Inicio NOTICIAS La Corte ordenó a la Municipalidad de Tel Aviv a que garantice el cierre de los comercios durante el Shabat

La Corte ordenó a la Municipalidad de Tel Aviv a que garantice el cierre de los comercios durante el Shabat

Por
0 Comentario

Itongadol/AJN.- La Corte Suprema de Justicia de Israel ordenó hoy martes a la municipalidad de Tel Aviv que tome medidas para asegurar el cierre de varias tiendas que recientemente comenzaron a hacer negocios durante el Shabat, la jornada de descanso. 
Las tiendas, que pertenecen a la cadena de tiendas AM/PM, y la cadena de supermercados Tiv Taam (que vende carne de cerdo, mariscos y otros productos no kosher), fueron acusadas de violación de las leyes que exigen a las empresas permanecer cerradas durante el Shabat.
El presidente de la Corte, Asher Gronis dijo que el tema no tiene nada que ver con la religión o "coacción", pero si con la violación de los estatutos sociales de la ciudad.
Si la disposición que exige a las empresas que estén cerradas en Shabat no es aceptable, teniendo en cuenta el hecho de que algunos residentes vieron las aberturas como una "victoria para la laicidad", la ciudad debe tomar medidas para cambiar la ley, hasta entonces, la ley debe ser cumplida, dijo.
La ley en Tel Aviv exige a las empresas cerrar desde el comienzo de Shabat en la puesta del sol del viernes, y deben abrir tras el Shabat.
La ley no se aplica a los restaurantes y lugares de entretenimiento, que tienen permiso para operar.
Las farmacias y otros negocios "esenciales" pueden solicitar un permiso para operar en Shabat, que se concede por lo general.
La denuncia no fue presentada por las autoridades religiosas, sino por un grupo de tiendas de comestibles y otros propietarios de pequeñas empresas, que dijeron que estaban siendo sometidos a una competencia desleal. La petición fue presentada por primera vez en 2007, alegando que el castigo infligido a los infractores de la ley es en sí mismo injusto.
La ciudad suele citar a las tiendas que violan la ley, exigiéndoles el pago de una multa de 680 shekelim.
Los dueños de tiendas pequeñas sostuvieron que el castigo era discriminatorio, ya que las grandes cadenas pueden permitirse el lujo de tener en cuenta la multa como un "costo de los negocios".
La ciudad argumentó que estaba haciendo todo lo posible mediante la emisión de las multas. El tribunal no estuvo de acuerdo, diciendo que la ciudad tenía otras herramientas a su disposición para hacer cumplir la ley, como privar a los infractores de serie de licencias comerciales.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat