Inicio LATINOAMERICA CARLOS ZANINI: «LA CAUSA POR LA FIRMA DEL MEMORÁNDUM CON IRÁN ES UN DISPARATE FARSESCO»

CARLOS ZANINI: «LA CAUSA POR LA FIRMA DEL MEMORÁNDUM CON IRÁN ES UN DISPARATE FARSESCO»

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- El procurador del Tesoro de la Nación, Carlos Zannini, sostuvo este miércoles que la causa por la firma del Memorándum con Irán por el atentado a la AMIA fue un «armado» del gobierno de Cambiemos, que realizó un «apagón institucional», al tiempo que reclamó a los jueces que «cumplan la ley sin ceder a las presiones».

«Sean valientes, no cedan a las presiones y apliquen la ley sin temor al ruido mediático», reclamó Zannini a los jueces del Tribunal Oral Federal 8, en la segunda audiencia previa a resolver si declaran nula la investigación abierta por la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman y desisten de realizar el juicio.

El procurador del Tesoro sostuvo que «el armado de esta causa fue por lisa y llana voluntad de los que mandaron entre 2015 y 2019», al hablar en la audiencia, que entró en cuarto intermedio hasta el próximo miércoles 11 de agosto.

Zannini participó de la segunda audiencia oral y pública de manera virtual en la que también hablaron otros dos procesados en la causa, el senador por el Frente de Todos, Oscar Parrilli y la exprocuradora del Tesoro Angelina Abbona y sus abogados.

Los jueces habían escuchado antes de la feria judicial de invierno a la Vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien calificó al caso como un «disparate jurídico, político e institucional», conceptos a los que adhirió Zannini.

La causa por el Memorándum, en la que estuvo detenido con prisión preventiva durante 107 días, es «un disparate farsesco que sigue un libreto dictado desde fuera del Poder Judicial y se concreta con la acción de actores judiciales obedientes a ese mandato», dijo el funcionario nacional.

«Hubo un verdadero apagón institucional», continuó en relación al gobierno de Mauricio Macri y agregó que «no hubiera sido posible sin la perversión de unos pocos estratégicamente ubicados miembros del Poder Judicial».

«La mala política quiere que sean ustedes los que cumplan sus designios de proscribir a Cristina, en esos juegos de poder provocaron la muerte de mi querido amigo Héctor Timerman», agregó en relación al excanciller fallecido y que también estuvo procesado.

En medio de duras críticas a la Justicia, Zannini remarcó que las visitas a la Casa Rosada por parte de los dos jueces de la Cámara Federal de Casación que reabrieron el caso, Gustavo Hornos y Mariano Borinsky, y «las jornadas tenísticas» con este último, «no pueden albergarse dudas respecto de que se realizaba una coordinación entre el titular del Poder Ejecutivo y los miembros del Poder Judicial para predeterminar la constitución de los Tribunales».

«Hoy sólo hace falta comparar fechas de reuniones y las decisiones judiciales en coordinación con el titular del Poder Ejecutivo», concluyó.

A su turno, el senador por el Frente de Todos Oscar Parrilli aludió a «una matriz de atracción que tuvo en el juzgado federal 11 (a cargo del fallecido juez Claudio Bonadio) el designio de condenar enemigos políticos en todas las causas que le fueron asignadas».

«Por qué nos juzgó siempre Bonadio o (Julián) Ercolini, por qué se removieron jueces de la Cámara como (Eduardo) Freiler y /Jorge) Ballestero, por qué (Martín) Irurzun inventó una teoría, por qué (Carlos) Stornelli se dedicaba a extorsionar a testigos, por qué (Leopoldo) Bruglia y (Pablo) Berutzzi fueron puestos a dedo, violentando todas las normas, por qué (Gustavo) Hornos y (Mariano) Borinsky actuaron cuando no deberían haber actuado?» se preguntó.

Con esta causa «ustedes señores jueces y señor fiscal tienen la oportunidad de mostrar que no todos son iguales. No todos son la cloaca o los sótanos de Comodoro Py», agregó.

La audiencia abrió con la defensa de Zannini, a cargo de Fragueiro Frías, quien sostuvo que hubo una «maniobra fraudulenta» con participación del «Poder Ejecutivo y el Poder Judicial» en la reapertura de la causa por la firma del Memorándum con Irán por el atentado a la AMIA.

«Ya no queda ninguna duda» de que los jueces de la Cámara Federal de Casación Gustavo Hornos y Mariano Borinsky «mantenían reuniones con quien ejercía la máxima autoridad del Poder Ejecutivo», agregó el abogado en alusión a Macri.

La causa por la firma del Memorándum «francamente jamás debió haber llegado a esta instancia», de preparación de juicio oral, dijo además.

Al igual que en la primera audiencia del 16 de julio pasado, las partes querellantes de la DAIA y dos familiares de víctimas no se presentaron al trámite judicial.

Los jueces Gabriela López Iñiguez, Daniel Obligado y José Michilini terminarán de escuchar los argumentos de las defensas el próximo miércoles 11 de agosto y luego será el turno de las querellas si se presentan y del fiscal Marcelo Colombo.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat