Inicio MEDIO ORIENTE Irán promete venganza tras el asesinato del científico nuclear y podría incluir un ataque con misiles a Eilat

Irán promete venganza tras el asesinato del científico nuclear y podría incluir un ataque con misiles a Eilat

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.-  El régimen de la República Islámica de Irán está más decidido que nunca a atacar a Israel tras la muerte de autor intelectual de las armas nucleares de Irán, Mohsen Fakhrizadeh.

El portal de noticias Ynet indicó que el tono utilizado el viernes por los líderes de la República Islámica, tras el asesinato del principal científico nuclear de Irán fue preocupante.

Indica que no solo buscan venganza por el asesinato atribuido a agentes israelíes, sino que también están preocupados por su efecto en la percepción pública en Irán, luego de que supuestas operaciones del Mossad aumentaron en número y alcance en el país, dañando la imagen del régimen ante los ojos de los iraníes.

Las operaciones, supuestamente llevadas a cabo por los servicios de seguridad israelíes, afectaron los esfuerzos de Irán no solo en lo que respecta a sus aspiraciones nucleares, sino también a su plan estratégico para establecer un segundo frente contra Israel en Siria y solidificar su disuasión en la región.

Después del asesinato por parte de Estados Unidos del líder de la Fuerza Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria, Qasem Soleimani, en enero, Irán lanzó un ataque con misiles contra dos bases militares estadounidenses en Irak, utilizando representantes pro-iraníes, como represalia.

medi1

Pero a pesar de cualquier deseo de llevar a cabo una venganza similar contra Israel, el régimen ahora se ve obligado a calcular su próximo movimiento con cuidado. Irán cree que Israel está detrás del asesinato, y no sin motivo.

Un funcionario israelí no identificado le dijo al New York Times que el mundo debería agradecer a Israel por la asesinato de Fakhrizadeh, incluso cuando Jerusalem no se ha atribuido oficialmente la responsabilidad de la operación.

El alto funcionario, que según el informe estuvo involucrado durante años en el seguimiento de Fakhrizadeh para Israel, también dijo que el país continuará tomando las medidas necesarias contra el programa nuclear de Teherán.

The Jerusalem Post publicó un artículo de opinión en el que apuntó que hubo un momento en que Hassan Nasrallah, líder de Hezbollah, su número 2, Imad Mughniyeh, y el líder de la Fuerza Quds del IRGC, Qasem Soleimani, se sentaban juntos y se sentían seguros. Ellos lideraban la “resistencia” contra Israel, y confiaban en que el Estado judío pronto sería derrotado, o eso creían. Estos hombres habían pasado por el incendio de la década de 1980, la guerra civil en el Líbano o la guerra Irán-Irak, y conocían las privaciones del pasado.

De alguna manera, es una tragedia que volvieran su fuego e ira contra Israel. Estos hombres, como el científico nuclear y general Mohsen Fakhrizadeh, que fue asesinado durante el fin de semana , poseían cualidades que superaban a otros de su generación. También tenían quejas legítimas, provenientes de una época en que los chiítas eran una minoría reprimida y sufrían la matanza que el régimen de Saddam Hussein y otros habían impuesto.

Lo cierto es que los israelíes han estado buscando eliminar a Fakhrizadeh durante un tiempo para interrumpir el programa nuclear militar de Irán. Pero más allá de eso, Jerusalem quiere obstaculizar cualquier renovación de las relaciones diplomáticas entre Irán y la administración entrante del presidente electo Joe Biden, quien ha indicado que buscaría volver a entrar en el acuerdo nuclear de 2015 del que se retiró el presidente saliente, Donald Trump en 2018.

Los líderes iraníes han dicho que sospechan que el asesinato del viernes fue una provocación de Israel para obligar a Irán a responder, lo que le otorga a Trump la excusa, que aparentemente busca, para atacar las instilaciones nucleares iraníes antes de que abandone la Casa Blanca.

Si la venganza de Irán tiene éxito en disuadir a Jerusalem de nuevos ataques y satisfacer las necesidades vengativas de la República Islámica, se necesitará tiempo y planificación.

Sin embargo, una respuesta iraní de largo alcance, una que podría causar muertes en Israel, obligaría a Biden a posponer cualquier plan para eliminar las sanciones paralizantes impuestas a Teherán por su predecesor. Como resultado, mientras exista la más mínima posibilidad de que la administración entrante levante las sanciones, los iraníes se abstendrán de dar una respuesta que deteriore aún más las relaciones bilaterales.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat