Inicio NOTICIAS Artes del circo para el cambio social

Artes del circo para el cambio social

Por
0 Comentario

 En las acrobacias círquenses es fundamental el trabajo y la confianza de equipo. Por eso, en la Escuela de Circo de Israel y la Asociación para el Desarrollo de las Artes del circo se inició un trabajo entre escuelas judías y árabes para fomentar la convivencia.
"Hace siete años, que inició el proyecto de tener clases para fomentar el dialogo a través del circo", dijo Caroline Hendelman, directora de la Escuela de Circo de Israel, quien hace tres años comenzó a trabajar con la juventud multicultural en situación de riesgo.
"Mi principal interés es la forma en que utilizan las artes para la curación social. Ellos aprenden a ser creativos y a formar parte de una comunidad artística", agregó.
Bajo el lema "Artes del Circo para el Cambio Social", se está creando una red local e internacional de los artistas de circo y simpatizantes interesados en la construcción de una nueva agenda socio-política para encontrar formas innovadoras y creativas para resolver situaciones de conflicto y el establecimiento de nuevas prioridades sociales hacia la creación de una sociedad que se preocupa, honra y respeta a todos sus miembros.
Con el objetivo de difundir la propuesta, Hendelman fomentó una serie de convenciones con una organización multicultural de jóvenes circenses. El evento se llamó "muros de escalada" y su co-fundador y director artístico fue David Berry.
"La conclusión de todo esto es la resolución de conflictos. No importa donde estemos, siempre existe el potencial de conflicto dentro de nosotros mismos y con nuestros vecinos, y estos conflictos son las paredes que luego se extienden a las culturas y las naciones", opinó Hendelman.
Como solución la directora promulga "empezar a escalar estas paredes. Este proyecto es sólo una piedra, un primer paso para lo que prevé la construcción de una nueva agenda político-social en todos los aspectos de la vida".
La Escuela de Circo de Israel esta dotada por benefactores británicos y trabaja en estrecha colaboración con otras escuelas de circo y organizaciones israelíes, como el Circo de Galilea, Circus Maghar en la aldea drusa de Maghar, y Efshar Acheret.
Los orígenes de la escuela se remontan a 1992, cuando Berry, un inmigrante de Australia, creó un grupo de teatro para los jóvenes en Kiryat Tivon. Después de varias exitosas presentaciones en los principales festivales de Israel, el grupo comenzó a evolucionar hacia las artes del circo.
Dos años más tarde, Berry y Hendelman crearon la Asociación para el Desarrollo de las Artes del Circo en Israel, una organización sin fines de lucro, de beneficencia, con el objetivo de convertir a la Escuela de Circo de Israel en un centro de formación de profesionalidad.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat