Inicio Tapa del Día Violento enfrentamiento en Israel entre policía y ortodoxos que no querían cumplir con las restricciones por el COVID

Violento enfrentamiento en Israel entre policía y ortodoxos que no querían cumplir con las restricciones por el COVID

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- Decenas de extremistas ultraortodoxos israelíes pertenecientes a la dinastía jasídica Vizhnitz rodearon y asaltaron anoche un vehículo conducido por agentes de policía que cumplían con los procedimientos dispuestos en el marco de las restricciones vigentes para contener el coronavirus en Israel.

Según informó el diario The Jerusalem Post, el hecho se produjo en la calle King Solomon, en la ciudad Bnei Brak, y las imágenes mostraron como la multitud rodeó el vehículo, se escuchó a los alborotadores gritar “nazis” y “malditos”, mientras golpeaban y finalmente rompían las ventanas del patrullero con piedras.

En un comunicado oficial, la policía informó que el grupo incluso trató de abrir las puertas del vehículo, ya que los policías que estaban adentro se vieron obligados a pedir auxilio. Un oficial de policía resultó levemente herido.

El incidente fue condenado por mundo político, incluidos diputados ultraortodoxos que pidieron a las facciones extremistas de la comunidad ultraortodoxa que detuvieran la violencia y cooperaran con los esfuerzos policiales para hacer cumplir las restricciones de cierre.

El líder del partido Shas y ministro del Interior, Arye Deri, calificó el incidente de “grave e indignante”, y agregó que “los alborotadores deben ser arrestados y procesados ​​con todo el peso de la ley”. “Debemos mantener las directrices y salvar vidas”, completó.

La miembro del gabinete del coronavirus y ministra de Asuntos de la Diáspora, Omer Yankelevich, también condenó el ataque, y señaló que “estos policías están haciendo el trabajo de Dios para hacer cumplir las pautas que salvan vidas”, y agregó que “merecen reconocimiento por su trabajo”.

La ciudad de Bnei Brak emitió un comunicado en el que denuncia el incidente y señala que “este tipo de acciones no son nuestro camino, no reflejan el espíritu de los rabinos de la ciudad y sus cientos de miles de habitantes. Este es un caso grave de un grupo de los adolescentes que deben ser castigados”.

El líder de la oposición, Yair Lapid, llegó a llamar a los alborotadores “un grupo de anarquistas que necesitan terminar la noche en la cárcel y ser procesados ​​lo antes posible”.

Lapid culpó al gobierno de Netanyahu por crear las condiciones que permitieron que ocurriera el ataque, y agregó que “un país cuerdo no puede permitir que sucedan estas cosas. Este es el precio que pagamos por la debilidad política de este gobierno. Cambiaremos eso”, concluyó.

Si bien el primer ministro Benjamin Netanyahu no comentó de inmediato sobre el grave incidente, luego prometió “actuar con severidad contra cualquier infractor de la ley, y especialmente contra aquellos que levanten la mano contra nuestros oficiales de policía”.

El incidente también recibió una dura respuesta de la policía, ya que se enviaron fuerzas adicionales, incluido un helicóptero de la policía, al área y a la Yeshivá asociada con los sospechosos involucrados en el ataque.

Según los informes, las fuerzas de policía armadas utilizaron granadas paralizantes cuando entraron en el recinto de la Yeshivá Vizhnitz Hasidic en Bnei Brak en un intento de arrestar a los sospechosos que participaron en el ataque.

También se enviaron fuerzas policiales reforzadas a varios lugares de la ciudad en un intento de dispersar las concentraciones ilegales, informó la policía, y señaló que seis sospechosos fueron arrestados.

Los enfrentamientos entre los ortodoxos y el personal policial se han vuelto más frecuentes en los últimos meses, especialmente durante los esfuerzos en curso para hacer cumplir las restricciones del coronavirus.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat