit: BRENDAN MCDERMID/REUTERS).

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat