Inicio NOTICIAS Ioná hizo muestra abierta de proyectos y celebró reconocimiento de Microsoft como escuela pionera

Ioná hizo muestra abierta de proyectos y celebró reconocimiento de Microsoft como escuela pionera

Por
0 Comentario

El miércoles, la escuela Ioná abrió “sus puertas para mostrar algunos proyectos que llevamos a cabo y el clima de entusiasmo que tienen los chicos cuando encaran algunos de los aprendizajes”, explicó su directora ejecutiva, Janá Yansenson, a la Agencia Judía de Noticias (AJN).
Pero también para celebrar y “mostrarles a las familias de Ioná y a las que no lo son lo que somos como institución y algo que nos distingue: la elección como escuela pionera en desarrollo tecnológico que hizo Microsoft entre más de 400 en todo el mundo y por primera vez en la Argentina”, añadió su presidente, Sergio Pikholtz.
“Estamos festejando una serie de distinciones que nos dieron desde Estados Unidos, y el que un gigante como Microsoft nos haya elegido nos llena de alegría y nos ratifica que estamos en el camino adecuado de enseñar con energía, compromiso y entusiasmo”, ratificó la funcionaria.
En tanto, Natalia Jasin, responsable de Asuntos Académicos de Microsoft Argentina y Uruguay, informó a AJN que esa empresa “tiene un programa de escuelas pioneras, cuyo objetivo es premiar a aquellas que tienen un grado de innovación mayor que otras, que no tiene que ver sólo con los recursos tecnológicos con que cuentan, sino como cómo los utilizan en lo pedagógico”.
“Es un concurso mundial y éste es el primer año que participa la Argentina, pues es en inglés y existía la barrera idiomática”, que esta vez pudo salvarse, prosiguió.
Jasin contó que “Ioná subió un ‘diario innovación’, que son diez preguntas sobre qué grado de innovación tiene la escuela, cómo se vincula la comunidad educativa con la tecnología, cómo se verá el colegio dentro de 3 y 5 años con la tecnología, y grabó un video en el que muestra qué se hace diariamente” en esta materia.
“De la Argentina se presentaron 18 escuelas y es el único país que tuvo dos ganadoras: una de Mendoza y Ioná, que tiene un grado de uso de la tecnología más avanzado que otros colegios que tienen más equipos”, resaltó.
“Venimos transitando un camino que no es fácil porque estamos atravesando un cambio realmente importante de cultura, de mejoramiento en el sistema educativo, y todo esto se hace con muchas horas de trabajo y esfuerzo de todos como equipo”, enfatizó Yansenson.
Para el dirigente, “siempre es posible renovar los conceptos de la educación, y la innovación tiene que ver con aspectos judaicos, académicos y tecnológicos”, que se refleja en crear “una escuela novedosa, que hace de lo tradicional y lo moderno una conjunción para los tiempos que vienen” porque “el futuro también es el día a día y tiene que ver con la construcción diaria”.
Pikholtz destacó como “un gran logro el sostener una escuela relativamente chica en cantidad de alumnos -no en lo conceptual- como Ioná después de las épocas de profunda crisis de las instituciones judías de la Argentina, hace 10-12 años”.
“Los directivos somos una parte de todo esto”, mas “el agradecimiento principal es a los profesionales que hacen esta institución, que han sabido soportar tiempos difíciles y hoy tienen puestas las pilas y la camiseta, pero sobre todo el profesionalismo en el desarrollo de una escuela piola”, admitió el presidente del Centro Hebreo Ioná, quien les agradeció “a las familias que confían en que la escuela va a satisfacer su demanda de educación moderna y que los chicos van a salir de esta casa formados para enfrentar el mundo con capacidad”.
Jasin subrayó que “Ioná tiene mucho interés en aprender de otras escuelas y participar en foros”.
Recientemente, la entidad integró el Foro de Docentes Innovadores, que armó esa empresa, y el proyecto “Cumbre de mandatarios de UNASUR”, de su coordinadora de Inglés, Evangelina Chabod, salió segundo entre más de 300 propuestas presentadas en el país y representará a la Argentina en un foro latinoamericano a desarrollarse el mes que viene, en Lima (Perú).
“Mientras las escuelas se cierran, no progresan, y Ioná va por el camino del crecimiento, con líderes jóvenes, con mucho ímpetu y muy a la vanguardia”, y por ello “creo que se puede convertir en mentora, que es el programa que sigue, un foro mundial que este año se realizará en Praga”, auguró.
Por su parte, Baruj Zaidenknop, director pedagógico de la Dirección General de Educación de Gestión Privada de la Ciudad de Buenos Aires, rescató que “en esta institución hay una atmósfera que es digna del mayor de los elogios: el entusiasmo de los docentes y el compromiso y la sonrisa de los chicos en un día hábil, en horario vespertino, es una cosa tan estimulante que cuanto menos hay que reconocer y alabar”.
El funcionario calificó a los dirigentes y cuerpo docente de Ioná como “gente que se tomó esto, más que como un trabajo, como un compromiso con su comunidad educativa de padres y abuelos”.
“Declararlo casi todos lo hacen, pero lograrlo es precisamente la comprobación del esfuerzo”, que “no sólo merece el reconocimiento internacional de Microsoft, sino también, y fundamentalmente, de los propios integrantes de la comunidad educativa, que siguen confiando y mandando a sus hijos”, agregó.
Zaidenknop puntualizó que “en la sonrisa de ex alumnos que son docentes o padres de esta escuela se refleja un reconocimiento tan grande a maestros y directores que es el pago al esfuerzo y dedicación para con sus hijos”, pero advirtió que “a mayores logros, mayor responsabilidad en la educación y la formación permanentes”.
Para el conocido educador, de vasta trayectoria comunitaria, “esto fortalece a la red judía porque muestra que, en cualquiera de las condiciones en que se encuentren las instituciones educativas, siempre algo más se puede hacer”.
“Por supuesto que siempre falta dinero y no todos los padres pueden pagar los aranceles, pero justamente por eso hay un compromiso adicional desde el punto de vista de nuestras mitzvot”, señaló.
Zaidenknop instó a reconocer el logro de Ioná “para que quienes lo llevan a cabo se sientan cada vez más comprometidos con la cadena interminable de la educación judía, desde los inmigrantes que no sabían castellano e hicieron las escuelas hasta los graduados de universidades que continúan la tradición de hacerse cargo de ese legado glorioso, transformarlo y seguir trasmitiéndolo a las generaciones que siguen”.
En otra muestra de confianza, Microfosoft instaló sus nuevos servidores Multipoint Windows 2012 en Ioná para probarlos a nivel mundial antes de su salida al mercado.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat