Inicio ANTISEMITISMO Bosnia: Miles marcharon para protestar contra la misa por los colaboradores nazis

Bosnia: Miles marcharon para protestar contra la misa por los colaboradores nazis

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- Miles de personas salieron a las calles de Bosnia  para marchar en protesta contra una misa celebrada para conmemorar a los colaboradores nazis de Croacia y a los civiles asesinados después de la Segunda Guerra Mundial.

El servicio anual, generalmente celebrado en Austria en el sitio de la última posición del régimen croata, se trasladó a Sarajevo este año debido a restricciones de coronavirus. Solo unas 20 personas asistieron al servicio que, como la marcha, terminó sin incidentes.

El cardenal Vinko Puljić, arzobispo de Vrhbosna y el clérigo católico más importante de Bosnia, ofició una misa en la catedral para conmemorar a los caídos en Bleiburg, ocurrida en 1945, cuando los partisanos yugoslavos ejecutaron a civiles croatas y soldados Utashas que habían sido aliados de los nazis. La ceremonia se realizó con el argumento de que está destinado a conmemorar a todas las víctimas de la guerra, entre los que se cuentan los líderes Ustachas Maks Luburic, comisionado Ustacha àrea Bosnia y Herzegovina, y responsable de masacres de serbosnios y judíos bosnios; y .Jure Francetic, conocido como Maks el carnicero, y dirigió el campo de concentración de Jasenovac, considerado uno de los campos de exterminio más crueles de todos los tiempos.

Durante el gobierno Ustasha, presidido por Ante Pavelic, decenas de miles de judíos, serbios, gitanos y croatas antifascistas perecieron en los campos de exterminio dirigidos por dirigentes ustashas.

La comunidad judía bosnia, así como las organizaciones no gubernamentales internacionales y la embajada de Israel en esa nación balcánica protestan contra la realización de la misa conmemorativa de Bleiburg.

Anualmente los partidarios de extrema derecha de Croacia concurrían a Bleiburg y efectuaban un acto conmemorativo pero debido a la pandemia del coronavirus, por las dificultades para trasladarse al lugar y la prohibición de reuniones masivas, el acto se traslado a la ciudad de Sarajevo, donde la policía cantonal suspendió el tráfico peatonal y vehicular alrededor de la catedral para evitar enfrentamientos entre los partidarios de extrema derecha y los antifascistas.

Los presidentes de las comunidades judías de Bosnia, Jakob Finci, y de Sarajevo, Boris Kozemjakin, expresaron su profundo dolor e incredulidad ante la realización de la misa católica.

El Centro Simon Wiesenthal, cazador de nazis, instó al gobierno bosnio a prohibir la misa, calificándola de «parodia de la memoria y la justicia».

El servicio provocó la indignación de la mayoría de los partidos políticos, los líderes judíos, la Iglesia ortodoxa serbia y las ONG antifascistas, que realizaron una marcha durante la misa en el centro de Sarajevo.

Los manifestantes, que se manifestaron a pesar de la prohibición de las reuniones públicas durante la pandemia de coronavirus, cantaron canciones relacionadas con la lucha antinazi.

Sobre un monumento con los nombres de 55 personas de Sarajevo asesinadas por el régimen fascista croata conocido como Ustasha, los organizadores de la marcha colocaron una gran foto mostrando a las víctimas ahorcadas.

Más de 10.000 residentes de Sarajevo, en su mayoría judíos, pero también serbios y romaníes, fueron asesinados por el régimen de Ustasha durante la Segunda Guerra Mundial.

 

 

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat