Inicio NOTICIAS Inauguración del ciclo lectivo 2013 en la escuela Heijal Hatorá

Inauguración del ciclo lectivo 2013 en la escuela Heijal Hatorá

Por
0 Comentario

Itongadol.- Con la presencia del presidente y el secretario general de la AMIA, Guillermo Borger y “Tommy” Saieg, respectivamente, y la directora del Vaad Hajinuj Hakehilatí (Consejo Central de Educación Judía), Batia Nemirovsky, se inició ayer, lunes, el ciclo lectivo 2013 en la escuela Heijal Hatorá.
“Es importante que cada acto de cada escuela, aunque parezca algo cotidiano, tenga kedushá (santidad) en los maestros, los alumnos y los padres” porque de tal modo “vamos a hacer algo que nos enseña nuestra tradición: Lekadesh et hajol, santificar lo cotidiano”, aseguró la funcionaria, quien también se refirió que este año se celebrará el 65º Iom Haatzmaut del Estado de Israel.
A continuación se leyeron capítulos de Tehilim (Salmos) relacionados con el estudio.
“Estudié en esta escuela, y ver aquí a mis nietas, a mi nuera, a las morot Inés y Batia me causa mucha emoción”, reveló Borger.
“Sabemos que estamos transitando días difíciles en esta Argentina que nos cobija y donde podemos desarrollarnos como judíos plenos, pero estamos preocupados porque se acaba de firmar un tratado con un régimen teocrático, un país no amigo, que es Irán, sospechado de haber organizado el atentado a la AMIA, y creo que estar en este patio lleno, con aulas renovadas, con una escuela que crece cada día es la verdadera continuidad, la mejor respuesta ante cualquier dificultad y un ejemplo para mostrar unión cuando los tiempos son difíciles; gracias por este crecimiento”, agregó.
“Hoy tengo tres satisfacciones: haberle hecho caso al rav (Samuel) Levín de enviar a esta escuela a mis hijos, ya que es el mejor colegio al que cualquiera puede aspirar; asisto a este acto como secretario general de la AMIA, pero también como askán (dirigente voluntario) de esta escuela porque soy parte de esta comunidad; y también vine como papá, ya no de alumnos sino de una morá”, admitió Saieg.
A su turno, Batia, la directora del área de niñas de la escuela, saludó a los presentes y agradeció la presencia de la directora del Vaad Hajinuj y del presidente de la AMIA.
“Realmente formamos una gran familia y nada es casualidad en el mundo de la Torá: el próximo Shabat se leerán las dos últimas parshiot (porciones semanales) del Libro de Éxodo, y la primera se denomina ‘Vahiakel’ -unión, reunión-, enseñándonos la Torá que debemos estar unidos, y para que esta escuela pueda seguir creciendo tenemos que estar todos juntos en esta kehilá, con alegría y agradeciéndole al Creador”, añadió.
Tras el acto se efectuó un desayuno, en el cual participaron los directivos de la escuela, los invitados especiales y el rabino Levin.
En ese marco, Eli Kaler, director general de Heijal Hatorá, confesó a la Agencia Judía de Noticias (AJN) que tenía “un orgullo muy grande y una preocupación por el día a día”.
“Orgullo porque esta escuela está en constante crecimiento -2012 lo iniciamos con 107 chicos de familias nuevas y este año tenemos otro tanto-, y la verdad que sentimos que los padres se están dando cuenta de que tanta tradición y esfuerzo que ponemos en la educación es lo que permite que los chicos salgan sanos y con todos los conocimientos que necesita un judío; ponemos mucha dedicación en la enseñanza de la ética para que los chicos estén sanos mentalmente, y eso es un éxito rotundo que tiene la escuela porque sus egresados son cada año mejores”, explicó.
“Y por otro lado es una preocupación día a día porque nos ocupamos de cada chico, tenemos en cuenta a los que tienen más o menos necesidades, y es un trabajo muy duro de parte de los directores y de la Comisión, que pone maestros integradores para quienes lo necesitan; y también el ir perfeccionando la enseñanza: estamos en contacto con Israel para actualizarnos y transportar aquí todo lo que es la educación israelí”, prosiguió Kaler, quien precisó que Heijal Hatorá tiene “aproximadamente 350 chicos en el Jardín, casi 400 nenas y nenes en la Primaria, 150 chicas en el Secundario para mujeres y 90 varones en la Ieshivá” Jafetz Jaim.
Por su parte, Nemirovsky le contó a AJN que, al iniciarse el ciclo lectivo, estuvo “en diversas escuelas que muestran el abanico que existe en la red educacional judía”.
“Estuve con Borger en el ciclo judaico de la escuela (Bialik) de La Plata, que está volviendo a ser de jornada completa, sólo que a la mañana recibe a alumnos que no pertenecen a la comunidad, y es un modelo de colegio; en Bet El; en Beth, que es una de las escuelas más nuevas; y hoy aquí, en Heijal Hatorá; gente de mi equipo estuvo en Ioná y Borger, en Natan Gesang”, relató.
“Durante el mes de marzo trataremos de abarcar a todas las escuelas de la red”, prometió la directora del Vaad Hajinuj.
La educación judía de la Argentina vive un momento “bisagra”, ya que “estamos en un punto de crecimiento interesante”, pero al mismo tiempo “no podemos desconectarnos de lo que nos ocurre como comunidad y tenemos que estar atentos para darles respuesta a algunas familias que aún no han decidido que el mejor lugar para sus hijos” son las escuelas comunitarias, para lo cual hay que “ofrecerles todas las opciones donde mirarse como a un espejo”, recomendó.
“Heijal Hatorá es la respuesta para muchas familias y Bet El, Bialik de Devoto y Scholem Aleijem lo son para otras, pero cada escuela judía, con su distingo, tiene que fortalecerse en aquello que la hace especial y salir a clarificar para que los papás sepan que en esta red hay un lugar para cada niño judío”, finalizó Nemirovsky.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat