Inicio MEDIO ORIENTE Hamas advierte sobre un nuevo conflicto con Israel

Hamas advierte sobre un nuevo conflicto con Israel

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- Se espera que el Monte del Templo vuelva a abrirse a los visitantes judíos el jueves, cuando Israel celebra el Día de la Independencia, aunque esto depende de la evaluación de la situación, según confirmó el martes la Policía de Israel.

El Monte del Templo está cerrado a los visitantes judíos desde el 22 de abril.

Makor Rishon informó el martes por la tarde de que el Distrito de Jerusalén de la Policía de Israel había confirmado que se espera que el Monte del Templo vuelva a abrirse a los visitantes judíos el Día de la Independencia, aunque la policía dijo a The Jerusalem Post que esto dependería de una evaluación de la situación.

Según el Cuartel General Conjunto de las Organizaciones del Monte del Templo, se espera que el Monte del Templo esté abierto a los visitantes judíos el jueves de 7 a 11 de la mañana y de 1:30 a 2:30 de la tarde. A las 8 de la mañana, los visitantes judíos que suban al lugar tienen la intención de rezar oraciones festivas para conmemorar el Día de la Independencia, según el cuartel general conjunto.

El portavoz de Hamás, Abdel Latif Al-Qanou, advirtió que si se permitía a los judíos entrar en el sitio el jueves, sería un «detonante para una nueva confrontación» con Israel. El portavoz llamó a árabes y palestinos a llegar al Monte del Templo para hacer frente a las visitas judías. El movimiento advirtió el miércoles que Israel estaba «jugando con fuego y arrastrando a la región a una escalada de la que la ocupación es plenamente responsable».

Además, el martes por la noche, los medios de comunicación palestinos informaron de que la policía israelí impidió la llamada a la oración vespertina en la mezquita de Al Aqsa debido a una ceremonia del Día de la Memoria que se celebraba en el Muro Occidental.

El movimiento de la Yihad Islámica Palestina calificó el impedimento de la llamada a la oración como una «flagrante violación de los ritos religiosos de los musulmanes y «una peligrosa violación de las líneas rojas». El movimiento añadió que considera a Israel «plenamente responsable de lo que la situación va a provocar».

«Los llamamientos de los colonos a asaltar Al-Aqsa son una guerra contra nuestro pueblo y nuestros santuarios, y no dudaremos en defender nuestra Aqsa y nuestros santuarios», dijo el movimiento.

Los medios de comunicación palestinos publicaron el martes informes en los que se afirmaba que los visitantes judíos del lugar planeaban llevar banderas israelíes y cantar el himno nacional israelí en el Monte del Templo.

La Policía de Israel advirtió el miércoles contra los intentos de organizaciones terroristas y otras partes de difundir incitación y «noticias falsas» en relación con la situación en Jerusalén y en el Monte del Templo, subrayando que «se trata de publicaciones falsas que no se ajustan a la realidad y se publican para engañar al público, escalar e incitar».

La policía reiteró que las normas policiales relativas a la autorización de la oración musulmana y la prohibición de la oración judía no han cambiado ni se espera que cambien.

«Cualquiera que perturbe la paz, incite a la violencia, provoque disturbios y actúe violentamente de cualquier manera, será tratado con dureza y con tolerancia cero», dijo la Policía de Israel. «Cualquier apoyo, identificación o actividad en el marco de organizaciones terroristas será tratado por las fuerzas de seguridad con determinación y con todas las fuerzas y medios a nuestra disposición».

Las tensiones en torno al Monte del Templo y la mezquita de Al Aqsa han aumentado en las últimas semanas, en medio de enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad israelíes y los alborotadores árabes en el lugar.

El lunes por la mañana se izó en el Monte del Templo una gran pancarta de Hamás con una felicitación por el Eid al Fitr y una foto de un terrorista de Hamás, mientras más de 200.000 árabes visitaban el lugar para celebrar la fiesta que marca el fin del mes de ayuno del Ramadán. La pancarta fue retirada poco después de su colocación y uno de los responsables de su colocación fue detenido más tarde ese mismo día, según la policía.

El líder de Hamás en la Franja de Gaza, Yahya Sinwar, advirtió a Israel de que no debía «atacar» la mezquita de Al Aqsa, afirmando que el movimiento lanzaría una descarga de 1.111 cohetes en el próximo conflicto con Israel, durante un discurso pronunciado el sábado.

«Nuestro pueblo y nuestra nación deben prepararse para una gran batalla si la ocupación no deja de atacar la mezquita de al-Aqsa», dijo Sinwar. «Dañar al-Aqsa y Jerusalén significa una guerra regional, y no dudaremos en tomar cualquier decisión con nuestras santidades».

El líder de Hamás se dirigió a las demás facciones palestinas de Gaza diciendo que deben estar en alerta «porque la batalla no terminó con el fin del Ramadán, sino que empezará realmente con su fin».

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat