Inicio NOTICIAS AMIA: Importante encuentro de directores de escuelas judías

AMIA: Importante encuentro de directores de escuelas judías

Por
0 Comentario

 La AMIA organizó, hace pocos días, un almuerzo para directores y educadores de escuelas judías que participaron de un seminario en Israel a comienzos de año. Lo presidió Guillermo Borger acompañado por Bernardo Zugman tesorero de la Institución, Tomy Saieg, prosecretario, Simon Drelevich ,prosecretario de actas y Daniel Pomerantz, director ejecutivo.

El mismo contó con la presencia de Esther Kalnisky, quien dirigió aquel Encuentro Iberoamericano e Israelí de Directores de Escuelas y elCongreso de Directores de Escuelas Judías posterior, que se desarrollaron en diversas ciudades de Israel, organizados por el instituto de capacitación docente Mofet de Israel, en colaboración con el Vaad Hajinuj Hakehilatí-Consejo Central de Educación Judía de la Argentina y la Universidad Hebraica de México.

“Siempre tratamos de impulsar y mejorar la actividad docente con absoluta seriedad y dignificar su trabajo, que no tiene el reconocimiento que merece en lo económico, social y profesional”, explicó el presidente de la AMIA, Guillermo Borger, a la Agencia Judía de Noticias (AJN).

El líder comunitario contó que la directora internacional de Mofet es mendocina y en su paso por unas horas por Buenos Aires en un viaje familiar aceptó su propuesta de reunirse con una docena de los participantes de aquel evento, que reunió a 16 directores, judíos y no judíos, de escuelas laicas y observantes de la red judeoargentina.

“Le doy un doble valor porque, a pesar de estar en el comienzo del ciclo lectivo, los directores inmediatamente accedieron a esta invitación”, resaltó.

Borger afirmó que “si bien hay una interacción permanente y el Foro de Directores se reúne mensualmente en la AMIA hace varios años”, el almuerzo fue el cierre de “esa gran y fuerte experiencia que fue compartir con directores de escuela” esa capacitación en Israel y “el puntapié inicial” para una nueva serie de reuniones, con “la idea de incluir a todas las escuelas de la red, aun las que no estuvieron” en Israel.

“Mi propuesta fue encontrarnos en las distintas escuelas de la red, por lo menos una vez cada dos meses, con los directores que participan del grupo para conocer las propuestas de cada escuela, y cada tres meses reunirnos en la AMIA para evaluar en conjunto las distintas experiencias aprendidas y ejecutadas”, resumió, para lo cual “se está conformando quiénes lo van a llevar a cabo”.

“La propuesta que estamos haciendo es jerarquizar la tarea del docente comenzando desde los directores, a su pedido y con el liderazgo de la AMIA”, agregó su titular.

“También vamos a dar la oportunidad de un próximo encuentro en el Estado de Israel, que estimo que se llevará a cabo cada dos años, ya que es muy trabajoso”, anticipó Borger, quien se enorgulleció de señalar “el protagonismo del Vaad Hajinuj de la AMIA”, ya que su “directora, Batia Nemirovsky, fue una de las que coordinó y generó esta actividad”.

El líder comunitario destacó que “los directores permanentemente pedían que este tipo de iniciativas se lleven a cabo desde el Vaad Hajinuj”, lo cual “le da un valor agregado importante porque es fundamental para la AMIA preocuparse y, fundamentalmente, ocuparse con este tipo de fortaleza de todo lo que pueda aportar para una educación más acorde en toda la red escolar”.

En diálogo con AJN, Borger también recordó el “muy intenso seminario en el Estado de Israel, durante 15 días de enero”: “Arrancábamos a las 7 de la mañana y terminábamos a las 11 de la noche, la base del seminario era Tel Aviv, pero visitamos distintas ciudades de todo el país -Haifa, Beer Sheva, Jerusalem y demás-, con diversas propuestas de enseñanza y proyectos experimentales”.

“Sirvió para abrir la mentalidad de quienes participamos de ese activo seminario; no necesariamente todas las experiencias se pueden aplicar, pero sí se pueden capitalizar y ver alternativas de trabajo; por ejemplo en Haifa vimos una escuela cuyo director es argentino, radicado hace más de 40 años en Israel, y han tomado el desafío de tener una gran inclusión de chicos con algún tipo de discapacidad en aulas normales”, agregó el presidente de la AMIA, quien tomó esa experiencia “como un mensaje muy fuerte”.

“En esa misma escuela, a cada uno de esos 500 chicos les dan distintas responsabilidades, para que cada uno tenga un protagonismo real; por ejemplo, un alumno está encargado de los cumpleaños”, subrayó, antes de aventurar que “ésta va a ser una de las posibles aplicaciones que logre en su establecimiento cada uno” de los directores que concurrió al seminario en Israel, durante el cual se firmó un acuerdo de colaboración mutua entre la AMIA y el instituto Mofed, “dedicado a la capacitación de docentes en la Diáspora”.

Borger también se sorprendió con “escuelas donde había gente laica y observante, donde se trata de integrar en forma simultánea con dos tipos de maestros”.

“Entendemos que todo esto hay que desmenuzarlo y estudiarlo, pero da una apertura de la cabeza: uno busca proyectos no tradicionales que son válidos para la inclusión”, sintetizó.

Por otra parte y respecto de la apertura del año escolar, el presidente de la AMIA subrayó que “la responsabilidad de llevar conocimientos a la casa (corresponde a) la Dirección, el docente, los alumnos y los padres”.

“Me tocó participar (de la inauguración) del ciclo lectivo de varios establecimientos; en un país en el cual más del 60 por ciento de los chicos todavía no ha podido empezar las clases, toda la red escolar judía ha comenzado, incluso anticipadamente”, resaltó.

“Mi mensaje hacia la comunidad viene desde la historia del pueblo judío: ‘Naasé venishmá’ -haremos y luego escucharemos-, contestar ‘haremos’ cuando el desafío es válido, necesario y fundamental, como es el caso de la educación judía; decir: ‘Aquí estamos, presentes, empezamos el ciclo lectivo con todas nuestras fuerzas y después analizaremos todo lo que se puede perfeccionar’”, expresó Borger.

Participaron del almuerzo en la AMIA Esther Minián, Shoshana Eskenazi y Sandra Krawiec (las últimas, directora del Beit Midrash y rectora del Secundario de Talpiot, respectivamente), Leticia Baran (directora del profesorado Melamed y supervisora del Vaad Hajinuj), Mercedes Marino Aguirre y Betina Bendersky (sendas vicedirectora y psicopedagoga de la Primaria de Beth), Rodolfo Compagno (rector del secundario de José Caro), Gustavo Dvoskin (director general de Wolfsohn), Roberto Dvoskin (director ejecutivo de Tarbut), Gustavo Weich (director general de Scholem Aleijem) y Janá Yansenson (directora ejecutiva de Ioná).

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat