Inicio NOTICIAS Proyecto israelí-sueco: Convertir los residuos de papel en goma espuma útil

Proyecto israelí-sueco: Convertir los residuos de papel en goma espuma útil

Por
0 Comentario

El objetivo es avanzar hacia recursos renovables, lejos de los materiales con base en el petróleo. Los investigadores han desarrollado una tecnología para convertir estos desechos en pequeñas fibras de celulosa.

Los investigadores de la Universidad Hebrea han desarrollado un nuevo método para convertir las fibras de los desechos del papel industrial en goma espuma no sintética que puede ser rehusada.
El proyecto fue propuesto por Shaul Lapidot, un estudiante con doctorado del profesor Oded Shoseyov en la Facultad de Agricultura, Comida y Medio Ambiente de la Universidad Robert H. Smith en Rehovot.
La compañía Melodea licenció el producto de la Universidad Hebrea y ahora está buscando juntar dinero para llevar el producto espumoso al mercado. Éste material tiene dos partes, las fibras microscópicas y el material final de la espuma.
“Melodea es una compañía israelí-sueca que apunta a llevar materiales de fuentes renovables al uso diario”, dijo Lapidot ayer.
Utilizando la tecnología existente, el equipo de investigadores pudo tomar la celulosa, un material natural producido por árboles, y reducirlo a una escala microscópica. Las pequeñas fibras celulosas se usaron como bloques de construcción para crear una goma espuma tridimensional, liviana y fuerte.
Las gomas espumas tienen muchos usos, desde almohadones y la industria automotriz a partes integrales de aviación y tecnología aérea y espacial.
La principal inspiración del proyecto fueron las largas estructuras encontradas en la naturaleza que han sido descuidadas en la era de plástico, como la madera, especialmente la de los árboles secoya encontrados en el noreste de California.
El objetivo del equipo es alejarse de los plásticos y otras materias primas que requieran la producción de petróleo e imitar estas largas estructuras para un uso industrial.
Para minimizar el impacto ambiental, los investigadores eligieron cuidadosamente la fuente de las fibras para producir esta goma espuma no sintética. Las fibras de madera son procesadas durante la producción de papel y esto “produce grandes cantidades de desechos”, explicó Lapidot. “Una gran parte de las fibras no son usadas, y son eliminadas durante la producción”, agregó.
Los investigadores han desarrollado una tecnología para convertir estos desechos en pequeñas fibras de celulosa. Desde ahí, la nueva tecnología convierte a las fibras en espuma no sintética.
Lapidot y Shoseyov colaboraron con Tord Gustafsson, un experto sueco de la industria de compuestos, el Dr. Lea Carmel Goren, que está especializado en industrias de tecnología limpia y biotecnología, y Tzipi Landesman, que está especializado en empresas y mercadeo de industrias de alta tecnología a nivel mundial, para fundar Melodea.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat