Inicio NOTICIAS La AMIA y la OLEI lanzan una Red de Empleo para beneficiar a nuevos inmigrantes en Israel

La AMIA y la OLEI lanzan una Red de Empleo para beneficiar a nuevos inmigrantes en Israel

Por
0 Comentario

 Itongadol/AJN (Especial desde Raanana, Israel).- La AMIA y la Organización Latinoamericana, España y Portugal en Israel lanzaron hoy, viernes, en Raanana, una Red de Empleo para inmigrantes que emula el modelo de la primera. “Me toca cumplir un sueño: llevar a Israel la principal red de empleo privada de la Argentina”, admitió su presidente, Guillermo Borger.

La AMIA y la Organización Latinoamericana, España y Portugal en Israel (OLEI) lanzaron hoy, viernes, en la sede de esta última en Raanana, una Red de Empleo para inmigrantes que emula el modelo de la primera.
El acto fue conducido por el presidente de la filial anfitriona, José Caro, quien comparó la iniciativa con un auto de lujo, al que por ahora le “falta plata para la nafta”.
“Pero con la ayuda de la embajada (argentina en Israel), la AMIA, la OLEI y cada uno de ustedes, lo vamos a lograr”; por ello “esperamos sus ideas y los invitamos a trabajar para este proyecto, que tiene que ser algo muy importante”, agregó.
Los presentes celebraron el lanzamiento con un kidush (brindis que incluye una bendición por el vino que se toma), tras el cual el titular de la OLEI, Mario Lev, destacó la tarea del presentador, quien “llevó todo esto adelante” y la de la AMIA, que “invirtió muchos esfuerzos y dinero en esta red laboral que trabaja para toda la Argentina, ya que el 90 por ciento de la gente que consigue trabajo no es de la comunidad judía”.
“La AMIA nos lo ofreció y tenemos que aprovecharlo: creo que podremos rescatar mucho del programa y de sus manuales de enseñanza y películas con la ayuda de (el director del Servicio de Empleo de esa entidad, Ernesto) Tocker y de una comisión de la OLEI que se va a formar”, auguró.
Después de agradecerle a la AMIA “el esfuerzo y la ayuda” que les está dando, Lev presentó al empresario jerosolimitano Erel Margalit como “nuevo miembro de la OLEI”.
“Espero que nos pueda ayudar a buscar posibilidades de trabajo para nuestros olim (inmigrantes), que llegan con bastantes necesidades”, agregó.
A continuación, el aludido contó, en hebreo, que se hizo “amigo de la comunidad latinoamericana en Israel en varios lugares”.
“Me dedico a iniciativas sociales y de alta tecnología, y el tema social con empresas y la economía lo iniciamos en una época muy dura, pero de esa dificultad salimos con fuerza”, recordó.
“Cuando mirábamos a Buenos Aires, como israelíes veíamos que también allí atravesaban momentos difíciles, y lo que más toca mi corazón en cualquier lugar al que llego y con todos los grupos de personas con los que trato, jóvenes y adultos, es la fuerza emotiva que tienen muchas personas de esta comunidad” latinoamericana, confesó Margalit.
“La cooperación en este programa laboral es un símbolo de lo que se puede hacer: tenemos personas con mucha fuerza, voluntad y capacidad que llegan a un lugar nuevo, que no los conoce ni sabe qué pueden dar, que muchas veces necesita algo y no sabe que ellos lo tienen; quiero agarrar su voluntad, capacidad e imaginación y que no se sientan solos dentro de la sociedad israelí”, anticipó.
“Tenemos una bolsa de trabajo en alta tecnología para adultos porque muchas veces los jóvenes inventan las mejores cosas, pero tienen veinte ideas en su cabeza, y los mayores les enseñan a elegir la mejor de ellas”, aleccionó el empresario jerosolimitano, quien resaltó “esta sociedad entre inmigrantes y residentes anteriores, entre Israel y la Argentina, Brasil, Chile y otros lugares, sin los cuales no tendríamos una economía fuerte” porque “somos un país pequeño y no sabemos crecer sin socios”.
“Estoy muy feliz por esta sociedad y la bendigo”, finalizó.
Acto seguido, Julio Schlosser, secretario general de la AMIA, afirmó que esa entidad quiere “darle continuidad” a “un proyecto para todos” que “es de los más exitosos que tiene”.
“Esto es un sueño y estamos convencidos de que vamos a superar las dificultades y va a ser exitoso acá” también, predijo, antes de “entregar una placa de recordación de este momento”, como “prueba de la amistad de la AMIA con la OLEI”.
Luego, el rabino Ángel Kreiman recordó que su esposa “fundó la Bolsa de Trabajo” y el 18 de julio de 1994 se convirtió en “víctima del atentado a la AMIA”, junto con otras 84 personas.
“Siento mucha emoción de saber que sobre la sangre de los mártires y lo que Susy Kreiman, quien murió Al Kidush HaShem (por la santificación del nombre de D’s), hacía para judíos y no judíos pueda surgir este proyecto internacional para todos, justamente ahora que hice aliá (inmigración a Israel)”, reconoció.
Finalmente, el presidente de la AMIA, Guillermo Borger, admitió que le “toca cumplir un sueño: llevar a Israel la principal red de empleo privada de la Argentina”.
“Sin trabajo no podemos avanzar, y es la mejor propuesta que podemos darle a un olé jadash (nuevo inmigrante) no sólo latinoamericano” porque “ya se está trabajando en traducir a varios idiomas todo el material de la Red de Empleo”, reveló.
“Necesitamos voluntad política, vuestra fuerza y experiencia y también profesionales; por eso hemos convocado al director de la Red de Empleo, Ernesto Tocker, a que nos acompañe” en el viaje, resaltó el presidente de la AMIA.
“Todo esto reconforta, ratifica un camino y es una realidad; seguro que hay garantía de éxito cuando tenemos la acción y las ideas de los jóvenes, acompañadas por la experiencia que nos dan años de realizaciones”, prosiguió.
“Éste es un proyecto que también hacemos con el Ministerio de Trabajo de la Argentina, y hace dos años, la Presidenta de la Nación (Cristina Fernández de Kirchner) nos acompañó en la cena que hacemos anualmente para fortalecer la Red de Empleo, en la cual participan unas mil personas, entre empresarios, ministros y personalidades nacionales” y dijo que “la AMIA es un lugar donde se evita que a algún argentino le falte trabajo”, se ufanó Borger, quien aprovechó para invitar al ágape a Margalit: “Erel: vas a estar en la cabecera, junto con las autoridades de la AMIA”.
Antes de concluir su mensaje, el líder comunitario señaló “una paradoja”: “estamos a un mes de (que se cumplan) 18 años del terrible ataque a nuestro país, todavía no esclarecido, mientras el presidente (iraní Mahmoud) Ahmadinejad, el principal enemigo de Israel hoy, fuertemente ligado a los responsables del atentado a la AMIA, está a pocos kilómetros de ella, en Rio de Janeiro”.
Entre los asistentes al acto se destacaron el ministro Jorge Luis Riccombeni, jefe de la Sección Económica y Comercial de la embajada argentina en Israel, y vicepresidente de la OLEI, León Amiras.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat