Inicio NOTICIAS Grunblatt, el rabino argentino que logró el premio mayor en el Chase Community Giving para su ONG Ieladeinu

Grunblatt, el rabino argentino que logró el premio mayor en el Chase Community Giving para su ONG Ieladeinu

Por
0 Comentario

Cuando en 1999, el rabino Tzvi Grunblatt recibió el llamado de un juez para solicitarle ayuda para un par de chicos no pensó que aquel caso lo llevaría a poner en marcha un programa social que es ejemplo de solidaridad en la Argentina y que despierta la atención no sólo de la
comunidad judía sino de toda la sociedad.
“Empezamos ayudando a dos chicos pero nunca imaginábamos que íbamos a llegar a lo que llegamos, no imaginábamos la cantidad de problemas que implica un programa como este y lo difícil que es logar darle una solidez económica a este proyecto”, afirmó Grunblatt, en una
entrevista con la Agencia Judía de Noticias (AJN).
El líder religioso aseguró que durante más de diez años “se logró muchísimo” y dijo que continúa con “el proyecto de afianzamiento, siempre pensando que cada chico que llega, como en 1999, es uno al que estamos abocado totalmente”.
Tanto Grunblatt como sus colaboradores pensaron que aquellos dos casos de 1999 iban a ser los únicos, pero el juez que trabajaba con la defensoría les advirtió sobre la falta de un organismo dedicado a atender a los chicos judíos en situación de riesgo.
“Esta tarea es parte de ser rabino”, apuntó el titular de Jabad Lubavitch, quien agregó que “ser rabino es enseñar, guiar, liderar, transmitir la palabra de la Torá, que uno de los tres pilares es el acto de benevolencia”.
El programa Ieladeinu ganó terreno en la prensa argentina por ser la única ONG del país, incluso de Latinoamérica, que participó en el Chase Community Giving, un certamen que permia a la institución más votada en la red social Facebook.
Al comienzo de la campaña, las expectativas de alzarse con el premio mayor eran reducidas en Jabad y el mismo rabino Grunblatt pensó que “iba a ser peleado” el certamen.
“Después de los primeros dos días me conformaba con ser uno de los primeros diez. De a poco empezamos a subir y mi objetivo ya era llegar a estar entre los cinco más votados y cuando nos pusimos terceros pensamos que podíamos ganar el certamen”, relató Grunblatt.
El rabino confesó que nunca pensó que llegarían a sumar más de 27 mil adhesiones, ya que el día de cierre de la votación el programa arrancó con sólo 13 mil votos.
Para tratar de revertir los números, el líder de Jabad pidió la bendición del Rebe*, aunque primero lo hizo a favor Academia Hebrea Sonia y Max Silverstein, que en las primeras horas peleaba por el primer puesto con una ONG dedicada al rescate de perros que comandaba
la competencia en la red.
Horas después, Ieladeinu comenzó a recuperar terreno y un nuevo mensaje llegó a la tumba de Rebe en Nueva York, esta vez para pedir por el programa argentino.
“Pedimos una bendición a la tumba de Rebe para que seamos exitosos. Mandé dos veces mensajes, uno cuando Marcelo Tinelli (famoso conductor televisivo) habló sobre el concurso y se cayó el sistema por 45 minutos y después cuando se volvió a caer pero volvió a funcionar enseguida”, relató esos minutos de definición.
Más allá de haberse alzado con el primer premio, Grunblatt valoró el sentimiento que despertó Ieladeinu no solo en la Argentina sino en gran parte del mundo.
“La lección es que cuando la sociedad tiene un proyecto se mueve y canaliza su energía para lo positivo. La gente disfrutó esta victoria como propia, porque había personas que cantaban y bailaban en el Abasto y que no eran solo de Ieladeinu. La sociedad argentina se sintió
representada”, consideró el religioso.
No era para menos la celebración después de esa infartante definición en la que el programa de Jabad estaba abajo en el marcador y desde Radio 10 de Buenos Aires se hacía campaña minuto a minuto para que los oyentes voten a Ieladeinu.
“Primero está el concepto que la unión hace la fuerza porque no se podía llegar a un resultado así sin el apoyo de las instituciones, las escuelas, los medios de comunicación y el apoyo de muchos activistas y decenas de personas que movilizaron para que mucha gente vote”,
agradeció el rabino.
Para Shterna Grunblatt, esposa del rabino y directora de la escuela “Oholey Jinuj” y “Neshei Jabad”, en este concurso quedó reflejado el concepto de tzedeká (solidaridad).
“Cuando hay un bien mayor, la gente puede unirse para esto, entonces uno ve cuanto se puede potenciar, cuanta fuerza tiene la solidaridad y todos quieren ser parte. Hay una aceptación de que todos quieren ayudar a la causa”, afirmó Shterna.
Ante este antecedente, consideró que “se debe seguir fomentando y apuntar a la juventud para hacer crecer el sentimiento de solidaridad”.
“Estamos en la época postmoderna, nada llama la atención y busca un sentido más profundo a la vida”, opinó.
Al explicar este crecimiento de Jabad Lubavitch entre los jóvenes, Shterna indicó que tiene que ver con “el jasidut (Jasidismo) –viven con mucha alegría- que es la parte esencial interna de la Torá”. La esposa de Grunblatt señaló que “nadie cree que en Ieladeinu falta dinero, pero los que trabajan adentro saben que a veces no hay plata para sueldos”.
Consultada sobre su visión de su esposo, Shterna dijo: ”Ver a mi marido es ver al Rebe”.

Voces empresarias

La obra de Jabad Lubavitch no solo despierta interés en la red social de Facebook, ya que durante estos años se mantuvo gracias a las donaciones y otras ayudas.
Una de las personalidades que se asocia al rabino Grunblatt es el importante empresario Eduardo Elsztain, presidente de IRSA, quien también tiene un rol fundamental en el Congreso Judío Mundial.
“Lo que más caracteriza a Tzvi (por Gunblatt) es hacer cosas y sentir que es parte de un movimiento que hizo infinita cantidad de cosas por la comunidad pero siempre corriéndose”.
“Parte de su magia es que hace a cada uno una potencia y no se potencia él. El mejor regalo que le dio el Rebe es proyectar líderes y no centrarse en él”, insistió el empresario para describir al director de Jabad en Argentina.
Al explicar el crecimiento de este movimiento, Elsztain señaló que “tiene que ver con lo que el Rebe mandó como mensaje que es hacer el bien al otro no por hacer el bien, sino por lo que va a generar”.
“La juventud representa un momento de cambio y Jabad es un movimiento joven”, resaltó.
Otra personalidad del mundo empresario que colabora con la obra de Jabad es Roberto Goldfarb, dueño de DIARCO, quien colaboró con la nueva sede de Ieladeinu.
“Personalmente tengo trato con él (Grunblatt) desde hace aproximadamente 15 años y no dejo de salirme del asombro por su capacidad de trabajo, por su capacidad de convocatoria y  por la multiplicidad de actividades que realiza. Me parece una persona increíble en ese sentido”, afirmó para describir al rabino.
Goldfarb destacó “el infinito amor a la comunidad,” que muestra Grunblatt, quien –a su entender- “está dedicado de alma, cuerpo, vida y todo a la tarea que desarrolla”.
Incluso, el empresario se mostró asombrado por la definición del certamen de Chase Community Giving. “No recuerdo que se haya movilizado la gente que se movilizó, toda la comunidad y gente que no es de la comunidad, para votar a favor de Ieladeinu”, comentó.
En este sentido, Goldfarb adjudicó el triunfo “al poder de convocatoria de Grunblatt”. “La verdad que lo que pude ver y sentir era como un concierto de fanatismo. El día anterior a la definición prendo la TV y en las noticias escucho a alguien pidiendo a la gente que vote por Ileadeinu, a la mañana en la radio también. Me tiene asombrado”, comentó.
Sin duda que aquel triunfo de Ieladeinu por una exigua diferencia de 38 clicks, quedará en la memoria de todos, pero fueron suficientes para que el proyecto argentino se quede con el primer puesto con 27.514 votos con los 27.476 de una protectora de cachorros de Estados
Unidos.
El programa Ieladeinu atiende a 280 chicos víctimas de maltrato, en su mayoría judicializados, que reciben protección y cuidado a través de hogares y centros de día, donde se les brinda educación, alimentos, salud y, como remarcaba la campaña promocional en la votación online, “una segunda oportunidad”. En abril inauguró un edificio de seis pisos en Tucumán 3238, donde funcionan consultorios odontológicos y psicológicos.

*El Lubavitcher Rebe, Rabí Menajem Mendel Schneerson es el séptimo líder de la dinastía de Jabad Lubavitch. Fue descrito como la más grandiosa personalidad judía de este tiempo.

Foto: (de derecha a izquierda) Daniel Berliner, Eduardo Elztain, Tzvi Grunblatt y Guillermo Borger

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat