Inicio NOTICIAS Murió Nancy Wake, la mujer más condecorada de la Segunda Guerra Mundial

Murió Nancy Wake, la mujer más condecorada de la Segunda Guerra Mundial

Por
0 Comentario

Nancy Wake, la mujer más condecorada de la Segunda Guerra Mundial, murió en un hospital londinense a poco de cumplir 99 años.
Si bien la noticia se conoció en las últimas horas, la mujer que se la conoció bajo el apodo de ‘ratón blanco’ falleció el domingo pasado.
Wake, que lideró a 7.000 miembros de la resistencia francesa hasta la liberación del país, era la persona más buscada por la Gestapo, que había puesto un precio a su cabeza equivalente en la época a un millón de euros.
La mujer que trascendió en la historia como espía australiana recibió la Legión de Honor de Francia, la medalla del Rey Jorge de Gran Bretaña y la medalla de la Libertad de Estados Unidos.
Durante la ocupación nazi en Francia, el grupo de la resistencia que lideró llegó a matar 1.400 soldados alemanes. Sus ataques eran tan precisos que únicamente perdió a 100 de sus guerrilleros.
Wake nació el 30 de agosto de 1912 en Wellington, Nueva Zelanda, pero creció en Australia.
A los 16 años se escapó de casa y a principios de los años 30 se instaló en París, donde trabajó como periodista hasta que en 1940 se sumó a la resistencia.
En 1943, siguió el consejo de su marido, el empresario Henri Fiocca, y huyó a Gran Bretaña, donde empezó a trabajar en operaciones especiales. Volvió a Francia un año después, en los días previos al desembarco de Normandía, lanzándose en paracaídas con la misión de ayudar a distribuir armas a los combatientes de la Resistencia.
Wake nunca volvió a ver a su esposo, enterándose después de la Liberación de Francia de que había sido asesinado por la Gestapo en agosto de 1943. Después de la guerra, en 1949, volvió a Australia, donde trató en varias ocasiones, sin éxito, de lograr un escaño en el Parlamento.
Más tarde regresó a Gran Bretaña, donde en 1957 se casó con el oficial de la Royal Air Force John Forward, pero la pareja se instaló en Australia a los dos años, donde residió durante cuatro décadas, hasta la muerte de Forward en 1997.
Wake volvió de nuevo al Reino Unido en 2001 con la intención de pasar allí el resto de su vida.
Los restos de la líder de la resistencia serán incinerados en una ceremonia privada y sus cenizas serán esparcidas por Montluçon, en el centro de Francia, donde luchó en 1944, tal y como era el deseo de una heroína que aseguraba que “la libertad es lo único por lo que vale la pena vivir, porque sin libertad no tiene sentido vivir”.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat