Inicio NOTICIAS El empresario Alfredo Román visitó la AMIA y destacó el esfuerzo de la comunidad para mantener vivo el reclamo por el atentado

El empresario Alfredo Román visitó la AMIA y destacó el esfuerzo de la comunidad para mantener vivo el reclamo por el atentado

Por
0 Comentario

Alfredo Román es un importante empresario argentino que visitó la sede de la AMIA invitado por la dirigencia comunitaria en reconocimiento a su sensibilidad por los sectores más desprotegidos de la sociedad argentina.
En declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN), Román destacó “el esfuerzo que hace la AMIA por mantener vivo en la memoria el desgraciado hecho” que sufrió en julio de 1994 cuando el edificio de Pasteur 633 fue reducido a escombros por un ataque terrorista.
“He disfrutado de este encuentro porque la AMIA es una institución muy respetada en la Argentina y tiene la fuerza de una comunidad muy importante”, dijo el empresario, quien presentó su libro El Legado la aventura de ser empresario en América Latina, en el que hace referencia no sólo al tema de los negocios sino también a las instituciones en la Argentina.
Alfredo Román, fundador de Exolgán, uno de los 10 mejores puertos del mundo y líder en el movimiento de grandes cargas y desarrollo de ingeniería de punta, relató en su libro su visión sobre la sociedad, la ética, el trabajo, la familia y las instituciones.
“En mi libro hago referencia al problema de las instituciones de la república, instituciones muy cuestionadas y muy influenciadas por los movimientos sociales, que en cada momento influyen de tal manera que terminan dejándolas de lado, es la pérdida de valores y lo que pasa en muchos países de América Latina”, explicó el empresario.
Román comentó que hace 50 años que es empresario y comentó que a los 18 compró su primer camión aunque comenzó a trabajar a las 12 con una vida de “sacrificio y esfuerzo”.
“Uno trabaja por un propósito, por una misión en la vida no trabaja solo para ganar plata sino porque quiere lograr algo, trascender a mi familia, a mi descendientes y a la comunidad, y cuando llegó el momento de hacer el legado, la herencia le dije a mis hijos: ‘estoy en una posición económica buena y quiero dejarles esto y me respondieron, vos nos enseñantes la cultura del trabajo, no queremos plata”, relató.
A partir de su experiencia personal, el empresario indicó que la situación económica debe servir como “palanca para que los hijos tengan una buena educación y entren en la cultura del conocimiento”.
Asimismo, Román, quien cuestionó “la sociedad de consumo”, consideró que es necesaria “gente que se comprometa con la comunidad y tener una sociedad mejor”.
“Hay un crecimiento de PBI gigantesco, pero cómo lo medimos si el resto se muere de hambre y cada vez hay más excluidos”, sostuvo.
Román, de 68 años, 6 hijos y 12 nietos, aseguró que toda su vida trabajó por los temas sociales y para la comunidad. “Es una forma de ser, uno va cambiando de roles en la vida, pero nunca tome el camino fácil”, indicó el empresario.
“Soy apolítico y me mirada sobre lo que pasa hoy es que hay que mantener las reglas de juego claras y este gobierno –se lo he dicho al presidente Néstor Kirchner y después a la presidenta Cristina Kirchner- tiene que recrear la confianza en el país, definir una política industrial a largo plazo y medidas que nos den confiabilidad”, opinó.
Para el empresario, en la Argentina fallan las instituciones porque “no tienen la solvencia que tienen que tener”.
El Legado, bajo el sello Aguilar, ya está a la venta en la Argentina, pero también será editado en España, México, Colombia, Chile y Uruguay. Se traducirá al portugués, para el mercado brasileño y a fin de año será publicado en Alemania e Inglaterra.
Roman expresó que espera que este libro “sirva” a las nuevas generaciones para que “no tropiecen con la misma piedra y sepan diferenciar lo que está bien de lo que está mal”.
Desde la Fundación para el Trabajo y el Desarrollo Humano (TDH), Román brinda ayuda a los sectores postergados de la sociedad argentina a partir de un convenio que tiene con la Red de Empleo de la AMIA.
En diálogo con AJN, Ernesto Tocker, director del Servicio de Empleo de la AMIA, explicó los términos del convenio con TDH. “Trabajamos en la orientación de la búsqueda de empleo para la gente que atiende la fundación en la zona sur del Gran Buenos Aires”.
“Lo que venimos trabajando es con la idea de que hay mucha gente que tiene dificultades para incorporarse al mercado de trabajo porque no sabe que hay barreras de prejuicios hay que trabajar”, dijo el director
Tocker explicó que se busca avanzar en “un proceso eficaz para entender cómo es uno como desocupado y cómo es el mercado”.
“No conocen lo que es el mercado de demanda laboral, que es lo que hacen ellos todos los días y cómo hacer para conocer las ofertas de trabajo, porque muchos piensan que todo está en los clasificados del diario y el 70 por ciento de las oportunidades de conseguir un empleo no están ahí”, explicó.
La fundación TDH mantiene este convenio con la AMIA desde hace un año y medio.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat