Inicio NOTICIAS Juraron seguir por su camino

Juraron seguir por su camino

Por
0 Comentario

«Renuevo mi compromiso de continuar en la senda que Abu Amar (nombre de guerra de Arafat) comenzó y por la que hizo numerosos sacrificios hasta que las banderas palestinas ondeen en las paredes, minaretes de las mezquitas e iglesias de Jerusalén», afirmó ante el público concentrado en Ramala su sucesor, Mahmud Abás (Abu Mazen).
«Debemos continuar juntos el camino y seguir los principios por los que Abu Amar se convirtió en mártir», apostilló.
Minutos antes, el presidente palestino había depositado una ofrenda floral sobre la tumba de Arafat. Junto a Abu Mazen, miles de personas se acercaron durante todo el día a depositar coronas de flores y rendir homenaje.
«Arafat no fue solo un presidente sino un padre para todos los palestinos. El sabía mantener unido a su pueblo e incluso grupos como Hamás y la Yihad Islámica le consideraban igualmente su líder», dice Mahmud Daglas, capitán de la Fuerza 17, la conocida guardia presidencial del «raís».
Sin embargo, Daglas, de 26 años y oriundo de una aldea del norte de Cisjordania, apunta a que apenas un año después de la muerte de Arafat se han producido muchos cambios: «Israel se comporta de manera distinta con Abu Mazen, hay más seguridad en las calles y tanto europeos como americanos nos han dado mucho dinero».
Considera que «es un hecho que hoy en día por lo menos en Ramala estamos más tranquilos, atrás quedaron los días en que ni podíamos salir a las calles porque estaban tomadas por los tanques israelíes».
Durante el acto conmemorativo, Mahmud Abás colocó la piedra angular de lo que será el nuevo mausoleo del difunto dirigente palestino, en el patio de la Mukata, alrededor de la actual tumba.
La AP ha proyectado la edificación de un monumento funerario y un museo sobre la vida y obra de Arafat, según el proyecto que firman diversos arquitectos palestinos.
La ceremonia estuvo marcada en todo momento por el más puro estilo militar, y en las honras fúnebres se intercalaron melodías patrióticas, marchas militares y la lectura de versículos del Corán.
«Abu Amar nunca soñó con un palacio en Palestina, pero sí con ser enterrado en Jerusalén y así será con la ayuda de Dios», afirmó rotundo Abás al recordar al padre del nacionalismo palestino.
Aurora

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat