Inicio NOTICIAS Las raíces judías de Cervantes

Las raíces judías de Cervantes

Por
0 Comentario

La trama `Don Quijote de La Mancha’ sólo puede entenderse si se acepta que quien la

escribió «era un kristiano nuevo», asegura Moshé Shaúl en la publicación de la secular

comunidad de origen sefaradita de Jerusalén.

En la última edición de la revista ‘Aki Yerrushalayim’, escrita en ladino, Moshé Shaúl comenta sus recientes investigaciones centradas en la figura de Miguel de Cervantes, en las que se especula sobre la posibilidad de que el autor tuviera antecedentes judíos.

En el siglo XVI existía una gran tensión en España, debido a la conversión de muchos judíos para evitar la expulsión del país y las persecuciones que llevaba a cabo

el tribunal de la Inquisición, dice Moshé Shaúl en un artículo titulado ‘Cervantes: desendiente de konversos?’.

Explica que para ser aceptado socialmente había que demostrar la ‘pureza de su sangre’, es decir, no tener antecedentes judíos, por ello muchos de los conversos se dedicaban a profesiones como la medicina, el comercio o al cobro de tasas.

El hecho de que el padre de Cervantes fuese cirujano y el escritor se dedicara a cobrar tasas durante veinte años pueden ser considerados, según algunos investigadores, como signos válidos para probar su identidad conversa.

LAS SIMILITUDES

La revista recoge las tesis del profesor Leandro Rodríguez, autor de obras como ‘Miguel, judío de Cervantes’ y La vía de Don Quijote en Sanabria’, quien afirma que el caballero refleja los sentimientos de los cristianos nuevos en esta época, solo que lo hace de «manera velada» por «espanto de la Inkizision». Rodríguez afirma también que el autor no nació en la localidad madrileña de Alcalá de Henares, como se creyó hasta ahora, sino que proviene de Sanabria (norte de España), donde vivieron muchos judíos, debido a los posibles apuntes biográficos y similitudes geográficas que aparecen en sus obras.

En la región de Sanabria hay «un kazal yamado Cervantes», así como otros lugares que «sus nombres son identikos con los de algunos nos lugares mensionados en el libro».

Además es posible que el autor buscara ocultar su lugar de nacimiento para no revelar su pasado converso.

Según Rodríguez, ‘Don Quijote’ es la odisea de la ‘djente de Sanabria’, y en cada línea del Quijote hay «una Sanabria tan eskondida i olvidada komo la verdadera sinyifikasion del Ingenioso Hidalgo».

Dulcinea, según esta interpretación, sería una metáfora de la ‘Shehina’, la presencia Divina en la religión judía, y por ello Don Quijote insiste en que las personas que encuentra en su viaje «rendan omaje a la ermozura de Dulcinea, malgrado ke no la konosen i no la vieron nunka».

DEL MARTIROLOGIO

Otro estudioso que sostiene esta tesis -según ‘Aki Yerushalayim’- es el profesor Kennteh Brown, de la Universidad de Calvary, en Canadá, quien afirma que tuvo acceso a un documento del siglo XVII que considera el Quijote como «uno de los libros de martirolojia djudia», esto es libros que describen las persecuciones de los judíos.

La revista, editada por la Asociación para la Conservación y Promoción de la Cultura judeoespañola, aparece tres veces por año bajo la dirección del periodista y etnógrafo Moshé Shaúl, editada en un idioma muy similar al que se hablaba en la España del siglo XVI y que los judíos sefardíes han mantenido hasta nuestros días.

En este ejemplar incluye recetas de la gastronomía sefaradí, filatelia y artículos sobre compositores judíos de música otomana, farmacología popular así como algunas poesías escritas en esa lengua ∎

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat